Modelos trans: Las mujeres que también luchan por la igualdad

Tras años de tocar puertas en un rubro que glorifica a quien nació físicamente como mujer, la industria les dio por fin un espacio. Pero la realidad de muchas no es bajo el amparo de la moda. Aquí repasamos a algunas maniquíes internacionales, y la esperanza de una chilena por una pronta Ley de Identidad de Género en el país.

08 de Marzo de 2017 | 15:09 | Por Ángela Tapia Fariña, Emol.

De izq. a der.: Anjali Lama, Hari Nef, Andreja Pejic y Valentina Sampaio. Ellas son algunas de las exponentes más visibles de la integración que por años, las mujeres trans han tratado de lograr en distintos rubros de la sociedad.

Instagram
SANTIAGO.- Mientras la semana pasada, las autoridades españolas prohibían la circulación en Madrid de un bus en el que se leía “si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo"; en las calles de Francia circulaba otro mensaje desde la portada de la revista Vogue. Ahí, Valentina Sampaio se presentaba en la tapa con el título: "La belleza transgénero. Cómo están cambiando el mundo".

Sampaio, al igual que muchas otras afamadas modelos trans, han alcanzado la cúspide de sus sueños laborales al poder ser reconocidas en la industria de forma profesional y tal como son, mujeres. Pero esto ocurre, no sin antes haber tenido que pasar una serie de obstáculos por su condición. La brasileña lo tuvo más fácil, ya que asegura que se crió en un lugar en que la respetaban tal como era. Pero no todo fue bonito en su camino. “No niego que al comienzo de mi carrera ocurrieron cosas. Vi cosas, escuché comentarios feos", dijo, agregando que uno de sus primeros contratos lo perdió por ser trans. "Era una firma conservadora y no quería que la marca fuera identificada conmigo".

Otra modelo, Anjali Lama, no lo tuvo tan fácil desde un principio. Estaba acostumbrada al rechazo: su familia le había dado la espalda cuando decidió seguir su identidad, y en su pequeña aldea al norte de Katmandú, las burlas eran continuas. Postuló tres veces a la Semana de la Moda de Nepal y siempre fue descartada por ser transgénero. Se movió nuevamente de lugar, esta vez a Bombay, donde al fin en enero pasado logró un lugar en la Semana de la Moda de Lakme. Ha sido el momento más feliz de su vida, dijo.

Con ellas, Hari Nef, Andreja Pejic –la primera trans en salir en Vogue USA-, Lea T y la misma Caitlyn Jenner, entre otras, ocupan su espacio público desde la industria para alentar a niñas y mujeres a no dejarse abatir por los rechazos. “La moda es un instrumento para que se hable del tema, que está siendo debatido, de manera que en el futuro no seamos más víctimas de prejuicios", aseguró Sampaio tras la portada de Vogue París.

“Pero somos más que cuerpos caminando por las calles o una pasarela”, dice en Chile Niki Raveau, escritora, curadora de arte, una que otra vez modelo, y directora de la Fundación Transitar, dedicada a acoger a niños trans y a sus familiares. “Somos muchas ideas, mucho esfuerzo, mucha valentía. Hay que ser valiente para ser transexual y salir a la calle. Sobre todo las chicas trans que viven en sectores más vulnerables o donde tienen que hacer grandes recorridos en micro y vuelven solas de noche”.

Esta chilena, que participó en los años 90 en la Sao Paulo Fashion Week -aún como Nicolás-, ha desfilado en Brasil y Argentina –trajes de hombre y mujer-, y hasta hace unos meses en Santiago, caminó en la pasarela de Viste la Calle Catwalk. Para esa última ocasión ya se llamaba Niki, había decidido vivir aquí para trabajar con Transitar y hasta se había presentado como concejala por Santiago. Todo, con tal de poner el tema de transgéneros y transexuales sobre la mesa, y luchar por una Ley de Identidad de Género que les ahorre en el futuro pasar por los engorrosos trámites que, ella misma cuenta, son necesarios hoy en día para que legalmente una persona pueda cambiarse de nombre y de sexo. De momento, el proyecto legislativo lleva cuatro años tramitándose en el Congreso.

Golpes y sin acceso a trabajo

“Invito a marchar a todas las mujeres y niñas trans, porque nosotras tampoco queremos más violencia, tampoco queremos más exclusión, tampoco queremos más hombres acosadores (…) Queremos ser libres, poder caminar”, dice Raveau en un video de Facebook, haciendo un llamado a manifestarse este 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer e Igualdad de Género.

Si hoy en día la lucha de la igualdad busca, entre otras cosas, detener la violencia y conseguir los mismos salarios entre hombres y mujeres, Raveau señala que, en general, las trans ni siquiera tienen acceso a un trabajo remunerado y que las golpizas e insultos callejeros son un tema común. “Ya que te vean de día en la calle, es una ofensa para mucha gente”, dice antes de explicar los dilemas sociales que existen incluso si se quiere ir a un baño público: “Si vas al de mujeres dicen que entraste para mirar y si vas al de hombres, te pueden pegar”.

Raveau estudió en el Verbo Divino, capeando como pudiera los constantes partidos de fútbol que se organizaban y el bullying. “No terminaba nunca de sentir que era un hombre. Trataba de masculinizarme más, de correr más rápido, de tener más fuerza; responder antes en las pruebas, competir con los hombres y ser mejor, a ver si así encontraba una respuesta, pero no la encontraba” recuerda.

Fueron varios años los que le tomó para dar inicio a su transición: algo que le costó el alejamiento de su familia –hoy están felizmente en pleno proceso de retomar las relaciones-. Además, una vez que comenzó a vestirse de mujer, vio cómo los clientes que solían comprarle cuadros, comenzaron a desaparecer. En esta soledad, la fundación y su trabajo en ella fue fundamental.

Feliz, a pesar de todo

Niki lleva un año y medio haciendo los trámites para cambiar su nombre y sexo en el registro civil. “El tribunal me lo rechazó, aduciendo que como yo tengo un pene, eventualmente podría ser padre así que no puedo ser mujer”, explica. Tras eso, debió recurrir a la Corte de Apelaciones.

Si bien dice que lo ideal es que una Ley de Identidad de Género en Chile sea igual para niños y adultos trans, hoy se discute si solo se va a permitir que los mayores de edad puedan hacer los trámites para registrarse con el género al cual se identifican, sin tener que acudir a un sexólogo y psiquiatra, tal como Niki lo debió hacer.

“Es humillante e incómodo. Me hicieron esperar 3 horas y media, solamente en el psiquiatra. Y los que estaban ahí, solo eran personas imputadas y trans (…) Entré a hablar con él, me dijo un par de extractos de literatura médica y empezó a hacerme preguntas que tenían como base: ‘Bueno, cuéntame, ¿cómo te masturbas? ¿Cómo fue tu última experiencia sexual?’”.

Esperanzada de que la discusión del proyecto de ley se haga antes del fin de este Gobierno, Niki asegura que pese a todos los tristes momentos que ha pasado, hoy vive feliz. Sí, es cierto que aún no es reconocida por el Estado como una mujer, pero el trabajo con los niños trans y sus familias va avanzando y, de paso, retomó su trabajo artístico y el próximo 18 de marzo se inaugurará una exposición en el MAVI, de la que fue curadora. ¿Volver a modelar? No lo descarta, pero no es su prioridad.

“Al final, todo este tema del género no es una cosa al azar. Tiene que ver con un sentir profundo, con quien tú eres y como tú expresas quien eres”, resume.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores