EmolTV

La larga disputa de 15 años entre EE.UU. y la Unión Europea y que podría abrir un nuevo conflicto comercial

Este miércoles un fallo de la OMC le permitirá al país norteamericano imponer aranceles multimillonarios a productos de la UE, en represalia por las ayudas concedidas al fabricante aeronáutico Airbus.

02 de Octubre de 2019 | 22:00 | Agencias/Redactado por Ignacio Guerra, Emol

El control por la industria aeroespacial destapó el conflicto entre ambas potencias comerciales.

AFP
En un fallo que ha sido considerado histórico, y que amenaza con desencadenar un nuevo flanco de disputa comercial a nivel global, la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó este miércoles a Estados Unidos a imponer aranceles multimillonarios a bienes procedentes de la Unión Europea durante un año.

Productos como aviones, vino, whisky, aceitunas y queso podrían sufrir gravámenes de entre el 10% y 25% desde el próximo 18 de octubre, en un monto que puede alcanzar los US$7.500 millones, según lo dictaminado por la OMC.

El listado fue anunciado por el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, quien valoró el fallo y defendió el "derecho" de su país a buscar mayor armonía en la industria de fabricación de aeronaves, donde acusan que existe un desequilibrio a favor de la empresa europea Airbus, en desmedro de Boeing.

Asimismo, subrayó que "esperamos entablar negociaciones para resolver este problema de una manera que beneficie a los trabajadores estadounidenses".

La cifra establecida por la OMC se basó en las estimaciones que los árbitros del organismo realizaron sobre las pérdidas que habría sufrido la empresa Boeing en sus ventas anuales, debido a las "ayudas ilegales" que los países de la Unión Europea le otorgaron a Airbus, su principal competidor, en una disputa que ya se arrastra desde hace 15 años.

Una larga batalla corporativa


El conflicto entre los dos mayores fabricantes aeroespaciales del mundo comenzó el 2004, un año después de que Airbus superara por primera vez en ventas a Boeing, en la que es vista como la batalla corporativa más larga de la historia reciente.

En dicha ocasión EE.UU. acusó al grupo europeo de haber recibido subsidios ilegales desde hace varias décadas, estimados en más de US$22.000 millones.

Las ayudas consideradas ilegales se refieren a aportes de lanzamiento de ciertos modelos, así como al financiamiento aportado por Francia, Alemania, España y Reino Unido a tipo de interés más bajos que los del mercado y con las que Airbus pudo desarrollar sus aviones más recientes.

En respuesta, la UE denunció al país norteamericano de realizar la misma estrategia para favorecer a la compañía Boeing, en un monto aproximado de US23.000 millones.

También lo acusó de aportar incentivos fiscales a la firma, junto a otras medidas como el acceso a instalaciones, equipamiento y personal estatal, lo que incumplía las normativas internacionales de comercio.

Aquella primera parte de la disputa quedó zanjada en 2011, cuando la OMC determinó que ambas compañías recibieron miles de millones de dólares en asistencia ilegal. Mientras Airbus lo hacía a través de ayudas para lanzar programas de aeronaves que eran reembolsables al momento de la entrega, Boeing lo realizaba con contratos gubernamentales y exenciones impositivas.

No obstante, en su decisión de esta jornada la OMC subrayó en que medidas de este tipo continúan funcionando más de una década después, incumpliendo las reglas del organismo regulador, entre ellas ciertos programas fiscales e incentivos de estados de Washington y la UE.

Próximos pasos


Sin embargo, esta decisión no constituye el final de esta disputa cruzada entre estadounidenses y europeos. Ahora resta que la OMC se pronuncie sobre las sanciones comerciales que esta vez correspondería a la UE aplicar contra EE.UU., por un litigio paralelo que también está en manos de la organización internacional. Resolución que se espera que se conozca el próximo año.

En ese expediente, Bruselas denunció al país norteamericano por los subsidios concedidos a Boeing y que tras haber sido declarados en algunos casos ilegales, podrían dar también lugar a represalias mediante el aumento de aranceles por un monto que la OMC tendrá que fijar.

Por su parte, Airbus ha dicho que espera que ambas partes en el litigio puedan llegar a una solución negociada que evite las sanciones, ya que imponer aranceles a los aviones y a componentes aeronáuticos podría generar una "situación de inseguridad" que afectaría a la economía mundial.

Pero lo cierto es que el mundo entero mira con preocupación el desenlace que puede tener este caso, en un año que ha sido especialmente frágil para la economía mundial, en medio de la guerra comercial entre EE.UU. y China.

Sin ir más lejos, los mercados globales ya sufrieron las repercusiones del fallo, donde el índice paneuropeo STOXX 600 bajó 2,7% -su peor día desde diciembre de 2018-, las acciones de Airbus perdieron un 2% y los principales indicadores de Wall Street sufrieron sus caídas más pronunciadas de un día en casi seis semanas.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores