Piden tregua tras tiroteo en Irlanda del Norte

"Los principales grupos deberían declarar una tregua o un cese de las hostilidades aunque sólo sea por un tiempo breve para permitir que se lleven a cabo conversaciones a varios niveles", dijo el presidente del Partido Demócrata de Ulster, aliado político de la ADU.

29 de Agosto de 2000 | 17:07 | Reuters
BELFAST.- Un líder protestante pidió el martes una tregua en Irlanda del Norte, después que una niña de 11 años resultó herida de bala en un ataque atribuido a un enfrentamiento entre grupos armados protestantes.

La Asociación de Defensa de Ulster (ADU) y otro grupo protestante, los Combatientes por la Libertad de Ulster, se encuentran enfrascados en un conflicto con la rival Fuerza de Voluntarios de Ulster.

"Los principales grupos deberían declarar una tregua o un cese de las hostilidades aunque sólo sea por un tiempo breve para permitir que se lleven a cabo conversaciones a varios niveles", dijo el presidente del Partido Demócrata de Ulster, aliado político de la ADU.

La niña, Charlene Daly, fue herida de bala en la espalda la noche del lunes en un ataque contra una residencia en un área protestante de la localidad de Coleraine, en el condado de Londonderry.

"La niña resultó herida cuando se hicieron varios disparos (...) Se dice que está en condición estable en el hospital", declaró una portavoz de la policía.

"Patrullas del ejército fueron desplegadas en la localidad, tras el incidente", agregó.

Fuerzas de seguridad dijeron que la policía arrestó a varias personas en conexión con el incidente.

La disputa entre los grupos protestantes se había restringido inicialmente a Belfast y, en particular, al enclave protestante Shankill Road, en el occidente de la ciudad, pero se han registrado señales de que se está propagando a otras áreas.

Coleraine ya ha sido escenario de otros incidentes relacionados con el enfrentamiento. Expertos del ejército desactivaron dos bombas de fabricación casera encontrada en el área y otra casa fue blanco de disparos.

Los grupos leales a Gran Bretaña están enfrentándose por el control de territorio y para resolver disputas personales.

Fuentes bien informadas dicen que el lucrativo tráfico de drogas en Belfast es el premio más codiciado en la disputa.

Gran Bretaña envió de nuevo a prisión al ex líder rebelde protestante "Mad Dog" Adair la semana pasada, como una advertencia de que está dispuesta a tomar medidas enérgicas y puso soldados en las calles de Belfast para respaldar los esfuerzos de la policía encaminados a poner fin a la disputa.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores