Estatales argentinos en huelga por recorte salarial

Los empleados estatales, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), cortaron el tránsito vehicular en varios puntos neurálgicos de Buenos Aires, mientras en los bancos oficiales se ampliaron a tres horas los paros diarios de dos horas que se venían realizando desde hace semanas.

21 de Junio de 2000 | 16:14 | REUTERS
BUENOS AIRES.- La actividad en la banca oficial argentina y el tránsito en la ciudad de Buenos Aires se vieron afectados el miércoles por una huelga organizada por empleados estatales en rechazo a una rebaja de sus salarios.

Los empleados, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), cortaron el tránsito vehicular en varios puntos neurálgicos de Buenos Aires, mientras en los bancos oficiales se ampliaron a tres horas los paros diarios de dos horas que se venían realizando desde hace semanas.

"Nuestro salario está congelado y lo reducen, las vacantes están congeladas y despiden compañeros, promulgan una ley de salud que legaliza el recorte presupuestario y promueven la desinstitucionalización para que el Estado se desentienda de la responsabilidad que le compete", señalaron los estatales en una carta abierta que repartieron en las calles, según citó una agencia local.

El presidente Fernando de la Rúa decretó recientemente un recorte de los salarios de los empleados del Estado de entre 12 y 15 por ciento, destinado a combatir un gran déficit fiscal y cumplir así una meta que pactó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de un acuerdo crediticio.

Los trabajadores estatales han venido realizando huelgas parciales desde la semana pasada.

Tras la elevada adhesión a un paro general realizado el 9 de mayo, el gobierno llamó a una concertación social, pero advirtió que no aceptará debates sobre el rumbo económico ni sobre el recorte.

Los paros en la banca estatal han provocado problemas en las tasas de interés locales. Ante la falta de información sobre los saldos de sus cuentas en el Banco Central, la banca privada tomó dinero para cubrirse, haciendo subir la tasa.

De la Rúa, quien asumió en diciembre, lucha por bajar en un 30 por ciento el déficit fiscal en medio de una economía estancada. El mandatario ya aplicó un recorte de 1.400 millones de dólares y un aumento de impuestos de 2.000 millones.

Los estatales, que reclaman la derogación del decreto presidencial, tenían previsto movilizarse el miércoles más tarde hacia la casa de gobierno.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores