EMOLTV

La arremetida de Boric contra Sergio Onofre Jarpa que pone en riesgo "la ventana de diálogo" con la oposición

Analistan concuerdan que las críticas respecto al fundador de Renvación Nacional y ministro de Agusto Pinochet "no facilitan" acuerdos en las futuras reformas y que con esto el Presidente buscaría "consolidar el 28% o 30% de aprobación".

14 de Agosto de 2023 | 15:00 | Por Beatriz Mellado, Emol.
imagen

El Presidente Gabriel Boric dijo que personas como Segio Onofre Jarpa "terminaron sus días impunes, pese a todas las tropelías que cometieron".

Aton
Las críticas del Presidente Gabriel Boric al fundador de Renovación Nacional, Sergio Onofre Jarpa, irritaron en la oposición y analistas advierten que las polémicas declaraciones podrían cerrar la posibilidad de diálogo y llegar a acuerdos en las reformas que se están tramitando.

En medio de una ceremonia en conmemoración de las protestas realizadas entre mayo y agosto de 1983 en contra de Augusto Pinochet, Boric señaló que gente como él (Sergio Onofre Jarpa) "terminaron sus días impunes, pese a todas las tropelías que cometieron", en alusión al rol que tuvo como ministro del Interior durante la dictadura.

Las declaraciones no cayeron bien en RN y el timonel del colectivo, Francisco Chahuán, exigió que el Jefe de Estado se disculpe con lo que fue la figura del exsenador y ministro. Y este lunes, la presidenta de Evópoli, Gloria Hutt, en conversación con Radio Cooperativa, señaló que "el Presidente lamentablemente en repetidas oportunidades nos golpe fuertemente a toda la derecha en bloque, más allá de la opinión sobre Sergio Onofre Jarpa, que ha sido durísima, nos golpea, al mismo tiempo que critica que nosotros no participemos en los diálogos y las mesas de trabajo a los que ellos nos convocan, que ellos mismos bajan".

La arremetida contra Onofre Jarpa fue el mismo día en que el exministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, renunció a su cargo. A raíz de la salida del secretario de Estado, todo el oficialismo se cuadró bajo la noción de que la oposición no tiene más "excusas" para avanzar en la reforma previsional y el pacto fiscal.

Hoy fue respaldada por varis voces del oficialismo, como la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, y el timonel de Convergencia Social, Diego Ibáñez. "Cada uno sabe qué rol jugaron en la historia y Onofre Jarpa efectivamente fue una persona que participó del Golpe de Estado, que luego fue ministro del Interior de Pinochet y que bajo su mando como ministro del Interior, murieron personas", comentó Vodanovic.

La visión de analistas


Las señales cruzadas se dan a semanas de la conmoración de 50 años del golpe de Estado. Según el analista y director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, Marco Moreno, "La Moneda tendrá que manejar de mejor manera el discurso en relación al golpe de Estado de 1973 si quiere mantener abierta la ventana de diálogo con la oposición que se abrió con la salida de Jackson".

"De escalar el estilo adversarial de la comunicación de gobierno podría servir de argumento para que la oposición se cierre a la posibilidad de dialogar y facilitar la forja de acuerdos", agregó.

"Pareciera enfocado en hablar solo a izquierda a fin de contener una base de apoyo en medio de este escenario de crisis"

Tomás Duval, analista
A juicio del analista político de la Universidad Autónoma, Tomás Duval, "El presidente Boric ha mantenido desde hace ya un tiempo un discurso centrado en los 50 años, dejando de lado temas duros como seguridad, pensiones u otros".

"En ese sentido pareciera enfocado en hablar solo a izquierda a fin de contener una base de apoyo en medio de este escenario de crisis para el Gobierno de ahí puede entenderse la alusión a Jarpa. Sin duda no aporta a modificar clima para lograr al menos diálogo y posibilidad de acuerdos en otras materias", añadió.

No obstante, advierte que "para la centro derecha es un desafío ya que existe la tentación de caer en una suerte revisionismo de la dictadura lo cual sería no solo un retroceso sino también un problema político para este sector político".

En conversación con EmolTV, el académico de la Universidad de Talca Mauricio Morales, sostuvo que "me sorprendieron las declaraciones del Presidente porque está llamando a la oposición a dialogar y por otra, se pone a discutir o hacer un juicio - que puede ser valido o no - el asunto es sobre la oportunidad para realizar esto. Acaba de sacar a Jackson para promover diálogo y enerva a la oposición y en vez de traerla a la moderación, la empuja a uno de los extremos y hace mas inviable que las dos reformas vean la luz".

"Acaba de sacar a Jackson para promover diálogo y enerva a la oposición. En vez de traerla a la moderación, la empuja a uno de los extremos"

Mauricio Morales, analista

En su opinión, con estas señales el Presidente busca "arrinconarse, amarrarse, quedarse y consolidarse con el 28% o 30% de aprobación, me parece que él está conforme con esto. Sabe que es muy difícil que pueda avanzar y es muy improbable que pueda retorcer".

Asimismo, el académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca, Mario Herrera, indicó que "el Presidente le está hablando a su electorado más duro. Su aprobación presidencial en los últimos meses se ha mantenido estable en torno al 30% precisamente porque en ese tercio aún no aparece la desaprobación".

"Normalmente, los presidentes entran en una posición casi irreversible de aprobación presidencial cuando pierden su base de apoyo más dura. De cara a los 50 años del golpe es esperable que este tipo de declaraciones sigan apareciendo", señaló.

La trayectoria Sergio Onofre Jarpa


Para Alejandro San Francisco, académico de la Universidad San Sebastián y de la Universidad Católica, Sergio Onofre Jarpa - además de Jaime Guzmán y un par más - "es uno de los dirigentes más importantes de la derecha chilena en asegunda mitad del siglo XX y de la política chilena en general".

"Sergio Onofre Jarpa fue uno de los pocos políticos que ejerció cargos relevantes en los partidos políticos antes del 11 de septiembre de 1973 y tras la restauración de la democracia", relató San Francisco.

En esa línea detalló que fue presidente del Partido Nacional a fines del gobierno de Eduardo Frei Montalva y durante toda la Unidad Popular; después fue fundador y presidente de Renovación Nacional en un momento decisivo, como fue la transición y el primer gobierno de la democracia, de Patricio Aylwin.

Además, fue ministro del Interior entre 1983 y 1985. "Con él se inició la apertura política y el diálogo con la oposición. En 1985 fundó el Frente Nacional del Trabajo y posteriormente se fusionó con la Unión Nacional y la UDI para dar vida a Renovación Nacional", detalló el académico.

"Es uno de los dirigentes más importantes de la derecha chilena en asegunda mitad del siglo XX y de la política chilena en general"

Alejandro San Francisco, académico
Asimismo, destacó que "en la noche del 5 de octubre de 1988 fue el primer actor político relevante en reconocer el triunfo del 'No', en un programa de televisión en el que participó junto con Patricio Aylwin. Este último le reconoció un gran aporte en la democracia de los acuerdos".

Respecto a por qué se convirtió en uno de los principales adversarios para la izquierda, San Francisco explicó que "Jarpa fue un duro contradictor de la Unidad Popular, fue de los que levantó la tesis de que el gobierno de Allende había caído en la ilegitimidad y apoyó desde el Partido Nacional el Acuerdo de la Cámara de Diputados sobre el grave quebrantamiento del orden constitucional y legal de la República”.

"Apoyó la intervención militar y al Gobierno de las Fuerzas Armadas y de Orden -así solía llamarle- desde el primer momento, y lo sirvió como embajador y ministro. Era un hombre fuerte y claro, de los duros como se decía, 'una sola línea' como repetía su exitosa campaña a senador en 1973", agregó.