Fusión de American Airlines y US Airways estaría casi lista y afinan detalles del acuerdo

El acuerdo enfrenta unos pocos obstáculos más, incluyendo la aprobación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la de los accionistas de US Airways.

16 de Abril de 2013 | 16:33 | AP
Reuters

US Airways comenzó a estudiar una potencial fusión con American Airlines antes de que esta última se acogiera a la protección por bancarrota, hacia fines de 2011, de acuerdo a documentos entregados el lunes por ambas compañías. Los documentos dan cuenta, punto por punto, de cómo fue negociada la fusión, incluyendo temas complicados, como la forma en que se repartirá la propiedad de la firma fusionada y quien la manejaría.


Doug Parker, CEO de US Airways y quien manejará la nueva empresa, juega un papel importante según las presentaciones hechas el lunes ante la corte de bancarrota en Nueva York y el regulador de mercados y valores de Estados Unidos, (SEC, por sus siglas en inglés)


"Con el material entregado, estamos un paso más cerca de completar la fusión, la que esperamos ocurra el tercer trimestre de este año", dijeron funcionarios de US Airways en una nota enviada a sus empleados. El tribunal de quiebras ya ha señalado su aprobación a la fusión, que crearía a la aerolínea más grande del mundo.


El acuerdo enfrenta unos pocos obstáculos más, incluyendo la aprobación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la de los accionistas de US Airways. AMR, la matriz de American Airlines, tendrá 60 días para ganar apoyo entre los acreedores para su plan de reorganización. Los acreedores más importantes estuvieron involucrados de cerca en las negociaciones que condujeron al anuncio de fusión en febrero, así que parece improbable que no apoyen el plan, que será examinado por el juez de quiebras de Estados Unidos, Sean Lane.


Menos claro es si los reguladores antimonopolio en el Departamento de Justicia impondrán más condiciones en el trato. Los reguladores ya han aprobado otras grandes fusiones aéreas –como Delta y Northwest, United y Continental o Southwest y AirTran–, por lo que los analistas de la industria esperan que dejen pasar este acuerdo. Sin embargo, el Departamento de Justicia podría requerir que la fusión de ambas compañías entregue algunos derechos de despegue y aterizaje (slots) en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan en Washington DC, y posiblemente otros spots en Nueva York.


La compañía pasará a llamarse American Airlines Group Inc. Se espera que opere más de 6.700 vuelos diarios a 336 destinos en 56 países, y que cuente con unos 100 mil empleados. Basándose en cifras actuales, American sería algo más grande que United Airlines y Delta Airlines en cuanto al número de millas voladas por pasajeros.


Doug Parker será el presidente y CEO luego de que Horton dé un paso al lado como presidente de la compañía en 2014. Parker recibiría US$ 19,5 millones si es despedido por la nueva compañía, por alguna razón distinta a la mala conducta, según documentos entregados el lunes. La fusiónes un fuerte golpe para Parker, quien apenas una década atrás se encontraba liderando una aerolínea mucho más pequeña llamada America West Airlines. Él estuvo a cargo de la fusión de esa compañía con US Airways y luego persiguió de manera implacable el trato con AMR.


De acuerdo a las presentaciones del lunes, los ejecutivos de US Airways informaron a su junta de accionistas de una potencial fusión en abril de 2011 –siete meses antes de que AMR y American solicitaran la protección por bancarrota. Como fue previemante informado, Parker y Horton incluso hablaron de un acuerdo durante un encuentro de la industria ese año, pero Horton inicialmente desestimó la idea, diciendo que American prefería enfocarse primero en arreglar su propio negocio.


Parker persuadió a los sindicatos y a muchos acreedores de AMR de que a la fusión le irá mejor que a American por sí sola, forzando a AMR a entrar en las negociaciones. Luego, los líderes de las dos compañías discutieron la división de la propiedad y el manejo de las acciones. Los acreedores de AMR y los sindicatos se quedarían con un 72% de la nueva compañía, y los accionistas de US Airways se repartirían el 28% restante.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores