Nuevo gabinete argentino representa a todas las corrientes del peronismo

Adolfo Rodríguez Saá debió considerar a las numerosas corrientes que conviven en el seno del peronismo, un partido que tiene al ex presidente Carlos Menem (1989-99) como titular formal, aunque con varios poderes repartidos.

23 de Diciembre de 2001 | 18:19 | AFP
BUENOS AIRES.- La composición del gabinete argentino anunciado el domingo por el nuevo presidente Adolfo Rodríguez Saá busca contener a las diversas corrientes del atomizado Partido Justicialista (PJ, peronismo).

Rodríguez Saá debió considerar a las numerosas corrientes que conviven en el seno del peronismo, un partido que tiene al ex presidente Carlos Menem (1989-99) como titular formal, aunque con varios poderes repartidos.

El nuevo presidente, ex gobernador de la provincia de San Luis (centro-oeste) responde al llamado Grupo Federal que componen sus colegas de los distritos pequeños, sector que también integra el titular provisional del Senado, Ramón Puerta, virtual vicepresidente de la Nación.

Los gobernadores de las provincias más grandes, como Carlos Ruckauf (provincia de Buenos Aires), Carlos Reutemann (Santa Fe, centro-este) y José de la Sota (Córdoba, centro) tienen fuerza propia en el PJ y sus nombres suenan entre los de los probables candidatos para las presidenciales del 3 de marzo.

También tiene fuerte influencia en el PJ el senador Eduardo Duhalde, líder peronista de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito del país con 13 millones de habitantes y bastión de la fuerza oficialista.

La composición del gobierno demandó intensas negociaciones en las últimas horas para buscar el equilibrio, dijeron fuentes del peronismo.

Como parte del plan de austeridad que anunció al asumir, Rodríguez Saá redujo a tres los ministerios. El de Relaciones Exteriores (e interino de Defensa) recayó en José María Vernet (ex gobernador de Santa Fe), un independiente que tuvo algunos vínculos con el menemismo pero sin ser nunca del “riñón” del ex presidente.

Una situación similar es la Rodolfo Gabrielli, con base en el conservadorismo de Mendoza (oeste) de donde fue gobernador varios períodos, pero con lazos con el dirigente Miguel Angel Toma, un ex funcionario de Menem.

El tercer ministro, Oraldo Britos (Trabajo) es un antiguo dirigente sindical oriundo de San Luis, la provincia de Rodríguez Saá, y que también se desempeñó como senador y diputado nacional.

Aunque se ha suprimido el ministerio de Economía, la también estratégica secretaría de Hacienda, Finanzas e Ingresos Públicos recayó en Rodolfo Frigeri, titular del estatal Banco de la Provincia de Buenos Aires (el segundo del país) cuando Duhalde fue gobernador del distrito.

Juan José Alvarez, nuevo secretario de Seguridad Interior, ocupó hasta este domingo el mismo cargo en la provincia de Buenos Aires gobernada por Ruckauf, su mentor político.

El único menemista “puro” en el gobierno es Daniel Scioli, nuevo secretario de Deportes (e interino de Turismo), un ex piloto de motonáutica llevado a la política por el ex presidente, al igual que Reutemann, ex piloto de F1.

El gobierno de Rodríguez Saá procura albergar en armonía a las diversas corrientes del peronismo, pero mucho más complicado que el equilibrio interno son los urgentes desafíos que afronta en sus tres meses de presidencia interina luego de la revuelta social que dejó 29 muertos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas