Chile al debe en innovación: Economistas abordan razones de bajo puntaje en ranking de competitividad global

Uno de las categorías peor evaluadas que registró el país en el reporte del Foro Económico Mundial fue la capacidad de las empresas para adoptar ideas disruptivas.

18 de Octubre de 2018 | 08:09 | Por Fernanda Mujica, Emol
Diseño Emol
SANTIAGO.- Chile subió un puesto en el Índice de Competitividad Global respecto del año pasado, ubicándose así en el puesto 33° del reporte que mide 140 países del mundo. De esta forma, Chile continúa como líder en América Latina en el ranking elaborado por el Foro Económico Mundial y la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Si bien el país está bien posicionado en el estudio respecto a estabilidad macroeconómica, mercado de productos y sistema financiero, no obtuvo buena calificación en aspectos como capacidad de innovación y adopción de tecnología de información (TICs).

En la categoría de innovación, en la que Chile ocupa el lugar 53°, se revisaron dos ejes: dinamismo de los negocios y capacidad de innovación.

En el primero, la principal fortaleza del país está en el tiempo para iniciar negocios, donde se ubica en el lugar 25°, mientras que la mayor debilidad está en la capacidad de las empresas para adoptar ideas disruptivas, alcanzando el lugar 82°.

Por otro lado, respecto de la capacidad de innovación, la mejor ubicación a la que llegó Chile fue en la calidad de instituciones de investigación, con el puesto 36° y, por el contrario, el peor puntaje fue en la diversidad de la fuerza de trabajo, donde quedó en el lugar 104°.

Sobre este tema, economistas abordaron el bajo puntaje que tuvo el país en innovación y qué falta en esta materia.

Análisis de la falta de innovación en Chile
En mí visión, Chile todavía está lejos de tener una política de incentivo a la innovación. Yo creo que todavía falta mucho por recorrer en ese ámbito, tenemos que aprender de otros países. Nos falta bastante por recorrer, sin embargo, creo que en Chile hay capacidad de recursos humanos, pero creo que todavía no es un tema que hayamos abordado de adecuada manera.

Yo veo emprendedores jóvenes con muchas ideas, bastante innovadores en Chile, pero creo que quizás falta profundizar eso en las grandes empresas y colaborar. También he visto que algunas grandes empresas han creado los labs, que en Estados Unidos son muy recurrentes para generar innovación en las mismas empresas.

Otro elemento que hay que profundizar y aprender de las experiencias internacionales es una colaboración más estrecha entre las empresas y la universidad, de tal manera que la investigación que se realice en la universidad sirva para mejorar nuestros procesos productivos concretos.

Los cambios que estamos viendo en el mundo más desarrollado sin duda alguna son súper rápidos y creo que las empresas que hoy día no estén pensando en adaptarse a ellos, pueden pasarlo bastante mal. Ahí va a haber una presión muy fuerte por estar investigando y adaptando innovaciones tecnológicas que se estén desarrollando en otros países..
Carlos Budnevich, economista y académico de la U. de Los Andes
Uno pudiera pensar que la innovación es el mecanismo de crecimiento a largo plazo, sobre todo para la economía. Chile todavía tiene harto que hacer de catch-up, de aprender de mejores prácticas de otros países, de ver cómo traer innovaciones a nuestra realidad, de mejorar las condiciones para el emprendimiento.

Hay mucho de aprender, de salir afuera, de traer mejores prácticas, de reestructurar efectivamente cómo se están haciendo las cosas dentro de las empresas. Hay harto que se puede arreglar todavía sin tener que estar inventando muchas cosas acá.

Yo creo que en la innovación efectivamente las tasas de inversión son bajísimas, no se ha logrado incrementar mucho, pero más bien yo creo que las ganancias productivas deberían venir por otra parte, obviamente lo del Estado lo hemos hablado muchísimo, pero lo que pueden hacer las empresas dentro de ellas mismas es en términos de reingeniería y de cómo mejorar las competencias de los trabajadores y tratar de traer mejores prácticas.
Verónica Mies, economista y académica del Instituto de Economía de la U. Católica
El gasto en investigación y desarrollo es uno de los elementos que ayuda a un mayor crecimiento de la productividad. Ciertamente es un área de preocupación poder allegar más recursos hacia estas inversiones, que son bastante riesgosas, porque se caracterizan en que sólo algunas de ellas tienen efectivamente retornos y otras tienden simplemente a hacer esfuerzos que no dan resultado. Creo que no sólo es el Estado el llamado a entregar recursos para inversión en investigación y desarrollo, sino que también el sector privado y ojalá las universidades, las instituciones de educación, que para eso deben disponer de recursos de investigación para poder dedicar a esto. Universidades bien financiadas y con aportes públicos y privados pueden ser también una contribución a esto. Más que solamente mirar el resultado y quejarnos por lo bajo que está siendo el gasto en esta línea, yo creo que hay que pensar en el sistema y en la forma que podemos incentivar más recursos hacia este fin.
Guillermo Le Fort, economista, consultor y académico de la U. de Chile
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores