EE.UU sigue con pruebas en Vieques

A pesar de la férrea oposición de los habitantes de la zona, la Marina norteamericana anunció que seguirá realizando pruebas de armas en la isla puertorriqueña de Vieques.

27 de Junio de 2000 | 08:47 | AFP
Noticia Relacionada
  • Arrestan a manifestantes en Vieques
  • La Marina estadounidense seguirá bombardeando este martes la isla puertorriqueña de Vieques, al tiempo que manifestantes amenazaban con entrar ilegalmente en la zona de tiro para interrumpir las maniobras militares.

    El portaaviones USS George Washington y otros cuatro buques reanudaron el domingo los bombardeos de Vieques con bombas mar-tierra tras una interrumpción de más de un año, tras la muerte de un guardia civil alcanzado accidentalmente por una bomba lanzada desde un avión sobre un puesto de observación.

    Los barcos lanzaron entre 500 y 1.000 bombas, todas inertes, como estipula el controvertido acuerdo entre la Marina y el Gobierno de Puerto Rico.

    El influyente obispo Alvaro Corrada del Río, de la ciudad de Caguas, pidió al gobernador de Puerto Rico que investigue si la Navy no está utilizando bombas reales.

    El obispo, que llamó a la desobedencia civil para echar de Vieques a la Marina estadounidense, afirmó que las detonaciones eran demasiado fuertes para bombas inertes.

    Fuentes de la Navy contestaron que las bombas inertes hacen el mismo ruido que las reales.

    Un creciente número de manifestantes amenazó con entrar en la zona de tiro para provocar la interrupción de los bombardeos.

    Seis personas a caballo fueron detenidas el lunes por haber penetrado en la zona y tendrán que comparecer este martes ante un juez federal.

    Más de 260 personas comparecieron ante una corte federal por haber ingresado a la zona de tiro desde que el presidente estadounidense, Bill Clinton, ordenó que se reanudaran las maniobras de la Marina en Vieques.

    El pasado 8 de mayo, aviones estadounidenses habían lanzado bombas aire-tierra sobre Vieques, también inertes.

    Entre los manifestantes, que se oponen a los bombardeos, figuran médicos, abogados, pescadores y estudiantes.

    Seis de las ocho personas detenidas el domingo, por haber penetrado en la zona de tiro y negarse a identificarse ante las autoridades, fueron liberadas el lunes tras pagar una multa de 500 dólares cada uno.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores