Corte Suprema detiene ejecución de retardado mental en EE.UU.

El tribunal dijo que quiere más tiempo para decidir si escuchará alegatos de que la deficiencia mental de Johnny Paul Penry no fue explicada adecuadamente al jurado. Los magistrados no dieron el plazo de suspensión de la sentencia.

17 de Noviembre de 2000 | 11:57 | AP
HUNTSVILLE, Texas.- La Corte Suprema de Estados Unidos suspendió la ejecución de un asesino convicto, cuyo bajo coeficiente intelectual ha generado una polémica sobre si debe morir.

El tribunal dijo anoche que quiere más tiempo para decidir si escuchará alegatos de que la deficiencia mental de Johnny Paul Penry no fue explicada adecuadamente al jurado. Los magistrados no dieron el plazo de suspensión de la sentencia.

"Al menos estoy vivo", dijo Penry cuando le informaron de la suspensión. El sujeto, de 44 años, estaba a punto de ser el 38vo reo ejecutado por Texas este año, la cifra más alta de cualquier estado desde que la Corte Suprema autorizó la pena capital en 1976. Iba a ser la tercera ejecución en otras tantas noches en Texas.

El caso de Penry fue el centro de un fallo de la Corte Suprema sobre la ejecución de retardados mentales que sentó jurisprudencia, y su ejecución generó protestas por parte de la Unión Europea, los grupos de opositores a la pena capital, la Asociación Norteamericana de Abogados y los grupos protectores de los retardados.

Penry fue condenado por la violación y asesinato del ama de casa de 22 años Pamela Moseley Carpenter en 1979. En ese momento estaba en libertad condicional, condenado por violación.

Sus abogados dicen que tiene la capacidad de raciocinio de un niño de 7 años. La fiscalía alega que Penry no es retardado sino ignorante. El secretario de Justicia texano John Cornyn dijo que Penry es capaz de "hacer planes y de engañar".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores