Guerrilla acusó a militares de asesinar a seis niños en Colombia

El ELN acusó al Ejército colombiano de haber asesinado a seis niños en una aldea campesina del noroeste del país, y negó una versión castrense según la cual la muerte de los menores se produjo en un combate entre los rebeldes y las fuerzas de seguridad.

17 de Agosto de 2000 | 22:14 | AFP
BOGOTA.- La guerrilla guevarista del ELN acusó al Ejército colombiano de haber asesinado a seis niños en una aldea campesina del noroeste del país, y negó una versión castrense según la cual la muerte de los menores se produjo en un combate entre los rebeldes y las fuerzas de seguridad.

Un comunicado leido por el encarcelado vocero del ELN, Francisco Galán, a través de la cadena noticiosa Radionet, señala que en el lugar donde murieron los niños no se registraron enfrentamientos, como aseguró la jefatura militar.

"Como es de conocimiento público no se presentó ningún choque ni cruce de disparos entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las fuerzas gubernamentales en el sitio donde éstas masacraron a los seis niños e hirieron a cinco más", indica la misiva.

Los menores murieron el pasado martes al quedar envueltos en un confuso tiroteo registrado en el municipio de Pueblo Rico (500 km al noroeste de Bogotá, en el departamento de Antioquia), cuando realizaban una caminata escolar.

Según reportes oficiales, en la balacera resultaron heridos otros cuatro infantes.

El comandante del Ejército, general Jorge Mora, aseguró que los niños perecieron al quedar en medio del fuego cruzado entre soldados de las fuerzas regulares y guerrilleros del frente Ernesto 'Che' Guevara del ELN, la segunda fuerza rebelde en importancia del país, con más de 5.000 combatientes.

Mora acusó a los insurgentes de haber usado a los pequeños como "escudos humanos" para enfrentarse a los militares y cubrir su huida por las montañas.

Pero el ELN aseguró en su misiva que los combates con la columna Ernesto 'Che' Guevara se registraron el lunes en un paraje rural de la vecina población de Jericó, "a diez kilómetros de distancia de donde ocurrieron los dolorosos hechos".

La nota añade que "dado que las declaraciones del Ejército colombiano pretenden involucrarnos en esta situación condenable, exigimos una investigación por parte de organismos internacionales".

El deceso de los menores fue lamentado por el Gobierno colombiano, que anunció una investigación exhaustiva, y diversos sectores sociales, así como por el Departamento de Estado norteamericano, que instó a todos los grupos armados a "respetar las normas humanitarias y velar por que el impacto del conflicto disminuya en la población civil".

La guerrilla del ELN mantiene contactos con el Gobierno del conservador, Andrés Pastrana, tendientes a iniciar una negociación de paz.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores