EMOLTV

Djalminha salvó de la vergüenza a Brasil

La selección de Brasil vivió otra jornada para el olvido en Arabia Saudita, ganando por uno a cero gracias a una genialidad del volante del Deportivo La Coruña. La dupla Luizao-Edilson volvió a defraudar.

06 de Febrero de 2002 | 16:46 | EFE
RYAD, ARABIA SAUDITA.- Un gol de tiro libre del volante del Deportivo de La Coruña Djalma Feitosa "Djalminha", evitó la vergüenza a una mediocre selección brasileña, que no encontró más soluciones para superar por 1-0 a la modesta Arabia Saudita, que hasta falló un penal, en su segundo encuentro de preparación para el Mundial 2002.

Hasta que Djalminha convirtió en gol un tiro libre al borde del área (m.72), el conjunto de Luiz Felipe Scolari volvió a demostrar que, sin sus principales "estrellas", tiene problemas para resolver sus encuentros, por su alarmante falta de calidad.

Sin Roberto Carlos, Cafú, Rivaldo o Ronaldo, la actual selección brasileña da motivos para pensar que sus problemas en la fase de clasificación no fueron circunstanciales, que aún deberá mejorar mucho para confirmar su condición de favorita en el Mundial.

Ante Arabia Saudita, la "Brasil árabe" que jugará en el Mundial contra Alemania, Camerún e Irlanda, Brasil dominó con claridad y tuvo media docena de ocasiones claras en la primera mitad, pero no contó con quien las concretase.

Luizao, y tras el descanso Washington, justificaron la polémica abierta por la ausencia de Romario en el equipo y Edilson convirtió al meta Mohamed Al-Deayyea en el mejor jugador árabe, en las dos oportunidades en las que ambos se quedaron frente a frente (ms.16 y 29).

Tan sólo la pujanza del ex jugador del Atlético, Juninho, con libertad de movimientos en el ataque, y alguna acción de calidad de Silva destacaron sobre el mediocre tono general.

La selección saudita no inquietó a Dida más que con un lanzamiento libre ejecutado por Al-Jamman (m.28), pero tampoco se vio desbordada por un conjunto que se supone muy superior y que sólo halló el camino del gol cuando apareció el talento de Djalminha.

En su regreso a la selección brasileña, el centrocampista del Deportivo no aportó mucho más, pero fue suficiente, porque dio el triunfo a su equipo.

Cargado a la izquierda, Djalminha se contagió de la falta de recursos de sus compañeros, pero sacó ventaja de la única ocasión clara. Una falta de Abdullah Al-Waked a Washington, al borde del área, que el jugador deportivista envió al fondo de las mallas (m.72).

Ni con el marcador a favor mejoró el juego brasileño y el conjunto de Scolari acabó por dar las gracias a Al Waked, que ocho minutos después falló el penal que el árbitro señaló por una falta de Dida al borde del área (m.80).

Arabia Saudita (0): Al-Deayyea, Takar, Suleyman, Al-Duji, Al-Waked, Al-Owairan, Mater Al-Harbi (Al-Ghamidi, m.71), Mohammadi (Al-Meshaat, m.65), Al-Jaber (Al-Ghizani, m.82), Al-Muntashiri, Al-Jamman (Al-Temyat, m.65)

Brasil (1): Dida; Juan, Polga, Cris; Belletti (Kléber, m.72), Silva, P. César, Kléberson (Djalminha, m.46); Juninho (Daniel, m.85); Edilson (Marqués, m.61), Luizao (Washington, m.46).

Goles: 0-1: m.72: Djalminha, de libre directo.

Arbitro: Abdulrahman Abduljaleq (Bahrein). Amonestó al brasileño Dida (m.79).