"¿Haremos oídos sordos a su prontuario?": Cambio de nombre del aeropuerto abre debate sobre la figura de Pablo Neruda

La comisión de Cultura de la Cámara aprobó renombrar el terminal en su honor, lo que generó numerosas reacciones. El poeta hoy es cuestionado por la relación con su hija, que tenía hidrocefalia, y por un episodio narrado en sus libros, entendido hoy como una violación.

07 de Noviembre de 2018 | 14:16 | Por Consuelo Ferrer, Emol
El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- "No están los tiempos para homenajear a un maltratador de mujeres que abandonó a su hija enferma y confesó una violación, menos como imagen país".

El tuit emitido por la diputada humanista, Pamela Jiles, fue un corolario de la discusión que se desató en redes sociales desde que la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados aprobara el cambio de nombre del Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez por el del Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda.

"Queremos que cuando los extranjeros y turistas pisen el suelo chileno, lo primero que vean sea el nombre del poeta Pablo Neruda", aseguró la diputada PPD Carolina Marzán. "Tiene como principal objetivo reconocer a una de las figura más importantes de las letras no solo en nuestro país, sino a nivel internacional".

Pero no son el contenido de su poesía ni su legado literario los que han generado resistencia a la idea de renombrar el terminal aéreo, sino polémicos aspectos de su vida que, con los años, han comenzado a resignificarse.

¿Se puede separar al autor de su obra? ¿Chile, después del avance del movimiento feminista, debería instaurar más homenajes a Neruda?

"El encuentro fue el de un hombre con una estatua"


En 1974, cuando se publicó por primera vez el libro de memorias del poeta, "Confieso que he vivido", el episodio no llamó la atención. Pero eso cambió a medidados de esta década, cuando comenzó a circular nuevamente por redes sociales. Se trata de un hecho ocurrido en Ceilán, mientras era cónsul en Colombo, con una mujer de la raza tamil, en sus palabras "de la casta de los parias", quien entraba diariamente a su habitación para limpiar el tacho donde depositaba sus fecas.

"Se dirigió con paso solemne hacia el retrete, sin mirarme siquiera, sin darse por aludida de mi existencia, y desapareció con el sórdido receptáculo sobre la cabeza, alejándose con su paso de diosa. Era tan bella que a pesar de su humilde oficio me dejó preocupado", contaba Neruda.

El poeta, atraído por la belleza de la mujer, relata en su libro la forma en que, en vano, intentó conquistarla. "La llamé sin resultado. Después alguna vez le dejé en su camino algún regalo, seda o fruta. Ella pasaba sin oír ni mirar", decía.

"Una mañana, decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré cara a cara (...) Pronto estuvo desnuda sobre mi cama. El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible. Hacía bien en despreciarme"

Pablo Neruda
"Una mañana, decidido a todo, la tomé fuertemente de la muñeca y la miré cara a cara. No había idioma alguno en que pudiera hablarle. Se dejó conducir por mí sin una sonrisa y pronto estuvo desnuda sobre mi cama", asegura en el relato.

"El encuentro fue el de un hombre con una estatua. Permaneció todo el tiempo con sus ojos abiertos, impasible. Hacía bien en despreciarme. No se repitió la experiencia", finaliza.

En septiembre de 2015, la periodista Carla Moreno compartió el extracto del libro en una columna titulada "Confieso que he violado". "Tan naturalizada está la cultura de la violación y el racismo, que un hombre blanco y con poder puede incluir el relato de una violación como una anécdota más de sus memorias, y no pasa nada", dice en su texto.

"Como poeta, Pablo Neruda era muy bueno", planteó este martes en Twitter José Francisco Lagos, "pero ¿haremos oídos sordos a su prontuarios de abusos?".

"Por favor cumple tus deberes de padre"


Aunque se trata de uno de los episodios más polémicos de Neruda, no es lo único que se le reprocha. También han surgido fuertes cuestionamientos en torno su rol como padre de Malva Marina, la hija que tuvo junto a su primera esposa, María Antonieta Hagenaar. La niña, que nació con una hidrocefalia severa, murió a los ochos años.

"Mi hija, o lo que yo denomino así, es un ser perfectamente ridículo, una especie de punto y coma, una vampiresa de tres kilos", relataba a su amiga Sara Tornú a través de una carta. "La chica, me decían los médicos, se muere, y aquella cosa pequeñita sufría horriblemente, de una hemorragia que le había salido en el cerebro al nacer".

Cuando la pequeña tenía dos años, Neruda la dejó junto a su madre en la ciudad francesa de Montecarlo. Tras la separación, él se unió a Delia del Carril, con quien fueron pareja por veinte años. Mientras tanto, Hagenaar sufría serios problemas económicos, al punto que tuvo que dejarla en manos de cuidadores.

"Mi dear pig (querido chancho)", le escribe ella en una carta que pertenece hoy a la Fundación Neruda. "Es realmente imperdonable tu negligencia hacia nosotras, especialmente para tu bebé. Hoy 18 del mes no he recibido tu dinero. El 1° de este mes tuve que pagar los gastos de alojamiento de Malva Marina por el mes de octubre. Con mi salario solo pude pagar una parte de ello. Qué vergüenza realmente".

"La última vez me mandaste sólo $68 en lugar de $70. Espero que puedas agregar los $2 a los próximos $70 y me envíes $72. Por favor envíame el dinero lo antes posible (...) Debemos estar muy agradecidos hacia estas personas donde ella está, así es que por favor cumple tus deberes de padre", dice también.

"Nadie es uno"


Por eso, la discusión en torno a renombrar el aeropuerto en honor a su figura se encendió en redes sociales. Mientras muchas voces han surgido en contra de la iniciativa, otras la han respaldado señalando que el legado de Neruda como poeta y su reconocimiento internacional bastan para justificar el cambio de nombre.

Para el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, Agustín Squella, el nombre de Neruda es "indicadísimo para la parte del aeropuerto que recibe a los vuelos internacionales". "Arturo Merino Benítez puede pasar a serlo sólo de la de vuelos nacionales. ¿Por qué no? ¿Acaso a ese destacado comodoro, si se encontrara vivo, no le gustaría compartir honores con un poeta de la talla de Pablo Neruda?", asegura a Emol.

"Si fue un mal padre, reprobable sin duda; si por ahí cambió su poder de seducción por la fuerza, más reprobable aún"

Agustín Squella
Sin embargo, no se inclina por ninguna de las dos opciones. "A mí siempre me ha gustado más Pudahuel, una palabra a la vez dulce y sonora", propone. Sobre los cuestionamientos a su figura, Squella plantea que cada ser humano es "un baúl lleno de gente".

"Neruda, el mejor de nuestros poetas, y quizás de todo el ámbito de habla castellana, tuvo luces y sombras, como pasa por lo demás con todo individuo de la especie humana. Su 'Oda a Stalin', un auténtico asesino en serie, es un insulto a la conciencia moral de cualquiera", afirma.

"Si fue un mal padre, reprobable sin duda; si por ahí cambió su poder de seducción por la fuerza, más reprobable aún. No es mi ánimo excusar conductas como esas, pero nadie es uno. Todos somos más de uno", dice. "Cada uno de nosotros tiene que responder por cada uno de los varios que es".

"¿Por qué no volver simplemente a Pudahuel, o sea, a las raíces?", resume.

¿Y Margot Duhalde?


Una de las voces que criticó la decisión fue la de la historiadora y autora de "Chilenas Rebeldes", María José Cumplido. "Margot Duhalde era un nombre mucho mejor para un aeropuerto. Pero ahí siguen nombrando todo con Pablo Neruda, como si ya no fuera suficiente", afirmó a través de Twitter.

En conversación con Emol, la escritora primero cuestiona el fin de cambiar el nombre del aeropuerto y también la elección del nombre, que le parece "banal". "¿Por qué Pablo Neruda, si hay miles de cosas con ese nombre? Es una figura archiconocida y yo creo que nombrar Pablo Neruda al aeropuerto no aporta en nada, ni a la visibilización de figuras históricas relevantes ni muchos menos a la historia de la aviación en Chile", plantea.

"Es una figura archiconocida y yo creo que nombrar Pablo Neruda al aeropuerto no aporta en nada, ni a la visibilización de figuras históricas relevantes ni muchos menos a la historia de la aviación en Chile"

María José Cumplido, historiadora
Aunque reconoce su relevancia como figura histórica, política y cultural, cree que no es bueno destacarlo "como un héroe", pero sí valora que su figura se cuestione a la luz de los nuevos elementos que se han ido masificando. "Vincula a los pueblos con la reflexión sobre sus figuras públicas, históricas y sobre su historia", explica. Esa reflexión permitiría dar espacio para visibilizar a otros personajes, desde el punto de vista de la relectura de la historia.

Como primera opción, propone entender quién fue Arturo Merino Benítez. "Fue uno de los militares que reunió a militares pro Allende en un contexto de militares golpistas, lo que a mí me parece muy interesante", dice.

"Ahora, si hay un deseo de generar otras figuras, yo propuse Margot Duhalde porque es mujer y sabemos que el 95% de los nombres de las cosas tienen nombre de hombre. En ese sentido, me parece proponer una mujer para visibilizar justamente a nuestras mujeres en la historia. Ella fue la primera mujer chilena en volar aviones de guerra en una época donde las mujeres no podían volar aviones, y fue una pionera en ese sentido. Junta dos cosas: la historia de las mujeres y la historia de la aviación en Chile", concluye.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores