Guardias de "alto rendimiento": La empresa de deportistas que vela por la seguridad en eventos

Campeones nacionales, sudamericanos y panamericanos que se desempeñan en disciplinas relacionadas a deportes de contacto y el levantamiento de pesas, son quienes conforman el staff de este emprendimiento.

02 de Agosto de 2016 | 07:17 | Por Patricia Marchetti Michels, Emol
SANTIAGO.- Con un metro 80 y 90 kilos en el cuerpo, Alberto Burgos, "Tico", es el entrenador de la selección chilena de lucha olímpica. Es ex campeón sudamericano (2011) y, por la necesidad de cubrir sus gastos deportivos, hace seis años creó "Seguridad Olímpica", una empresa de guardias que en su día a día practican judo, halterofilia, artes marciales mixtas y lucha.

"Un amigo que practicaba artes marciales mixtas entró a trabajar en una disco como guardia, siempre nos invitaba pero le decíamos que no porque después de entrenar no quedaban ganas para salir y al día siguiente había que levantarse temprano", cuenta Tico.

Sin embargo, una noche accedieron ya que necesitaban el dinero para ayudar con los gastos deportivos a sus padres. "El mejor auspiciador que tiene uno es la mamá y el papá y llega un punto en que ellos no pueden seguir ayudándote y uno tiene que hacerse cargo de lo que eligió", comenta el luchador y agrega que "la ayuda del Gobierno es pésima, nosotros tenemos que comprarnos desde las zapatillas hasta las proteínas, realmente la plata no alcanza".

Burgos dice que, al mes, entre transporte (dos veces al día al Centro de Alto Rendimiento), alimentación cada tres horas, proteínas, Glutamina y Creatina, gasta mínimo $200 mil y que sólo un kilo de proteína "buena" le cuesta $30 mil y le dura menos de cuatro semanas.

Luego de la noche que trabajaron en la fiesta, "fue algo que creció como una bola de nieve y ahora estamos trabajando casi todos los días en eventos desde corporativos hasta carretes", cuenta Tico y considera que el hecho de que tengan buena presencia ha influido en el éxito de la empresa.

Seguridad Olímpica empezó con ocho guardias, hoy son casi 30, la mayoría mide más de 1,80 y pesa más de 90 kilos. Burgos cuenta que varios están medios retirados del deporte de alto rendimiento o se desempeñan como entrenadores ya que "su época dorada pasó", sin embargo hay algunos seleccionados jóvenes que de todas formas trabajan de guardia una vez a la semana.

Dentro de la planta fija de la empresa se encuentran el mejor judoka de la historia chilena, Fernando Salazar; el único y primer medallista de bronce panamericano de lucha olímpica, Cristóbal Torres; el primer medallista de plata en lucha grecorromana y seleccionado olímpico, Andrés Ayub; el cubano Yasmani Acosta; y el dueño de la empresa, Alberto Burgos, campeón sudamericano en el deporte que hoy enseña.

La diferencia con las otras empresas de seguridad


Alejandro Tonda, organizador de las fiestas y eventos del Hotel W y ex dueño de la discoteca Oz, asegura que, con su vasta experiencia en el rubro, "la seguridad es un tema muy importante para un evento" y cuenta que fue el luchador Andrés Ayub quien lo contactó con Tico.

"Los otros guardias no son guardias, son gente que está ahí parada, que no interviene, no actúa en momentos necesarios. Muchas empresas de seguridad realmente no entregan seguridad, sus cursos son viejos y no saben controlar situaciones de conflicto. Estos jóvenes sí, esa es la gran diferencia, son los únicos que han hecho bien la pega", asegura Tonda y agrega que considera "una pena que estos deportistas deban trabajar como guardias para pagar parte de sus gastos deportivos".

Tico, por su parte, considera que actualmente ser guardia es mal visto, "es una pega que hace gente de edad que no le queda otra". Sin embargo cree que su empresa ha logrado "subirle el pelo" a la seguridad y dice que "nos hacemos valer, no cobramos barato porque lo que hacemos es de verdad".

Para poder ser un guardia de Seguridad Olímpica, el seleccionador nacional aclara que no cualquiera puede ingresar, se deben tener condiciones. "Tampoco somos los más marcados ni los más gigantes, pero todos somos luchadores, conocemos la disciplina y tenemos conocimientos de lucha que otras personas no", dice y aclara que, de todas formas, nunca han llegado a los golpes en su trabajo, "aplicamos más la psicología y nos aprovechamos de nuestra presencia".

Actualmente sus principales contratistas son el centro de eventos Casa Piedra, el hotel Hyatt, el hotel W y Centro Parque. "Cada día estamos creciendo más y tenemos más eventos, estamos muy bien encaminados y estos ingresos han ayudado mucho a los deportistas que actualmente se preparan para competencias importantes, porque han podido cubrir necesidades básicas con esta pega. Más allá del deporte tenemos familias y esto ha sido una alternativa para poder mantener ambos pilares de nuestras vidas", concluye el campeón sudamericano.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores