Carmen Hertz: " 'Ecos del Desierto' quiebra la impunidad social y permite una condena moral"

La abogada de Derechos Humanos, en quien se inspira la producción de Andrés Wood, cuenta que "exponer mi vida en pantalla me dio un pudor no menor", aunque la serie también le permitió viajar "40 años atrás".

10 de Septiembre de 2013 | 12:50 | Por Karen Cordovez, Emol

SANTIAGO.- La historia de búsqueda de justicia de la abogada Carmen Hertz —quien sufrió el asesinato de su marido, Carlos Berger, en el marco de la Caravana de la Muerte—, retratada por Andrés Wood en "Ecos del Desierto" y estrenada anoche en Chilevisión, no sólo conmovió a miles de televidentes que la posicionaron en el primer lugar de sintonía, con 15,7 puntos. Además permitió que su protagonista realizara una especie de viaje al pasado, y reviviera aquellos sucesos que marcaron a fuego su vida.

Así lo relata la propia abogada a Emol, destacando que "ver la representación que hacen María Gracia Omegna y Aline Kuppenheim, y Francisco Celhay en el rol de Carlos, me retrotrajo a 40 años atrás".

Según cuenta la abogada, "los diálogos entre María Gracia y Francisco, como Carmen y Carlos, me trasladaron hacia esa época, y fue para mí como si realmente estuviera ahí, teniendo esas conversaciones. De alguna forma, fue como rescatar algo de vida, en el caso mío y de Carlos... fue como que él resucitara un poco. No es fácil describir mi sensación, pero fue muy emotivo, por cierto".

Carmen Hertz reconoce que "exponer mi vida en pantalla me dio un pudor no menor", pero enfatiza en que esa sensación "es menos importante que el hecho de rescatar la memoria y sociabilizar lo sucedido, ya que Carlos Berger no fue la única víctima, ni tampoco su familia, que fue destrozada por esto. Éste no es un tema que sólo me pertenezca a mí, sino que es parte de un colectivo que sufrió estas atrocidades".

Cabe destacar que cuando Wood comenzó a trabajar en este proyecto, no lo hizo pensando en contar lo sucedido con la reconocida abogada de Derechos Humanos. De hecho, sus primeras reuniones con ella fueron sólo para interiorizarse respecto de los detalles del caso.

"Tuvimos largas conversaciones, y en un principio la serie iba a ser con nombres ficticios, pero de a poco la historia de Carlos y mía se fue convirtiendo en el hilo conductor de esta producción", señala Hertz, quien agradece el trabajo realizado por el director, su equipo, y "todos los actores que estuvieron excepcionales y pusieron sus talentos, que son eximios, al servicio del ejercicio de la memoria, que es fundamental para nuestro país".

Para la mujer personificada en "Ecos del Desierto" por Omegna y Kuppenheim, esta serie y el resto de los programas alusivos a los 40 años del Golpe de Estado, son "un acto reparatorio para las víctimas, en el sentido de que al menos la impunidad social y moral se resquebraja, porque entendemos que los culpables han gozado de impunidad".

Al respecto, la abogada cuenta, por ejemplo, que "en el caso de Arellano Stark, él ha gozado de una impunidad penal y política durante muchos años. Se declaró con alzheimer y alcoholismo crónico, luego de ser condenado por el episodio de San Javier, así que no le va a pasar nada con todas las condenas que van a venir. Algo similar ocurre con el resto de los integrantes de la comitiva, con la salvedad de Moren Brito, que está en Punta Peuco por una larga lista de crímenes".

Por todo ello, reitera de manera enfática que "esta serie, al menos, quiebra la impunidad social, y permite una condena moral importante y fuerte". Por lo mismo, no está de acuerdo con las críticas que han recibido espacios como "Chile, Las Imágenes Prohibidas" y "Los 1000 Días", por parte de quienes llaman a dejar atrás lo sucedido y mirar hacia adelante.

"Una sociedad que no enfrenta su pasado, no lo asume y no lo hace suyo, es muy poco factible que modele un futuro decente y digno. Más aún cuando ha sido una sociedad azotada por crímenes de lesa humanidad", dice la abogada, quien advierte que "desde el punto de vista de la comunidad internacional, esos crímenes no se pueden olvidar, porque son imprescriptibles, y no se pueden perdonar. Son inamnistiables".

Hertz recalca que "no se puede pasar página respecto a estos hechos. Tal como sucede en Europa con el Holocausto, este tema va a ser parte del imaginario colectivo siempre, por todas las generaciones que vengan, porque así tiene que ser, ya que el que nunca más se repita depende fundamentalmente de la memoria".

"La memoria había sido muy mezquina"

A cuatro décadas del Golpe, Carmen Hertz siente que "hemos obtenido dosis importantes de verdad y dosis relativas de justicia, pero la memoria había sido muy mezquina". Según añade, "el tema de la memoria se ha amordazado mucho, se ha censurado, y muchos trataban de hacer sentir que en realidad no había pasado nada, que no era para tanto, que era algo molesto de hablar y que había que mirar hacia el futuro. Se han utilizado una serie de conceptos que, a mi juicio, son manipulaciones absolutas para tratar de meter debajo de la alfombra hechos que son imposibles de esconder".

Por eso la abogada agradece que "a raíz de los 40 años el tema haya estallado con mucha fuerza" en televisión, ya que el rescate de la memoria que han movilizado los programas "permite una reconstrucción decente y democrática de la conciencia cívica, lo que va a significar que haya una sociedad inclusiva y no excluyente, y una patria justa".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores