Ministra Schmidt considera muy triste daño hecho por su padre a moai

"El cometió un error y está arrepentido. Por eso, está respondiendo ante la justicia y ha reconocido su responsabilidad", dijo la ministra.

05 de Diciembre de 2006 | 18:27 | Reuters

Eugenio Huki muestra la escultura dañada.

La Segunda

VALPARAISO.- La ministra de Bienes Nacionales, Romy Schmidt, encargada de velar por el resguardo del patrimonio del país, admitió su tristeza por la falta cometida por su padre quien golpeó con una piedra un moai de isla de pascua y se encuentra formalizado y con arraigo.


"Estoy triste y será la justicia la que establezca las responsabilidades del caso como corresponden. Ninguna persona puede tener un fuero especial", dijo Schmidt a periodistas en la sede del Congreso en Valparaíso.


"Si bien mi padre está arrepentido de lo ocurrido deberá acatar la resolución de los tribunales", agregó.


El padre de la ministra podría recibir penas desde 541 días a cinco años de cárcel y multas desde 1.225 dólares hasta 12.270 dólares.


"El cometió un error y está arrepentido. Por eso, está respondiendo ante la justicia y ha reconocido su responsabilidad", dijo la ministra.


Un moai, que en la lengua pascuense rapa nui significa "escultura", es una estatua que representa medio cuerpo humano, tiene unos 6 metros de altura y está labrada sobre una roca mezcla de lava y ceniza volcánica. Cientos de moais fueron elaborados hace siglos por los habitantes originales de la Isla de Pascua.


Arraigado


El padre de la ministra chilena de Bienes Nacionales Alberto Schmidt se encuentra con arraigo desde fines de noviembre en la isla chilena, en medio del Océano Pacífico y a unos 3.500 kilómetros al oeste del continente americano, mientras se resuelve un fallo del tribunal tras ser declarado como infractor a la ley de monumentos nacionales.


Según medios locales, Schmidt estaba a fines de noviembre en Isla de Pascua, cuando tomó una piedra del tamaño de una mano para explicar a su esposa cómo los antiguos isleños tallaban la piedra para fabricar los moais.


Justo cuando golpeaba la espalda de uno de esos moais fue sorprendido por un guía turístico que lo denunció a las autoridades de la isla.


Otro dolor de cabeza, eso sí menor, sufrió la ministra cuando su esposo el diputado Antonio Leal -al rendir homenaje a las chilenas que ganaron mundial de patin hockey- repitió dos veces que el campeonato había sido en Europa. Leal dijo en la oportunidad que su esposa le "tiraría las orejas" por el lapsus.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas