Nuevos medidores de electricidad: Empresas abordan polémica y aseguran que costo no lo pagarán los usuarios

Un reportaje de Ciper reveló que el recambio por los nuevos aparatos "inteligentes" tendría un costo en torno a los US$1.000 millones, que serían financiados por los clientes en las cuentas eléctricas.

04 de Marzo de 2019 | 10:24 | Redactado por Patricia Marchetti M., Emol
Enel
SANTIAGO.- La polémica en torno a quién asumirá los costos de los nuevos medidores inteligentes de electricidad continúa. Así, después de una extensa investigación del medio Ciper -que reveló que el costo de instalación deberá ser asumido por los clientes- y de la indignación de los usuarios en redes sociales, el director ejecutivo del gremio eléctrico, Rodrigo Castillo, afirmó que no habrá ningún cobro adicional.

Según Ciper, para el año 2025, más de seis millones de nuevos "medidores de luz inteligentes" estarían instalados en casas, oficinas y empresas. Un proceso para el cual se estima una inversión de US$1.000 millones, pero que no correrá por cuenta de las firmas distribuidoras, sino que será financiado por los mismos clientes.

Así, según la investigación, desde septiembre de 2018 que algunas cuentas de luz ya incluyen el cobro de estos modernos equipos y se estima que el recambio tecnológico provocará una subida en los pagos en un 5%.

Pero no sólo eso: las compañías, además de reducir drásticamente sus planillas de personal -porque ya no será necesario el trabajo de la persona que mide el consumo en terreno ni el de las cuadrillas que cortan y reponen la energía-, se beneficiarán de la nueva tecnología, la cual registrará hasta el más mínimo consumo, incluso el de aparatos apagados que están enchufados.

¿Y por qué el costo lo asume el cliente? Según Ciper, en Chile, históricamente el medidor y el empalme han sido propiedad del cliente. Al menos hasta principios de 2018, el 70% de los medidores era propiedad de los usuarios. Lo mismo ocurría con más del 84% de los empalmes: las instalaciones que van desde los postes hasta el medidor.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) definió que la propiedad debía pasar a las compañías distribuidoras de electricidad y determinó que los nuevos medidores debían cumplir ciertos requisitos y compartir las mismas características en todo el territorio.

Y aunque dichas características aún no están definidas, Enel Distribución ya ha instalado más de 250 mil nuevos medidores en Santiago.

Respecto al cambio de propiedad del medidor, el Congreso jugó un papel clave: la Ley 21.076, que se aprobó en enero de 2018, estableció que medidores y empalmes pasarán a ser propiedad de las empresas -las que deberán reponerlos ante cualquier emergencia natural- y que los decretos tarifarios deberán incluir el pago de los usuarios por estas instalaciones como un "arriendo" a perpetuidad.

"Pero esto no es una expropiación, porque tú te vas a quedar con el medidor antiguo. Ahora, que el medidor no te sirva para nada, ya es problema tuyo"

Andrés Romero, ex secretario ejecutivo de la CNE

Así fue como quedó establecido por ley que todos los medidores y empalmes pasarán a ser propiedad de las empresas distribuidoras y que los decretos tarifarios deberán incluir el pago de los usuarios por estas instalaciones.

La ley entró en vigencia con el decreto tarifario publicado en septiembre de 2018. Y si antes los usuarios podían negarse al cambio de medidor, ahora solo depende de las compañías definir cuándo lo ejecutan.

Gremio eléctrico: "Hay una confusión de fondo"

Tras la publicación de Ciper, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, negó enfáticamente que el costo del cambio del medidor lo tenga que asumir el cliente.

Así, en entrevista con Radio Cooperativa este lunes, señaló: "En este caso efectivamente la nota tiene algunos elementos que son reales, sin embargo, hay una confusión de fondo: los medidores inteligentes no son financiados por los clientes de forma directa".

"De hecho, cuando se habla en la nota de una suerte de 'arriendo perpetuo', eso no es correcto, la nueva normativa por primera vez hace cargo de la empresa el financiamiento de los medidores, en el pasado era de cargo del cliente. A partir de ahora pasan a ser parte de los costos generales de la empresa, como es un poste o una línea eléctrica", dijo.

"La infraestructura general de la empresa aumenta porque a partir de ahora el medidor deja de ser pagado directamente por el cliente y pasa a ser pagado por la empresa. En el pasado cuando alguien tenía un arriendo del medidor pagaba del orden de $500 al mes. Hoy día cuando uno calcula el aumento de la cantidad de dinero, se remunera la empresas y llega del orden efectivamente del 1% y eso significa que la cuenta promedio va a tener un incremento, o tuvo en realidad en el pasado porque eso ya ocurrió, del orden de los $200 a $300 dependiendo del nivel de consumo"

Rodrigo Castillo

Ante la consulta de si el usuario va a tener que pagar por estos nuevos medidores, Castillo fue enfático en decir: "La respuesta es un rotundo no, no hay ningún cobro adicional a la cuenta normal. Ya no va a haber un cobro por arriendo como lo había en el pasado... esto se convierte simplemente en parte de la cuenta normal, igual como no pagamos por los postes", comentó.

Entonces, al ser consultado por si eso significa que la cuenta va a subir por el cambio del dispositivo, el ejecutivo aseveró que "al momento de calcular las tarifas, el Estado considera todas las inversiones que debe hacer la empresa en periodos de tiempo muy largo, en fracción de esos costos".

Lo anterior, "porque obviamente no se carga todo de una vez, sino que de acuerdo a la vida útil proyectada de estos costos, se establece cuál es la nueva cantidad de dinero que debe remunerar a la empresa para poder cumplir con todas estas nuevas inversiones, así que la respuesta es es no, no va haber un cobro adicional distinto por el medidor".

Cabe destacar que uno de los beneficios que tendrán los nuevos medidores para las personas, es que ante cualquier corte de servicio eléctrico, la compañía podría identificar la situación y aislar el problema de forma remota.

Asimismo, cada equipo medirá el consumo cada 15 minutos, información que será recogida por la compañía y con la que, a futuro, podrá ser útil para aplicar tarifas diferenciadas por tramos, horarios, e incluso podría cambiar la forma en que se realizan los cortes de luz por no pago del servicio.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores