Crece indignación en Afganistán por quema del Corán pese a disculpas de EE.UU.

Miles de personas desfilaron en Kabul y Jalalabad y apedrearon instalaciones de la OTAN.

22 de Febrero de 2012 | 04:17 | AFP
KABUL.- Cientos de afganos volvieron a manifestarse violentamente este miércoles en las ciudades afganas de Kabul y Jalalabad, lanzando gritos de "muerte a Estados  Unidos", mientras continúan las protestas por la quema de ejemplares del Corán cometida por militares de EE.UU.

En la capital, medio millar de personas desfilaron cerca  del Parlamento y en las inmediaciones de las instalaciones de la fuerza  internacional de la OTAN. El recinto castrense fue apedreado por los manifestantes.

Un destacamento de la policía antimotines fue atacado por los participantes en la protesta y se dio a la fuga, según testimoniaron corresponsales extranjeros. En otro incidente, soldados  estadounidenses de Camp Phoenix, una base norteamericana, dispararon al aire  para dispersar a la multitud.

En Jalalabad, en tanto, cerca de mil estudiantes bloquearon las principales avenidas de la ciudad.

La indignación de la población afgana se desencadenó al conocerse que la noche del lunes al martes, ejemplares del libro sagrado islámico fueron incinerados en Bagram, la mayor base estadounidense en Afganistán.

El  comandante en jefe de la fuerza de la OTAN, general John Allen, presentó de inmediato sus excusas y afirmó que el hecho se debió a un "error".

En Washington, el secretario de Defensa, Leon Panetta, también ofreció disculpas al confirmar que los militares estadounidenses se habían "desembarazado" de  los libros de manera "inconveniente".

Responsables estadounidenses que pidieron mantener el anonimato confirmaron a la agencia AFP que los ejemplares habían sido destruidos debido a que supuestamente servían para esconder  mensajes intercambiados entre los prisioneros afganos de la prisión dependiente de la base de  Bagram.

El daño o la destrucción de ejemplares del Corán son acciones severamente castigadas por el Islam. Los musulmanes no pueden tocar el libro sagrado si no efectúan abluciones (ritos de limpieza) previas, y quienes no profesan esa religión tienen prohibido poner sus manos sobre ellos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores