Brasil desea evitar que petróleo llegue a Iguazú

La mancha de petróleo en el río Iguazú se dirige lentamente hacia las famosas Cataratas, en la frontera con Paraguay y Argentina, a una velocidad de aproximadamente un kilómetro por hora.

18 de Julio de 2000 | 17:01 | AFP
RIO DE JANEIRO.- Las autoridades brasileñas pretenden evitar que la mancha de petróleo provocada por el derrame de cuatro millones de litros en una refinería de Paraná (sur), y que baja por el río Iguazú, llegue a la zona de frontera, informó este martes el ministerio de relaciones exteriores.

La mancha de petróleo en el río Iguazú se dirige lentamente hacia las famosas Cataratas, en la frontera con Paraguay y Argentina, a una velocidad de aproximadamente un kilómetro por hora, aunque para llegar allí tendrá que atravesar más de 600 kilómetros de río y pasar por dos represas generadoras de energía.

En un comunicado de prensa divulgado este martes, la cancillería brasileña afirmó que después de consultas con el Ministerio de Medio Ambiente, ya comunicó a los embajadores de Argentina, Uruguay y Paraguay sobre los esfuerzos desplegados para evitar a cualquier precio que la mancha llegue a la frontera.

La nota agrega que "cuando disponga de una evaluación completa de lo ocurrido, el gobierno brasileño estará transmitiendo a las autoridades de Argentina, Uruguay y Paraguay todos los datos técnicos relativos al derrame".

Además, el gobierno mantendrá "pormenorizadamente informadas a las autoridades de los países vecinos sobre las medidas que están siendo adoptadas para resolver el problema", agrega la comunicación.

El derrame ocurrió la noche del domingo en la refinería Getulio Vargas, en Araucaria (Paraná), e inmediatamente millones de litros de petróleo llegaron a las aguas del río Barigüí, y desde allí al río Iguazú.

Se trata de la mayor catástrofe ambiental provocada por derrame de petróleo en Brasil en los últimos 25 años, desde que en 1975 un navío iraní tuvo una avería en la bahía de Guanabara, frente a Rio de Janeiro, y dejó escapar más de seis millones de litros de crudo.

Este martes, unos 850 técnicos de Petrobrás -incluyendo especialistas traídos del exterior- trabajaban desesperadamente por controlar la enorme mancha negra, instalando barreras flotantes a lo largo de varios kilómetros de costa fluvial.

Una de las preocupaciones de los especialistas, además de los perjuicios a la fauna y la flora, es controlar el avance del petróleo por el río Iguazú antes que llegue a la represa de Foz do Areia, en la ciudad de Uniao da Vitória, a 200 kilómetros del lugar del accidente.

El alcalde de Uniao da Vitoria (localidad de 70.000 habitantes), Pedro Ivo Ikiv, dijo a la prensa que los hombres de Defensa Civil y Bomberos ya están en alerta máxima, preparando planes de emergencia, como el abastecimiento de agua o energía eléctrica en caso de que la ciudad se vea afectado.

La ambientalista Teresa Urban, de la organización Red Verde, dijo a la prensa este martes que el petróleo ya superó cuatro barreras dispuestas por los técnicos de Petrobrás sobre el río Iguazú, a más de 25 km del sitio del accidente.

"Petrobrás está utilizando el mismo procedimiento de contención que usó en la Bahía de Guanabara, pero ese tipo de barrera y equipos de succión no funcionan bien en los ríos, donde el flujo de agua es continuo y en una única dirección", dijo Urban.

Por su parte, el presidente de Petrobrás, Henri Philippe Reichstul, dijo en improvisada conferencia de prensa en Sao Paulo que "estamos trabajando en lo más importante que es controlar la mancha".

El vicepresidente de la República, Marco Maciel, presidente de la república en ejercicio ante la ausencia de Fernando Henrique Cardoso, convocó este martes al ministro de Medio Ambiente, José Sarney Filho, para evaluar las medidas adoptadas por el gobierno y Petrobrás para controlar el desastre.

El Instituto Ambiental de Paraná (IAP) fijó este martes en 50 millones de reales (unos 28 millones de dólares) la multa a la estatal Petrobrás, la segunda sanción de este tipo que la empresa recibe en los últimos siete meses. Petrobrás ya fue multada en 50 millones de reales en enero pasado, después de un derrame de 1,3 millones de litros en la bahía de Guanabara.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores