A los 90 años fallece Juan Bas Mayo: La historia del hombre detrás de las mostazas, ketchups y aceitunas

En 1987, tras el fallecimiento de su padre, el empresario chileno se hizo cargo de la empresa familiar y lideró diversas negociaciones con multinacionales que se interesaron en comprarla.

06 de Febrero de 2019 | 15:01 | Redactado por Patricia Marchetti M., Emol
Familia Bas
SANTIAGO.- El hombre detrás de las marcas JB y Don Juan falleció este martes a los 90 años. Se trata de Juan Pablo Bas Mayo, un empresario gastronómico que se hizo nacionalmente conocido por estar a cargo de la producción de ketchup, mostaza y ají, entre otros.

Fue a los 31 años -1958- cuando el ingeniero químico industrial se hizo cargo de la empresa familiar, la cual había sido fundada en 1938 por su padre, el catalán Juan Bas Éroles.


En ese momento, tras la muerte de su progenitor, Juan se ubicó a la cabeza del negocio y así tomó el liderazgo entre los 14 hermanos del matrimonio Bas Mayo.

Bajo su mando, una serie de decisiones estratégicas posicionaron a Juan Bas Alimentos -perteneciente al grupo ICB- como una de las firmas líderes en el mercado de encurtidos, salsas frías, aceitunas y aderezos y no sólo le produce a marcas nacionales como Don Juan y Marco Polo, sino que también realiza fabricación internacional.

Tras el anuncio de la muerte de Juan Bas Mayo, el empresario Roberto Fantuzzi lamentó el que "cada vez hayan menos industriales empresarios". En ese sentido, explicó: "Resalto 'industrial' porque cada vez hay menos empresarios que hagan fábricas con máquinas, trabajadores y que coloquen una etiqueta que diga 'HECHO EN CHILE'".

La historia de los Juan Bas y de sus marcas

El árbol genealógico es difícil. Es que la mayoría de los hombres de la familia -hijos, sobrinos, hermanos y nietos- tienen el mismo nombre del padre del recién fallecido y creador de la compañía familiar: Juan Bas Éroles.

Es que las raíces para la familia del inmigrante español son esenciales y así queda de manifiesto en la página de Facebook de la firma "Juanitos B." que hoy lideran Antonio Bas -el más joven de los 14 hermanos Bas Éroles- y su hijo Juan Bas Mora.

En ella, cuentan que fue el abuelo de la familia -padre de Juan Bas Mayo- quien se embarcó desde Barcelona rumbo a Chile.

"Venían como representantes de una fábrica de pianos, desembarcaron en Valparaíso donde se instalaron para comenzar a crecer y hacer una nueva vida, pero un gran terremoto de aquellos años, los dejó en el suelo sin pensar nunca que el destino les haría un cambio de su día a día, y lo llevaría a fabricar los primeros vinagres embotellados y haciendo crecer una gran marca", recuerdan.

US$6,5 millones pagó Helmann's por JB en 1989
El éxito de la firma vino prácticamente de inmediato, pero no fue hasta que Juan Bas Mayo asumió el liderazgo que se vendió a Hellmann's -actualmente Unilever Foods- en 1989.

¿La razón de la venta? Según consigna una publicación de 2008 de la Revista Capital, "la sucesión de la compañía -en que participaban los 14 herederos de Bas Éroles- decidió ceder la marca para evitar que la eventual arremetida del gigante americano de alimentos arrasara en el mercado".

Fue una venta por un monto de US$6,5 millones de la época y que estuvo respaldada por la mala experiencia que ya habían tenido los hermanos cuando llegaron competidores del calibre del Hellmann's a Chile.

"Cuando llegó Evercrisp, al poco tiempo acaparó el 80% del mercado de las papas fritas, donde también participábamos... en ese caso no teníamos nada más que hacer. Entonces cuando llegó la oferta de Hellmann's nos sentimos casi obligados a vender la marca para que no nos pasara lo mismo", dijo en 2008 Jorge Bas, hijo de Roberto Bas, el menor de los 14 hermanos.

En un primer momento era un negocio redondo, porque ellos mismos le producían los productos a Hellmann's, pero después la multinacional montó su propia empresa en Chile y ahí las ventas cayeron. Fue en ese entonces cuando los hermanos invirtieron una importante suma para sacar adelante su nueva marca: Don Juan.

Con esa nueva línea optaron por vender el 50% de la compañía al grupo ICB, que maneja marcas como Marco Polo, Esmeralda, Atún Van Camps, Don Vittorio y Ferrero. "La ecuación era simple: nosotros nos enfocamos en la producción y ellos en la distribución".

Pero la familia Bas se dio cuenta que se había convertido en una unidad más del negocio de ICB y que, por lo tanto, era mejor vender el 50% restante, algo que se concretó en 2002.

Hoy, los más de 60 herederos de Bas se desempeñan en diversos rubros, desde el inmobiliario, hasta el gastronómico, siempre destacando el fuerte legado que les dejaron los líderes de la empresa familiar.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores