Barak intenta gobierno de unidad nacional

El primer ministro israelí, Ehud Barak, sostuvo conversaciones el sábado en la noche con sus ministros y se espera que el domingo se reúna con el líder del partido Likud, Ariel Sharon, para tratar de forjar un gobierno de unidad nacional, dijeron fuentes de su despacho.

28 de Octubre de 2000 | 21:56 | Reuters
JERUSALEN.- El primer ministro israelí, Ehud Barak, sostuvo conversaciones el sábado en la noche con sus ministros y se espera que el domingo se reúna con el líder del partido Likud, Ariel Sharon, para tratar de forjar un gobierno de unidad nacional, dijeron fuentes de su despacho.

Barak trata de crear una coalición de emergencia con el derechista Likud, para contrarrestar la insurrección palestina, antes de una nueva sesión parlamentaria y posibles elecciones adelantadas.

El primer ministro, que podría enfrentar intentos por destituir a su gobierno minoritario cuando el parlamento se reúna el lunes, trata de fortalecer su posición en medio de las tensiones.

Israelíes de izquierda y los palestinos han advertido que al incluir al líder opositor Sharon en el gobierno se le daría un golpe mortal al proceso de paz.

Los enfrentamientos entre israelíes y palestinos entraron en su segundo mes el sábado, mientras los palestinos sepultaban a las más recientes víctimas de las batallas callejeras contra las tropas israelíes en Gaza y Cisjordania que han dado al traste con los esfuerzos de paz.

En Gaza, una multitud de dolientes cargó en hombros el cuerpo de Jabber al-Mishal sobre una camilla de madera cubierta con la bandera palestina. Varios hombres dispararon al aire rifles automáticos.

Mishal fue uno de cuatro palestinos muertos a tiros el viernes durante protestas en un "día de ira" que desvaneció las esperanzas del presidente estadounidense, Bill Clinton, de lograr que Israel y los palestinos regresen a la mesa de negociaciones.

La Media Luna Roja (Cruz Roja) palestina dijo que 51 manifestantes resultaron heridos el sábado en los enfrentamientos. Sin embargo, los enfrentamientos fueron considerados menos intensos que el día anterior.

Mientras el cortejo fúnebre se abría paso a través de Gaza, manifestantes palestinos se lanzaron a las calles y se enfrentaron a pedradas con soldados israelíes en dos cruces entre Gaza e Israel y en Rafah, cerca de la frontera egipcia.

En un funeral efectuado cerca de la ciudad cisjordana de Ramallah, unas 300 personas instaron a los rebeldes de Hizbulah en el Líbano a atacar Tel Aviv.

"Al-Aqsa sólo será liberada por la sangre de sus mártires", cantaron los dolientes.

FATAH PIDE A PALESTINOS MANTENER INSURRECCION

La principal facción del líder palestino Yasser Arafat, Fatah, pidió el sábado a los palestinos intensificar su rebelión contra Israel, en momentos en que la violencia entre ambos bandos entraba en su segundo mes.

"Fatah pide a su pueblo que continúe y aumente la Intifada (insurrección) para fortalecer la unidad interna y aumentar el nivel de preparación nacional", dijo un comunicado de Fatah.

La organización debería ser "la vanguardia de quienes luchan contra la ocupación israelí" y "confrontar los desafíos y peligros que rodean a nuestro pueblo en estas históricas circunstancias", agregó.

Los palestinos acusan a Sharon de provocar los recientes enfrentamientos al "profanar" la mezquita al-Aqsa de Jerusalén, el tercer templo sagrado en importancia del Islam, en una visita realizada el 28 de septiembre.

Por lo menos 139 personas han muerto en la ola de violencia desde esa fecha. De todas las víctimas mortales, sólo ocho de ellos no eran árabes.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores