Comida espiritual

02 de Noviembre de 2009 | 09:02 |
Algunas personas desarrollan una relación con los ingredientes y la comida especial, se podría decir que es una suerte de extensión de su vida espiritual. Ese parece ser el caso de la chilena Heidi Dettwiler, quien desde hace 25 años es vegetariana.

Esta condición la ha acompañado en su paso por la vida y las terapias complementarias de las cuales ya es maestra; terapias florales, medicina ayurveda y tibetana, yoga y hoy, el centro de meditación Miravalle, ubicado en Los Vilos.

Heidi decidió, después de años de festejar a otros con sus platos, escribir un libro donde reúne 84 recetas vegetarianas que ella denominada “para alimentar la paz”.

Y en cada una de sus páginas entrega esos milenarios conocimientos que ha ido acumulando, especialmente, en el capítulo que explica por qué hay que dejar de comer carne. Y la primera razón, simple: es el mejor camino para detener la ingesta de grasas.

Asimismo, se explaya en la alimentación como camino hacia la sanación, donde aclara que son las comidas pesadas, las livianas y hasta las comidas que deben ser ingeridas de acuerdo al ‘humor’.

Cada receta presentada es un despertar a los sentidos: aperitivo de jengibre; berenjenas en escabeche; salsa de menta o salsa de albahaca; crema de alcachofas, sopa de miso.

Sabrosas de sólo verlas en las fotografías, nadie podría dejar de preparar unos barquitos de endibias o unas albóndigas de soya.

Los postres son otra cosa, una delicia y una tentación: brulee de tofu, mousse demote con huesillos, dulce de sémola o pan de linaza.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores