1976

 

Un  toque de queda "especial'' (entre 3 y 5.30 AM) durante los días que dure el Festival es anunciado por las autoridades de la época para promover la asistencia al evento. Se han reforzado además los servicios de microbuses y ferrocarriles, para hacer más fácil la llegada de los espectadores a sus hogares una vez concluidas las funciones.

     Por otro lado, este año marca otro hito importante en la vida del torneo, asume la animación Antonio Vodanovic, comienza así una relación que sin grandes altibajos dura hasta el día de hoy.
  
 

      El miércoles 4 es la jornada inaugural, acompaña al animador sobre el escenario Ana María "Pelusa'' Thieman, quien es ruidosamente abucheada por el público, la mala acogida que tiene la co-animadora obliga a los organizadores a suspender su presentación en las jornadas siguientes de las que deberá hacerse cargo en solitario Vodanovic.
  
 
      Un precio que va desde los $45 el palco, hasta los $12 la galería deben pagar los espectadores por presenciar un espectáculo que este año no ofrece grandes figuras, tanto es así que debe suspenderse la transmisión en directo que hace TVN durante los primeros días, para así permitir una mayor afluencia de público.

      Veintidós temas de veinte países participan en la competencia, de ellos tres son chilenos, defendidos por Gloria Simonetti, Paolo Salvatore y Roberto Valdés. En el show destacan los españoles Juan Bau, Manolo Galván y Mari Trini, participan además: el humorista Chicho Gordillo, Osvaldo Díaz, Los Alfiles Negros, el ballet folclórico de Carmen Cuevas, el grupo Malibú, Los Muleros y el espectáculo revisteril de Eber Lobato que causa impacto por la belleza de sus integrantes, en particular su esposa, la hermosa vedette Sissi Lobato.

      Reaparece en la dirección orquestal el maestro Horacio Saavedra, quien dirige frente a una espectacular escenografía compuesta por tres plataformas circulares sobre las cuales se han construido varios arcos gigantes iluminados por modernos juegos de luces.

     Este año nuevamente el humor es un protagonista importante, Los Muleros triunfan en la Quinta Vergara frente a un público que los obliga a salir hasta seis veces seguidas a continuar su presentación.

     Para la jornada de clausura han clasificado diez canciones extranjeras y el tema chileno "Una noche de amor'' defendido por Roberto "Viking'' Valdés.


Tras la deliberación del jurado resulta triunfador el tema chileno, un minuto de silencio se pide en homenaje a su autor, Carlos Baeza, trágicamente fallecido pocos días antes de que se iniciara la competencia. El segundo lugar lo ocupa Irlanda y el tercero Aruba, representada por Euson.
 
 
     Pero hay otro homenaje, recibe la Gaviota de Plata Carlos Ansaldo, quien deja las actividades festivaleras para integrarse como Gerente de Relaciones Públicas del Casino Municipal, su cargo es asumido por Vicente Gaponov. El artífice e ideólogo de esta fiesta deja a su creación por un tiempo, años más tarde volvería a retomar las riendas de su gran pasión.

Textos y recopilación
Víctor Hugo Moreno y Rodrigo Palma

Noticias en línea Ver más noticias en línea Ver más noticias
ERROR DE CONECTIVIDAD