EmolTV

La decepción de pescadores chilenos y peruanos a un año del fallo de La Haya

Tanto en Arica como en el país vecino, los trabajadores del mar hacen balances negativos respecto a las consecuencias que dejó el veredicto de la Corte Internacional de Justicia.

27 de Enero de 2015 | 13:02 | Por Ramón Jara Araneda, Emol
Cristián Soto, El Mercurio

SANTIAGO.- Hace un año, la Corte de La Haya dictaminaba que la frontera marítima entre Chile y Perú partía en el Hito 1 y no en el Punto Concordia -como postulaba Lima-, pero que dicha línea paralela se proyectaría sólo hasta las 80 millas marítimas, lo que significó para nuestro país la pérdida de cerca de 22 mil km.2 de zona económica exclusiva, ya que desde el último punto se extendería una línea equidistante hasta las 200 millas.


El dictamen generó diversas reacciones: mesura entre las autoridades chilenas, relativa satisfacción entre las del vecino país, y temor y beneficio en el caso de los pescadores artesanales de la zona, respectivamente.


"El balance no es positivo, porque el litigio sobre la zona económica exclusiva nos ha perjudicado, de hecho la muestra está en la captura que se hizo el año pasado en la zona de conflicto, nos mermó la cuota de captura de la anchoveta para la empresa industrial y en el caso de bacaladero, también mermó su productividad. En suma, no hay plata que pague hasta el momento al zona exclusiva económica perdida", dice tajante a Emol Alberto Olivares, presidente de la Federación Regional de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores de Arica.


Representante de siete de las nueve organizaciones que existen en la zona, sostiene explica que respecto a 2014 la pesca "habrá bajado un 30 a 40 por ciento, porque son pescas de altura que no se pueden hacer en la orilla. Hay que pertrechar, acondicionar la embarcación para ir a esas pesquerías, que es bastante complicado".


"Para que se entienda, la zona es un pasadizo, una puerta, es un vivero donde se produce la albacora, el tiburón, especies que no estamos acostumbrados a ver en la playa. La misma anchoveta y el jurel se producen allá, y después se acercan a la costa (...) Uno tiene que navegar para salir más allá de las 200 millas o sobre las 140 millas a la cuadra de Pisagua, entonces es bastante espacio lo que se perdió, por una mala política de nuestro país de no saber defender los derechos de todos los ciudadanos", agrega.


En ese sentido, Olivares lanza sus dardos contra las autoridades chilenas: "Esta es una heredad que se ganó con sangre, no con la politiquería barata que nos tiene acostumbrados este país, de baja alcurnia, muy diferente a la que había antes. Hoy, una mala aplicación de esta política nos está conllevando a que hagan lo mismo con Bolivia".


Descontento en Perú


En el vecino país las cosas no son distintas. Al contrario, los pescadores artesanales tampoco están contentos, ya que esperaban que el fallo los beneficiara, tal como lo aseguraron sus autoridades cuando se conoció el dictamen, "pero nada de eso ha pasado".


"Nosotros los del sur del Perú no estamos conformes con la resolución de La Haya. La pesca ha seguido con el mismo mar que teníamos antes y después de La Haya. No ha habido una variación en límite. Lo único que se hizo fue ratificar los tratados del '52 y '54, a excepción de la frontera de Ilo que tampoco no hemos ganado nada", plantea Jorge Tesaresi, presidente de los Pescadores Artesanales de la provincia de Moquegua.


El dirigente explica que "la pesca en altura no se ha visto favorecida, en esa zona no se ha encontrado nada. Sigue igual, por lo que se van más lejos de esa zona, por lo que no hay beneficio para nosotros".


En esa línea, Tesaresi también critica a las autoridades de su país: "Fue una celebración de las autoridades para decir que ganaron, pero ¿qué se ganó? Nada. No hemos recuperado nada. El problema fue que el tratado pesquero del 52 y 54 ahí se han quedado. No sé que habrán celebrado, pero nosotros no celebramos ni lo haremos".


Asuntos pendientes


En Arica, el gobierno del ex presidente Sebastián Piñera realizó una serie de compromisos para beneficiar a los pescadores artesanales, proyectos que continúan ejecutándose bajo la nueva administración.


"Hemos conversado, ellos (los pescadores) tienen preocupaciones previsionales y de otra índole. Respecto a La Haya, Chile tiene que adecuar sus leyes y respetar este fallo de la justicia internacional, no es un tema que sea recurrente", explica el diputado por Arica Vlado Mirosevic (PL).


El parlamentario sostiene que "más bien estamos preocupados de que Arica tenga una caleta de pescadores decente y no como la de ahora que da pena, es una de las peores el país, ahí necesitamos la mano del Estado central que nos ayude".


Y es la construcción de un nuevo puerto pesquero artesanal el principal proyecto. Actualmente, se estudiaron tres alternativas para ubicar la nueva caleta, recomendándose el sector de Caleta Quiane.


Asimismo, se están tramitando las pensiones de gracia para los 4 pescadores de altura mayores de 60 años que las han solicitado. Los informes deben ser enviados por la Intendencia de Arica y Parinacota a La Moneda, donde serán evaluados.


En otro punto, ya se aprobó el presupuesto (cerca de 102 millones de pesos) para la implementación de un plan de tecnificación y seguridad en faena, el que deberá ser ejecutado este año.


Finalmente, también está presente la construcción de un "mall del mar", el que será integrado en el diseño de la relocalización de la caleta. Ahí, se enfatizará en la pesca, el turismo y la gastronomía.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores