Gore peleará hasta el final por la ganar la presidencia

"Si el vicepresidente elige seguir adelante, impugnará el resultado de la elección", dijo el gobernador de Texas George Bush tras certificarse que había obtenido los 25 votos electorales del estado de Florida. "Y esa no es la mejor ruta para Estados Unidos".

27 de Noviembre de 2000 | 11:55 | AP
EE.UU..- George W. Bush prepara un equipo de transición a la presidencia, afirmando que se halla "honrado" tras ser certificado ganador en el recuento de votos en el estado de Florida. Sin embargo, su rival demócrata, el vicepresidente Al Gore, promete continuar la lucha.

"Si el vicepresidente elige seguir adelante, impugnará el resultado de la elección", dijo el gobernador de Texas anoche. "Y esa no es la mejor ruta para Estados Unidos".

Pero no es inesperado que los demócratas consideren en otra forma el asunto, incluso después que la secretaria de estado de Florida Katherine Harris, quien es simpatizante de Bush, certificó que los republicanos ganaron la elección por un margen de 537 votos, de unos 6 millones de votos.

El compañero de fórmula demócrata, Joseph Lieberman dijo que su partido mantenía objeciones sobre la conducción de los recuentos manuales en los condados de Miami-Dade, Palm Beach y Nassau. "El vicepresidente Gore y yo no tenemos otro camino que impugnar estas medidas", dijo Lieberman.

"La integridad de nuestro autogobierno es demasiado importante para que se ponga en duda debido a que votos que se contabilizaron o votos que no lo fueron todavía, y obviamente debieron contarse, fueron hechos a un lado sin justificación", agregó. Los abogados de Gore se presentan este lunes en los tribunales en Tallahassee, la capital de Florida, con el fin de presentar una queja formal por la certificación de Harris, medida que se conoce como "impugnación" en la ley del estado.

Los republicanos dijeron que los abogados de Bush pelearán agresivamente contra el recurso legal de Gore, pero que no presentarán querellas propias fuera de los condados que el vicepresidente ha escogido para su batalla: Palm Beach, Miami-Dade y Nassau. "Esto es algo demasiado importante para que se decida en un ambiente partidario", dijo hoy David Boies, abogado de Gore, en un programa televisivo de NBC. "Esto es algo que deben decidir jueces imparciales".

Un demócrata dijo este lunes que Gore probablemente debería darse por vencido. "Tengo grandes dudas sobre si es algo inteligente ... que el vicepresidente continúe impugnando los resultados en Florida", dijo Robert Reich, ex secretario del trabajo durante un programa transmitido por la televisora ABC. En las elecciones primarias, Reich apoyaba al rival demócrata de Gore, Bill Bradley.

Pero los demócratas han formado un frente bastante unido. Los principales líderes demócratas del Congreso, el senador Tom Daschle y el representante Dick Gephardt, viajaron a Florida para hablar en representación del vicepresidente.

Por su parte, Bush y Lieberman pronunciaron discursos poco después que Harris certificó los 25 votos electorales requeridos por Bush y su compañero Dick Cheney para llegar a la Casa Blanca. Lieberman se refirió a los votos no contados manualmente e inquirió ¿cómo podemos enseñar a nuestros hijos que cada voto cuenta si no estamos dispuestos a hacer un esfuerzo bien intencionado para contar cada voto?

James A. Baker, ex secretario de Estado, habló en nombre de Bush al decir que "en algún momento, la ley debe prevalecer y los abogados deben irse a casa. Hemos llegado a ese punto". Sin embargo, agregó que Bush no retirará la impugnación de la validez del recuento manual ante la Suprema Corte.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores