Un clásico es la última novedad editorial chilena: Reeditan "Martín Rivas"

Considerada como la primera novela nacional, la obra cumbre de Alberto Blest Gana llega a librerías en una cuidada edición, y con la interpretación que Alejandro Cohen hiciera para la recordada miniserie de 1979 como imagen de portada.

07 de Julio de 2008 | 11:41 | El Mercurio Online

Alejandro Cohen, quien encarnó al personaje en 1979, figura en la portada de la reciente edición.

Ediciones B

SANTIAGO.- Tal vez no se lo vio por primera vez en librerías como las que hoy conocemos. Debe haber sido en bazares que, junto a los libros, acumulaban una amplia diversidad de artículos. Lo más probable es que no todos hayan tenido acceso a él, sino sólo unos pocos que podían pagar su costo.


Probablemente así haya ocurrido en 1862, cuando vio la luz la primera edición de "Martín Rivas", el libro que pasaría a la historia como el principal dentro de la producción de Alberto Blest Gana, pero también como la primera novela escrita en Chile.


La iniciática obra ahora vuelve a las estanterías locales, y no en el formato "lectura escolar obligatoria" en que ha predominado en los últimos años, sino en una cuidada edición a cargo de Ediciones B. La publicación, parte de la colección "Dulce Patria", encabeza los recientes estrenos de la editorial, en una presentación completa, con notas a cargo de la editora Andrea Palet.


La iniciativa busca rescatar el valor patrimonial de la obra, aunque con un claro foco en la entretención. "La colección nació con la idea de recuperar para nuestros días obras literarias, crónicas y ensayos excepcionales de chilenos del pasado. Nuestro foco es la entretención, no el estudio o la preservación", aclara Palet en el prólogo de este "Martín Rivas".


Considerada una fiel representación de la chilenidad urbana, a partir del relato de un joven pujante y humilde que se enamora de una muchacha de opuesta condición social y económica, la obra ofrece un relato impregnado de romanticismo bajo la marca de las diferencias de clase, que no ha perdido valoración a lo largo de las décadas (o, a estas alturas, de los siglos).


Se trata de "una teleserie perfecta", según la editora, quien también destaca los "diálogos corteses y escenas de salón", entre otros elementos de "una buena historia popular", entre los que menciona la intriga, traición, desprecio, conflicto armado, humor, amores contrariados y ambición, entre otros.


Por ello, contaría con su versión fílmica: Fue en 1979, cuando llegó a la pantalla chica como una miniserie que fue sintonía obligada en su tiempo. Dirigida por Sergio Riesenberg, la historia fue protagonizada por Sonia Viveros y Alejandro Cohen, quienes lograron una firme compenetración con los personajes, además de quedarse instalados en la memoria televisiva de los que siguieron la producción.


Tal vez por eso es que el rostro del actor sea el que ilustra la portada de esta última edición (438 páginas), que ya está en librerías por un valor de $12 mil.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores