EMOLTV

Nigeria para la casa

Las águilas perdieron toda opción de acceder a los octavos de final al caer ante Suecia por 2 a 1. El elenco africano completará su discreta participación enfrentando a Inglaterra en Osaka.

07 de Junio de 2002 | 04:33 | AP
KOBE.— Suecia, con dos goles de Henrik Larsson, dio un gran paso a la segunda ronda del mundial al remontar un marcador adverso y vencer el viernes 2-1 a Nigeria, que se convirtió en el primer equipo eliminado en el Grupo de la Muerte.

Suecia alcanzó los cuatro puntos y su próximo rival será Argentina en la fecha final del Grupo F, el miércoles, mientras que Nigeria se despedirá frente a Inglaterra.

Larsson marcó a los 36 minutos e hizo el segundo a los 63 de tiro penal. El tanto de Nigeria fue convertido por Julius Aghahowa a los 27.

Suecia arrancó como locomotora y dominó en los primeros diez minutos, en los que Fredrik Ljungberg y Anders Svensson merodearon el área nigeriana, pero sin poder concretar en gol sus respectivas oportunidades.

Nigeria lució timorata al principio, replegada, pero paulatinamente fue abriéndose espacios por el medio, conducida por Jay Jay Okacha.

El propio Okocha se encargó a los 13 de poner en aviso a la zaga sueca al proyectarse velozmente por el costado derecho, envió un centro al corazón del área chica a Celestine Babayaro, quien no pudo dominar la pelota con el arco a disposición.

Pasado el primer cuarto de hora, el partido se había nivelado con una fuerte lucha por el control del balón planteada en el medio campo.

Una sensacional individualidad de Ljungberg, arrastrando marcas por la derecha, a los 21 minutos casi se traduce en la apertura en el marcador pero el volante del Arsenal se quedó sin fuerzas y remató débil.

Tras un córner, Justice sacó sobre la raya un cabezazo de Johan Mjallby.

Nigeria abrió la cuenta cuando en un centro por la derecha de Joseph Yabo, Aghahowa le ganó el salto a un defensor y al arquero. Pero lo mejor no fue el gol, sino su acrobática forma de celebrarlo al hacer siete volteretas.

La alegría no le duró mucho a los nigerianos y Suecia le puso justicia al marcador gracias a la magia de Larsson, quien tras recibir un pase filtrado por la izquierda de Ljungberg, dejó a tres defensores en el camino y remató con elegancia ante la salida del arquero Ike Shorunmu.

En la réplica, en una jugada que estuvo entre la torpeza y lo fortuito, Okacha penetró por el medio del área pero remató débil. Teddy Lucic despejó mal, directo a las rodillas de Mjallby, estrellando la pelota con el poste, salvándose por un milímetro del gol en contra.

La segunda mitad, al menos en sus albores, generó escasas emociones, aunque Nigeria parecía estar más cerca del segundo, pero sin puntería a la hora de definir.

Cuando el partido se sumía en la somnolencia, Larsson volvió a destaparse en el área chica y cuando se disponía a rematar, Ifeanyi Udeza le jaló por detrás.

El árbitro boliviano René Ortubé no vaciló en señalar el penal, que el propio Larsson ejecutó con un disparo rasante al lado derecho del arquero.

Con el marcador en contra, Nigeria se lanzó con todo, introduciendo varios cambios, entre ellos el de su volante Nwankwo Kanu por Babayaro. Kanu no alineó en la partida debido a una lesión al tobillo izquierdo.

En un final no apto para cardíacos, Utaka y Joseph Yobo fallaron sendas oportunidades: el primero cuando un defensor le rechazó una pelota sobre la raya y el segundo al estrellarla con un poste.