Madeleine Albright sigue tratando de organizar cumbre tripartita

La secretaria de Estado norteamericana Madeleine Albright se reunió con el líder palestino Yasser Arafat, tras entrevistarse con el primer ministro israelí Ehud Barak, continuando así sus esfuerzos para organizar una cumbre tripartita en Estados Unidos.

28 de Junio de 2000 | 08:46 | AFP
RAMALA.- La secretaria de Estado norteamericana Madeleine Albright se reunió con el líder palestino Yasser Arafat, tras entrevistarse hasta muy tarde el martes con el primer ministro israelí Ehud Barak, continuando así sus esfuerzos para organizar una cumbre tripartita en Estados Unidos.

Albright se reunió con Arafat hacia las 12H30 locales (09H30 GMT) en Ramalá tras un encuentro en Jerusalén con el jefe de la diplomacia israelí David Levy.

El Presidente estadounidense Bill Clinton encargó a Albright que determine si se dan las condiciones para la celebración, en julio en Estados Unidos, de una cumbre entre Arafat y Barak bajo la égida de Clinton, para elaborar las grandes líneas de un acuerdo definitivo, que en principio debe ser alcanzado antes del próximo 13 de septiembre.

Durante una rueda de prensa con Levy, Albright declaró haber viajado a la región para "determinar si existe una base suficiente para organizar una cumbre ahora o si hay que seguir trabajando" en ese sentido.

"Es evidente que resulta esencial que ambas partes se sientan a gusto para que avance el proceso" de paz, declaró, dando a entender que sería difícil organizar una cumbre si israelíes o palestinos se oponen.

Según la radio, Barak habría afirmado a Albright querer la celebración de una cumbre en julio, mientras que Arafat considera que las condiciones no están dadas.

Tras su viaje a los territorios palestinos, Albright tenía previsto regresar a Jerusalén para reunirse una segunda vez con Barak.

En la mañana del miércoles, el primer ministro israelí, cuya posición política es cada vez más precaria, intentó tranquilizar a los dos pequeños partidos conservadores que amenazan con abandonar la coalición gubernamental a causa de la concesiones que Barak estaría dispuesto a hacer a los palestinos durante la cumbre.

Barak fijó lo que llamó "líneas rojas" de un acuerdo permanente, es decir cuestiones no negociables. "En ningún caso volveremos a las fronteras de junio de 1967, Jerusalén será unificada, no habrá ejército extranjero al oeste del Jordán y la mayoría absoluta de los colonos seguirá bajo nuestra soberanía en bloques de implantación", afirmó Barak a la radio pública.

"En cuanto se anuncie la cumbre dejaremos el gobierno", había advertido el jefe del Partido Nacional Religioso (PNR, representante de los colonos) Yitzhak Levy.

"Israel no capitulará y no se rendirá", afirmó por su parte el jefe de la diplomacia israelí durante la conferencia de prensa conjunta en Jerusalén con Albright.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores