Cristián García-Huidobro regresa con las mentiras de los chilenos

Esta tarde debuta la nueva obra del comediante con la que espera sepultar una racha negativa marcada por diferencias con colegas, una separación y pésimos negocios. Y no es chiste.

09 de Noviembre de 2006 | 11:23 | Leonardo Núñez, El Mercurio Online

En su nueva comedia, Huidobro comparte rol con Arturo Ruiz-Tagle.

TANIA ARENAS

SANTIAGO.- A Cristián García-Huidobro sólo le falta morirse en el escenario. Es que al recordado humorista del "Desjueves" le ha pasado de todo en su vida artística, y últimamente ha conocido el lado menos glamoroso de la fama.


El verano pasado, por problemas de producción, no pudo pagarle al elenco con el que trabajaba. La plata se la llevó un gestor de su equipo que "salió arrancando".


No obstante, la mala racha venía de antes. En los últimos cinco años Huidobro se separó por tercera vez; tuvo problemas con el alcohol y las drogas, y se le diagnosticó una fuerte ansiedad que ha superado con tratamiento y ayuda sicológica.


Mientras luchaba con eso debía además mantener aceitada la máquina de hacer dinero por el bienestar de su familia. “No me quedaba más que reírme de mis propias desgracias”, dice. 

En el diván

No es raro entonces el tono confesional que tomó sus comedias. Si el año pasado fue "Terapia Nacional", esta tarde debuta con "Cómo mienten los chilenos" en el Teatro del Parque. Recuperado de todos sus problemas, Huidobro nuevamente juega a interpretar al chileno promedio y sus dilemas. 


"Esta obra es una radiografía de la farsa nacional, de los engaños y del doble estándar. Cada día somos más mentirosos. No decimos ni sí ni no. En eso no hemos cambiado", dice el humorista.


"Eso se ve en todos los ámbitos del chileno", agrega. "Tanto en la esfera pública como al interior de nuestra casa. Nos cuesta decir que no a la pareja. Menos reconocer otra relación. A la amante se la esconde y para verla decimos que tenemos que ir a una reunión de apoderados".


"¿Quieres más mentiras?", continúa el actor, sin parar de hablar, adelantando el contenido de los gags de esta tarde. "Yo te llamo. Juntémonos a comer. Oye, estoy pensado unos proyectos para ti. El lunes te devuelvo la plata...vivimos de muletillas. Así como criticamos a los argentinos por agrandados, nosotros siempre mentimos y nos damos vueltas".


Para García-Huidobro, nuestra manía de mentir tiene una explicación. "Tenemos terror a decir que no. Por ejemplo, si pides trabajo te dicen preséntame un proyecto. Y si lo presentas, viene otra petición en vez de decirte al tiro que no. Nuestro temor al rechazo y a que no nos aprueben nos impide sincerarnos", dice el humorista.


"Si me jubilan saco una pistola"


Con "Cómo mienten…", Cristián García-Huidobro inicia una nueva etapa en su carrera que coincide con la celebración de sus 30 años de trayectoria artística, esa que tuvo su clímax con el "Desjueves" junto a Luis Gnecco y compañía, y que para muchos críticos no ha vuelto a superar.


No obstante, la celebración va y será en grande. Huidobro tiene pensado hacer un show en enero junto a personas con las que ha compartido su afición por la comedia.


"El balance que hago de estos 30 años es de dulce y agraz. En el último año pagué algunos costos por la vida que llevaba. No me siento orgulloso de muchas cosas que hice", se sincera  el humorista.


"Pero no he perdido las ganas de trabajar", dice. Para la obra de esta tarde, escribió el guión junto al joven escritor Gianfranco Rolleri y se ha "matado" ensayando junto a Arturo Ruiz-Tagle, Yamila Reina y Camila Hernández.


"Antes, hubo muchos proyectos que no hice. El desgaste económico te pasa la cuenta. Pero emocionalmente llegó muy bien a estos 30 años. Los tomo como un reimpulso en mi carrera. Y cuidado, si alguien me quiere jubilar soy capaz de sacar una pistola", finaliza.

Estreno: 9 de noviembre.
Lugar: Teatro del Boulevard de Parque Arauco.
Funciones: Jueves, viernes  y sábado.
Hora: 22:30 horas.
Precios: $7000 y $5000 (estudiantes y tercera edad).
Reservas: 299- 07-00
Argumento: El espectáculo esta dividido en cinco cuadros, que contemplan la familia que fue a Francia 98’ y todavía está pagando; la hija que presenta a su novio extranjero, que resulta ser un mapuche adinerado; a los Pitcherboys, unos tipos viejos que juegan golf y todavía tratan de vender el cuento; su propia versión de Pinocho y una cueca de la mentira.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores