Autor de tiroteo en Alemania avisó de sus planes por Internet

"Estoy harto de esta vida" y "nadie reconoce mi potencial", son algunos de los mensajes que Tim Kretschmer dejó en un chat.

12 de Marzo de 2009 | 10:01 | Agencias

La escuela donde tuvo lugar la matanza, no abrió sus puertas hoy. Con velas y flores los habitantes de Winnenden recordaron a las víctimas.

REUTERS

BERLÍN.- Tim Kretschmer, el adolescente alemán que ayer asesinó a 16 personas en un colegio de Winnenden y luego en la localidad de Wendlingen, anunció la masacre en un portal de Internet pocas horas antes, dijo hoy el ministro de Interior de Baden Württemberg, Heribert Rech.


"Lo digo seriamente, Bernd, tengo un arma y mañana temprano voy a ir a mi antigua escuela y voy a hacer una buena parrillada", escribió un desconocido en un portal de Internet cerca de las 02:45 horas de ayer. "Recuerden el nombre del lugar: Winnenden", tipeó luego.


"Estoy harto de esta vida sin sentido. Siempre lo mismo. Todos se burlan de mí, nadie reconoce mi potencial. Lo digo en serio, tengo un arma", agregó.


Tim Kretschmer estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde 2008. En el último tiempo se lo trataba ambulatoriamente, informó Rech, pero el joven había interrumpido la terapia.


En tanto, el portavoz policial Klaus Hinderer en Waiblingen señaló que ya hay algunos indicios de los motivos que llevaron a Tim Kretschmer a cometer la matanza.


Tras inspeccionar el computador del adolescente, la policía descubrió, entre otras cosas, el 'Counterstrike', un juego de acción en que se enfrenta un equipo de terroristas con uno de antiterroristas.


En los últimos meses, el joven pasó aparentemente mucho tiempo jugando a juegos de asesinos. También practicaba puntería con armas de aire comprimido.


En el computador también se encontraron imágenes pornográficas, y en su habitación películas de terror y violencia, además de notas manuscritas con inscripciones como "muerte por diversión".


Por otra parte, el padre del adolescente es investigado por presunta violación de la ley de armas. "Todo indica que el padre del homicida no cumplió con las normas que rigen para la custodia del arma" que usó su hijo para perpetrar la masacre, explicó el comisario Ralf Michelfelder en declaraciones emitidas por la cadena de televisión ZDF.


De acuerdo con la reglamentación alemana, sólo tiradores deportivos y cazadores pueden guardar armas, aunque en condiciones muy precisas: hay prescripciones sobre el grosor de las paredes, la calidad de la cerradura y la fortaleza del material de las armerías. Deben pesar al menos 200 kilogramos o estar atornillados al suelo.


Sin embargo, por lo que se sabe hasta ahora, Tim Kretschmer sacó el arma del dormitorio de sus padres. El resto de las armas de su progenitor estaban guardadas en una cámara inaccesible para el joven.


El día después


Numerosas escuelas del estado alemán de Baden-Wrttemberg dedicaron hoy el día de clase a la masacre. El ministro de Cultura de ese estado federado, Helmut Rau, pidió a todos los directores de escuela que lo hicieran. En la escuela donde se inició la matanza no se dictaron clases, pues permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.


Equipos de psicólogos se ocupan de los familiares de los asesinados, así como de los alumnos y maestros que vivieron de cerca el drama. Varios estados federados alemanes enviaron a Baden-Wrttemberg psicólogos forenses y educacionales.


Rau pidió además a los directores de los establecimientos que pongan en marcha planes para afrontar la crisis, pues prevé que habrá amenazas de nuevos ataques y quienes aprovechen la situación para crear desorden.


Así, una escuela de la ciudad alemana de Friburgo debió ser desalojada por amenaza de bomba. El mensaje se grabó en la contestadora automática de la escuela, y la policía no ha podido precisar si fue una broma de mal gusto o una amenaza real.


Al mismo tiempo, se supo hoy que los padres del joven habían abandonado su vivienda. "Los padres se fueron el miércoles por iniciativa propia", sostuvo Hinderer.


El sitio donde están ahora no se dio a conocer, pues pidieron que se los dejara en paz. "No tienen protección policial", agregó el portavoz. La casa donde vivía la familia del homicida está en una calle sin salida de la localidad de Leutenbach, a unos 25 kilómetros al noreste de Stuttgart.


La vivienda fue prácticamente asaltada por los periodistas el día de los hechos.

El presidente de la policía del estado federado, Erwin Hetger, reveló que en el momento de ser abatido, el joven tenía municiones suficientes para efectuar 200 disparos.

También se informó que Kretschmer hizo 60 disparos en la escuela y otros 44 durante su posterior huida.

El hombre cuyo automóvil Tim detuvo para obligarlo a que lo transportara de Winnenden a Wendligen, se libró del joven -que lo estaba encañonando- cuando consiguió saltar del vehículo en movimiento.

Por otra parte, Hans-Dieter Wagnerel, miembro de la policía de Esslingen, señaló que hay testigos que vieron al joven suicidarse.

Ya en Wendligen, el adolescente había sido detectado por la policía y había recibido dos disparos en las piernas. Se refugió entonces en un edificio de oficinas, desde donde hizo al menos 12 disparos a través de las ventanas contra un automóvil policial.

Luego huyó por la puerta trasera y disparó contra otra patrulla, con lo que dos uniformados resultaron gravemente heridos. Finalmente disparó contra los trabajadores de una empresa contigua y se mató.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores