Joven británica sufrió derrame cerebral del que culpa a las pastillas anticonceptivas

Issy Fox tuvo que ser llevada de urgencia al hospital luego de que manifestara extraños síntomas, como no poder hablar correctamente, tener una inusual sonrisa y dificultades al levantar los brazos.

15 de Marzo de 2019 | 23:08 | Redactado por M.J. Hermosilla, Emol
Issy Fox / Instagram
En febrero pasado Issy Fox (28), madre de dos niños de Cheshire, Reino Unido, tuvo que ser llevada de urgencias al hospital, después de notar que algo no andaba bien en su cuerpo. Cuando intentaba hablar no podía modular, uno de sus hombros estaba caído y se sentía muy débil para levantar el brazo.

Su madre, quien se encontraba con ella cuando empezó a sentir los síntomas, llamó rápidamente a una ambulancia para que ayudaran a su hija, con el miedo a que terminara paralizada de forma permanente o que muriera.

Al llegar al hospital, los doctores la atendieron y aseguraron que la joven había sufrido un accidente cerebrovascular. Y, cuando intentaron investigar las razones del accidente, no encontraron nada que pudiera explicarlo, solo que hace tres meses había comenzado a tomar la píldora anticonceptiva.

"Todos los exámenes de sangre y de corazón no mostraron nada que se asociara al derrame cerebral. No había ningún antecedente familiar, mi corazón estaba bien y los resultados aparecían con buenas cifras", relató la joven.

"Lo único que los doctores encontraron que yo había hecho diferente en el último tiempo, fue que empecé a tomar la píldora anticonceptiva", afirmó Issy.


Crédito: Issy Fox / Captura Instagram

Según informó el Daily Mail, el Servicio Nacional de Salud británico reconoce que tomar la píldora anticonceptiva aumenta el riesgo de un coágulo en la sangre, debido a que el estrógeno incrementa el número de agentes coagulantes en el cuerpo.

Si un coágulo de sangre se mueve y bloquea un vaso sanguíneo que abastece al cerebro, puede causar un accidente cerebrovascular.

Sin embargo, la institución asegura que el riesgo es muy pequeño y que los doctores deben hacer pruebas para saber si las mujeres son propensas a tener coágulos antes de recetar la píldora.

"Lo que los doctores creen es que el coágulo de sangre se movió en algún momento, lo que significa que el daño que sufrí fue mínimo considerando el tipo de derrame cerebral que tuve", relató Fox.

Además, la mujer cuenta que este incidente tuvo un gran impacto emocional en ella debido a la cantidad de daños físicos que vivió. "Al principio me sentí impactada, tenía que pasar por efectos secundarios físicos, como la paralización de mi mano, de mi cara y la fatiga", contó la joven.

Pero, ahora son los efectos secundarios mentales los que están afectando a Issy debido al miedo que tuvo cuando sintió los primeros efectos. Pasó por momentos de mucha rabia donde se preguntaba '¿Por qué a mí?', hasta tener que estar siempre con alguien a su lado como su madre o su marido, a pesar de estar tomando medicamentos anticoagulantes y haber dejado de tomar anticonceptivos.

Un día gris


El día del accidente empezó como una jornada normal para Issy, no fue a su empleo ya que era viernes y ese día no trabaja, por lo que pasó tiempo cuidando a su hijo pequeño y decidió almorzar con su madre en un restaurante ubicado cerca de su casa.

Después de comer, los tres se volvieron a su hogar y descansaron un rato. A los minutos Issy no podía hablar coherentemente, intentaba decir palabras pero no le salían correctamente.

"Mi madre me dijo que toda mi cara se cayó y que yo estaba diciendo ruidos extraños. Ella me dijo, '¿qué estás haciendo?', y le intenté responder que no sabía y que no me sentía bien", señaló la británica.

Desde ese momento, Issy empezó a empeorar físicamente, uno de sus brazos se volvió débil y su ritmo cardíaco empezó a aumentar. La madre llamó rápidamente a una ambulancia y en minutos ya estaba en la casa de la joven.

"Los paramédicos me empezaron a examinar y hacer preguntas como si podía sonreír, pero no pude. Después me pidieron que levantara los brazos, y uno de ellos estaba significativamente más abajo que el otro", contó Issy, agregando que los especialistas la llevaron rápidamente al hospital para ser tratada.

Hoy, a pesar de que no está cien por ciento recuperada ya que continúa con partes de la cara dormida, asegura que nunca más volverá a tomar sus pastillas anticonceptivas y que elegirá el uso de preservativos para el control de natalidad.

"Por ahora los preservativos me servirán como método anticonceptivo, solo tendré que tener más cuidado. Pero estoy muy agradecida de estar viva", aseguró la joven.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores