ediciones especiales

¿Cuáles son los riesgos de no vacunar? Experto advierte sobre posible regreso de patologías como el sarampión y poliomelitis

El infectólogo infantil de Clínica Alemana, Jaime Rodríguez, aseguró que para que las vacunas sean efectivas es esencial que la mayoría de la población haya sido inoculada.

05 de Abril de 2019 | 19:30 | Por Camila Mardones, Emol
SANTIAGO.- En los últimos años, organismos de salud de todo el mundo han alertado sobre los efectos que está teniendo la creciente tendencia entre muchos padres de no vacunar a sus hijos. El regreso de enfermedades que se consideraban erradicadas, como el sarampión o la rubéola, han sido asociados en varios países a la fuerza que ha adquirido el movimiento antivacunas.

En el caso del sarampión por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre 2000 y 2016, las vacunas evitaron la muerte de 20,5 millones de personas. Sin embargo, en los últimos dos años el sarampión se ha masificado en Europa con una velocidad que preocupa a las autoridades de varios países, llegando a registrarse más de 14 mil casos al año.

Esta situación llevó a que la OMS calificara el rechazo a la vacunación como una de las principales amenazas a la salud pública en la actualidad.

En el caso de Chile estos movimientos también han adquirido protagonismo. El infectólogo infantil de Clínica Alemana, Jorge Rodríguez, advirtió sobre los potenciales riesgos de no vacunar a los niños. “Las vacunas son consideradas la segunda política de salud pública más importante de la historia, después del agua potable. Este descubrimiento ha tenido más relevancia que los antibióticos o las cirugías”, recalcó el experto.

“Efecto rebaño”

El infectólogo aseguró que uno de los riesgos de no vacunar a los niños es que la efectividad de las vacunas está relacionada a que la mayoría de la población haya sido inmunizada.

“Ninguna vacuna entrega una protección del 100%. Si por ejemplo un niño está vacunado contra el sarampión, sabemos que la eficacia de la vacuna es del 90%. Pero si todos sus compañeros también fueron inmunizados, el niño estará completamente seguro”, dijo Rodríguez.
“Eso es lo que se denomina efecto rebaño. Sabemos que si más de un 20% de esa comunidad no ha recibido su dosis, no solo se puede enfermar el niño sin vacuna, sino también el que sí la recibió”, añadió el experto.

El especialista enfatizó que el rechazo a las vacunas no sólo implica un riesgo para quienes no son inoculados, sino también para el resto de las personas. “Hay quienes lamentablemente no se pueden vacunar por condiciones médicas, porque tienen una enfermedad crónica, las defensas bajas, o contraindicaciones específicas para las vacunas. Son pocos, pero existen, y una baja en el número de personas que no se vacunan los deja expuestos”, dijo Rodríguez.

El origen de los movimientos anti vacunas

¿Por qué cada vez más personas están rechazando la inoculación? Según explicó Rodríguez, los movimientos anti vacunas son casi tan antiguos como el descubrimiento de ellas en el siglo XVIII. Sin embargo, un artículo publicado en 1998 por la revista científica The Lancet fue clave para la masificación del rechazo que actualmente existe.

Las vacunas son la segunda política de salud pública más importante de la historia, después del agua potable. Este descubrimiento ha tenido más relevancia que los antibióticos o las cirugías

Jorge Rodríguez, infectólogo infantil de Clínica Alemana
El artículo, basado en 12 casos en Reino Unido, establecía la existencia de un vínculo causal entre la vacuna triple viral –contra el sarampión, parotiditis y rubéola- y el autismo. Aunque la mayoría de los co autores de la investigación reconoció posteriormente que falsearon los datos por razones económicas, uno de los científicos mantuvo su tesis.

Respecto al estudio, Rodríguez señaló que “es importante recordar que esta vacuna se coloca en todo el mundo y supuestamente en el único lugar en el que habría ocurrido esto es en Inglaterra”. El infectólogo aseguró que estudios posteriores descartaron que existiera una relación entre el autismo y las vacunas, pero muchas personas continuaron creyéndolo así.

El especialista de Clínica Alemana afirma que a lo anterior también se sumaría la falsa sensación de seguridad en la población. Esto, ya que al no encontrarse en contacto directo con enfermedades como el sarampión, la poliomielitis y otras patologías graves, las personas no perciben los riesgos que implicaría su regreso.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores