EMOLTV

Premio Nobel de Economía criticó convertibilidad argentina

No obstante, Joseph Stiglitz se declaró en contra de la dolarización, medida impulsada por varios economistas y por el ex Presidente trasandino Carlos Menem.

13 de Octubre de 2001 | 12:37 | AFP
BUENOS AIRES.- El flamante Premio Nobel de Economía, el estadounidense Joseph Stiglitz, consideró que la convertibilidad (un peso igual a un dólar) "es una de las fallas del FMI en Argentina", aunque está en desacuerdo con una dolarización de la economía.

En declaraciones desde Washington al diario porteño La Nación publicadas este sábado, Stiglitz sostuvo que haber recibido el Premio Nobel implica "reconocer" que el Consenso de Washington, uno de los pilares de las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), "no tuvo un fundamento intelectual sólido".

Consideró que el Consenso del FMI falló en Argentina porque "se focalizó en los problemas de la inflación y dejó de lado el tema del desempleo (16,4%), y el resto de los problemas de la economía real".

Al cuestionar la convertibilidad de la que fue artífice en 1991 el actual ministro de Economía, Domingo Cavallo, el economista, ex asesor del ex Presidente Bill Clinton, dijo que no es viable un sistema de cambio fijo en un país que "mayormente comercia con naciones cuyas monedas se mueven con mucha diferencia respecto al dólar".

"El peso fuerte implica un dólar fuerte y por eso Argentina no puede exportar ni a Brasil ni a Europa, por lo cual la convertibilidad es una parte importante de las fallas del Fondo en Argentina", dijo el Nobel quien recibió el lauro por su trabajo sobre la influencia de la desigual distribución de la información en el comportamiento de los mercados financieros.

No obstante, se declaró en contra de la dolarización, una medida impulsada por varios economistas y por el ex Presidente Carlos Menem (1989-99).

"Dolarizar un país como Argentina que comercia con muchas naciones que no están pegadas al dólar, sería un problema muy grande", subrayó.

El experto calificó de "muy difícil" la situación económica en Argentina, con 40 meses consecutivos de recesión, pero sostuvo que "si todos creen que el país puede tener éxito, las tasas de interés caerán y la economía se estabilizará, aunque aún así tendrán problemas para exportar".

Al referirse a Cavallo, consideró que "heredó muchas dificultades" como "un alto nivel de deuda (la pública es de 132.000 millones de dólares), una tasa de desempleo de dos dígitos (16,4%) y un cambio fijo que provoca problemas para exportar".

Cavallo fue ministro de Economía de Menem desde 1991 a 1996 y retornó en marzo pasado durante el actual Gobierno de Fernando de la Rúa.