Fortuna de Oviedo estimada en 1.000 millones de dólares

Según publicó el diario brasileño "O Globo", dice que las operaciones de Oviedo estuvieron encubiertas por actividades legítimas de todo tipo, y que detalles de aquellas aparecen en un informe de casi 500 páginas, de una comisión parlamentaria brasileña sobre el narcotráfico.

18 de Junio de 2000 | 09:07 | Associated Press
RIO DE JANEIRO.- La fortuna del general paraguayo Lino Oviedo llegaría a unos 1.000 millones de dólares y habría sido lograda ilícitamente sobre la base del contrabando, el narcotráfico y a la corrupción, y por ese motivo puede ser juzgado en Brasil, dice hoy un informe periodístico.

El diario brasileño "O Globo" dice que las operaciones de Oviedo estuvieron encubiertas por actividades legítimas de todo tipo, desde la construcción civil hasta la telefonía móvil, y que detalles de aquellas aparecen en un informe de una comisión parlamentaria brasileña sobre el narcotráfico.

El informe, dice O Globo, abarca cerca de 500 páginas e incluye documentación proporcionada por la CIA y por la DEA, las agencias de inteligencia y de combate a las drogas de Estados Unidos.

Oviedo está detenido en Brasil desde la semana pasada, a pedido del gobierno paraguayo, que solicitó su arresto y su extradición. El militar participó en el golpe que acabó con la dictadura del general Alfredo Stroessner en 1989, y fue pasado a la reserva en 1996 por el entonces presidente Juan Carlos Wasmosy. Intentó un golpe de estado que fracasó y desde entonces es considerado como una amenaza a la estabilidad democrática de Paraguay.

Su eventual juzgamiento en Brasil contrariaría el deseo de Paraguay de procesarlo allí, pero a su gobierno le ahorraría los trastornos políticos con que un traslado de Oviedo y su presencia en Paraguay acarrearían, según otra versión. La especulación está contenida en una publicación electrónica (www.no.com), editada por un grupo de conocidos periodistas brasileños.

Apoyado en el informe parlamentario, O Globo (www.globo.com) dice que cuando asumió el comando del ejército paraguayo, en 1993, Oviedo se transformó en jefe del "Cartel de Paraguay, uno de los sustitutos de los carteles de Cali y Medellín desbaratados en la década pasada".

"En asociación con militares y políticos paraguayos y con comerciantes y traficantes brasileños, el general paraguayo pasó a ser uno de los principales proveedores de marijuana y cocaína para Argentina y Brasil...También enviaba toneladas de drogas a Estados Unidos y Europa. Sus negocios se concentraban en la frontera de Brasil con Paraguay", dice O Globo.

El diario cita al presidente de la comisión parlamentaria, Magno Malta, con la siguiente frase: "La actividad de Oviedo facilitó la actuación de los traficantes de drogas en Brasil".

Agrega que los negocios ilícitos de Oviedo fueron encubiertos por la fuerza política que tenía en su país y que en los interrogatorios a los que debe ser sometido "sólo no contará donde está escondido el traficante (Fenando) Beira-Mar", a quien la justicia brasileña procura.

El congresista advirtió que "en caso de que oculte información, podríamos indiciarlo e incluso pedir su prisión por tráfico de drogas".

La información también dice que los negocios de Oviedo con drogas se remontan a la década de 1980 y que, según informes parlamentarios de Paraguay y Brasil, en 1985 desviaba combustible del ejército argentino "en asociación con militares de ese país, para vender el producto en Paraguay y en Bolivia. En esa época hizo su primera transacción en el mundo de los estupefacientes".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores