Inversores apuestan a que pueden obtener ganancias haciéndole bien al medio ambiente

La emisión global de bonos verdes, que se usan a fin de reunir fondos para proyectos que mitigan el cambio climático, se ha disparado 75% a US$ 14.000 millones este año, dijo un administrador.

23 de Diciembre de 2013 | 10:23 | Bloomberg
Reuters

ESTOCOLMO.- Los inversores están apostando a que pueden obtener ganancias haciéndole bien al medio ambiente.


La emisión global de bonos verdes, que se usan a fin de reunir fondos para proyectos que mitigan el cambio climático, se ha disparado 75% a US$ 14.000 millones este año, dijo Christopher Flensborg, director de productos sustentables y desarrollo de producto en el banco sueco SEB AB, quien tuvo la idea.


Los bonos fueron creados por SEB y el Banco Mundial en 2007 en respuesta a la demanda de un grupo de inversores escandinavos. Entre los principales inversores de este año están Gotemburgo, la segunda ciudad sueca, y la compañía sueca de bienes raíces Vasakronan AB, que el mes pasado emitió el primer bono corporativo dentro del marco del Banco Mundial.


"Muchos inversores suizos están despertando ahora y dándose cuenta de que esto es interesante", dijo Flensborg, que tiene cerca de 200 inversores activos en estos bonos. "Vamos a ver muchas emisiones de bonos verdes corporativos el año próximo en Suecia".


Organizaciones como el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo están emitiendo bonos similares. El perfil riesgo/rentabilidad de un bono verde no es diferente del de cualquier otro título de deuda, dijo Flensborg. La tarea del Banco Mundial y su credibilidad han sido esenciales para crear confianza entre los inversores, agregó.


Buen vehículo


"Son todavía bastante desconocidos en los países nórdicos, pero es un muy buen vehículo para canalizar inversiones en esa forma, y también da bastante buen rendimiento, de modo que por cierto es algo que crecerá más", dijo Sasja Beslik, que encabeza el sector de inversiones responsables en Nordea Bank AB, por teléfono.


Un escollo para un crecimiento más rápido es el proceso de certificación, según Beslik, de Nordea. En los países nórdicos, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Clima y el Ambiente, con sede en Noruega, suministra segundas opiniones sobre proyectos.


"Se necesitan más actores que puedan hacer la certificación para que sea más rápida, y debe ser un poco más transparente", dijo.


Pero recurrir a la demanda de los inversores fue tentador para un emisor como la municipalidad de Gotemburgo, que en septiembre recaudó 500 millones de coronas (US$ 77 millones). El bono forma parte de un potencial programa de bonos verdes de 2.000 millones de coronas destinado a financiar proyectos como manejo del agua o desarrollos de energía renovable.


"Sorpresa positiva"


"Estábamos un poco inseguros respecto de cómo recibirían esto", dijo Magnus Borelius, jefe del Tesoro municipal, en una entrevista telefónica. "Fue una sorpresa muy positiva, solo llevó 30 minutos y la colocación había alcanzado 1.250 millones de coronas, de modo que hubo un interés enorme".


La mayor compañía inmobiliaria sueca vio una alta demanda para su inversión que reunió 1.300 millones de coronas, contra los 500 millones de coronas previstos, dijo el tesorero Bjoern Lindstroem por teléfono.


Los fondos recaudados deben gastarse en inversiones juzgadas favorables para el ambiente. En la actualidad la compañía tiene una cartera de 4.800 millones de coronas de tales proyectos, lo cual significa que hay "una oportunidad de hacer bastante en este mercado", añadió.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores