La Iglesia argentina participará en una protesta sindical contra el FMI

En declaraciones a una radioemisora, el secretario de la Pastoral Social, Guillermo García Caliendo, explicó que llegó la hora de "decir basta a estas políticas economicistas, a estos mercados internacionales del dinero que afectan directamente al desarrollo de los pueblos".

23 de Mayo de 2000 | 09:49 | AFP
BUENOS AIRES.- La Iglesia católica argentina anunció este martes su "inédita" participación en la protesta organizada por el sector disidente de la central obrera CGT (peronista) para el 31 de este mes contra el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En declaraciones a la radioemisora La Red, el secretario de la Pastoral Social, Guillermo García Caliendo, explicó que llegó la hora de "decir basta a estas políticas economicistas, a estos mercados internacionales del dinero que afectan directamente al desarrollo de los pueblos".

Admitió igualmente que la decisión de los obispos es "inédita", pero que se adoptó para "poner el semáforo rojo" y prevenir al Gobierno socialdemócrata del presidente Fernando de la Rúa "sobre peores consecuencias sociales".

"Se llegó a una situación límite en que la Argentina y los movimientos sociales deben tomar posición frente a estas políticas economicistas internacionales, cuyas consecuencias vemos a diario", explicó García.

A raíz de una profunda recesión, pesado déficit fiscal y por imposiciones del FMI, el gobierno de De la Rúa (que asumió el poder el pasado 10 de diciembre) debió aplicar un duro ajuste económico, que aún debe profundizar en los próximos días. Ello provocó en las últimas semanas múltiples manifestaciones sociales de repudio, así como de reclamo de trabajo.

Por su lado, el vicepresidente de la República, Carlos Alvarez, no quiso adelantar hoy cuáles son las alternativas que maneja el Gobierno para aplicar un nuevo recorte 600 millones de pesos (igual en dólares), pero reconoció que "no se puede seguir avanzando sobre los sectores que más sufren en la Argentina".

En declaraciones a Radio Mitre, aclaró que "la decisión última" sobre por dónde pasará el ajuste "la tiene el presidente" De la Rúa, "a quien seguramente el ministro (de Economía, José Luis Machinea) le llevó varias alternativas, y el presidente tendrá que elegir la mejor".

"La economía no se está reactivando como hubiéramos querido; es más lenta", reconoció Alvarez. "La recaudación (fiscal) no está respondiendo en la medida que nosotros esperábamos".

Entonces, dijo, "hay que plantear un recorte en los gastos" para evitar un aumento en la presión tributaria "a una sociedad que está en el límite (...) La gente no está en condiciones de terminar pagando los costos de la política de reorganización fiscal".

El vicepresidente opinó que se debe evitar lo siguiente: "Que los sectores más débiles, más vulnerables, terminen pagando los platos rotos que nos dejaron", en referencia al anterior Gobierno, del neoperonista Carlos Menem (1989-1999).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores