Guía práctica para el cuidado del agua: ¿Cómo reducir el consumo de este recurso?

Menos del 1% del total del suministro potable está disponible para consumo humano, el resto está congelado. Existen distintos métodos para conservar de mejor manera este bien, por ejemplo revisar si las cañerías tienen filtraciones o cambiar hábitos en el hogar.

29 de Agosto de 2019 | 06:00 | Equipo Multimedia, Emol

    Cocina

    1. Lavaloza

      Para lavar la loza utilice una lavaza (fuente de agua y detergente).

      No use agua para descongelar alimentos.

      Usa reductores de caudal o aireadores en los grifos. Estos dispositivos impiden que el caudal supere el límite fijado. Se aconseja 8 litros por minuto (en el caso de la ducha, son 10 litros/minuto). Es un ahorro entre 40% y 50%.

      Nunca dejes la llave corriendo sólo para esperar que el agua se enfríe. Si siempre quieres agua fresca fría, siempre ten una botella en el congelador.

      Nunca arrojes aceite, líquido de frenos o anticongelante al drenaje. Son sustancias muy contaminantes que llegan a ríos y mares. Déjalos en una botella y bótalos a la basura.

    2. Para cocinar

      Hervir los alimentos en la menor cantidad de agua posible.

      Pon una vaporera de verduras encima del arroz, las papas o la pasta que estás hirviendo para cocinar las verduras al vapor.

      Mantén un balde para recoger el agua potable sobrante, el agua utilizada para enjuagar las verduras y hervir los alimentos, ya que puede servir para riego.

    3. Electrodomésticos

      Siempre prefiere electrodomésticos eficientes. Modelos más nuevos de lavadora pueden reducir drásticamente el uso de agua (28 galones por carga, en vez de los 41 galones de promedio).

      Usar lavadora o lavaplatos sólo cuando estén con carga completa.

      Lavar la ropa en programa específico máximo una vez por semana.

      Juntar el agua de la lavadora para regar las plantas.

      Utiliza jabón de pasta o detergente biodegradable (sin fosfatos), que disminuye la contaminación.

  • Baño (equivale al 75% del agua que utilizamos)

    1. Aseo personal

      Cierra la llave cuando te cepilles los dientes y en la ducha, mientras te enjabones.

      Reduce el tiempo destinado en ducharte. Una ducha de 5 minutos equivale a 100 litros de agua.

      Evita baños de tina, gastan hasta siete veces más agua que una ducha corta.

      Puedes ducharte dejando botellas o recipientes en el piso. Luego usas ese agua en otras actividades.

    2. WC

      Cerciórate de que el WC funcione perfectamente
      Coloca algunas gotas de colorante dentro del estanque. Espera 15 minutos antes de tirar la cadena. Si durante ese tiempo el colorante ha entrado a la taza, hay una fuga de agua. Si tu WC consume mucha agua, prueba poniendo botellas cerradas dentro del estanque para consumir menos.

      No ocupes el WC como basurero ni tires la cadena sólo para botar papeles.

      Llena el lavamanos para afeitarte, no lo dejes correr.

      Nunca arrojes colillas de cigarrillo al WC. Una de ellas puede contaminar con químicos hasta 50 litros de agua, que las plantas de tratamiento no son capaces de limpiar.

    Otros tips para el hogar

    1. Revisa si hay cañerías deterioradas, para evitar filtraciones.
      Durante un periodo en que no haya gente en el hogar, deja todo bien cerrado. Si al volver los números del medidor cambiaron, significa que hay una fuga.
      Una simple gotera puede llega a producir pérdidas de 11 mil litros al año.

      Separa la ropa para estar en la casa y la del trabajo. La primera la puedes usar varias veces antes de tener que lavarla.

      Evita lavar el pisos exteriores o terrazas con manguera, prefiere un trapero.

      En tu jardín prefiere las plantas autóctonas, para no excederte en el riego. Aprovecha a recoger el agua de la lluvia para usarla.

      Si necesitas regar, hazlo en la noche: durante el día puedes perder hasta un 30% por evaporación.

      Lava el automóvil en centros de lavado que reciclen el agua. Si lo haces tú, prefiere lavar con balde en vez de manguera.

    Dieta alimenticia

    1. Come más verduras y semillas, ya que se necesita una enorme cantidad de agua para producir productos de origen animal, como carne y lácteos.

      Toma una taza menos de café por día. Tiene una de las mayores huellas hídricas.

Si conoces otro consejo práctico, déjalo en nuestra caja de comentarios y evaluaremos incorporarlo.
Contenido: María Jesús Herranz y Thomas Heselaars, Emol | Fuentes: MMA, unenvironment, SiSS, GRACE Communications Foundation, UNFCCC, WWF, Greenpeace, UN, Ayuda en Acción y Fundación Aquae.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores