EmolTV

Raphael Bergoeing y la crisis: "El 'desde' tiene que ser que ni una persona en Chile muera de hambre por las cuarentenas"

En entrevista con Emol, el presidente de la Comisión Nacional de Productividad analizó la "inusual" situación que atraviesa el país, las medidas del Gobierno y los que, a su juicio, son "los estándares mínimos" que deben cumplirse pese a la incertidumbre.

25 de Mayo de 2020 | 08:04 | Por Patricia Marchetti Michels, Emol

Raphael Bergoeing, presidente de la Comisión Nacional de Productividad (CNP).

El Mercurio
SANTIAGO.- "Incertidumbre", "complejidad" y "magnitud" son las palabras a las que más recurre el presidente de la Comisión Nacional de Productividad (CNP), Raphael Bergoeing, para analizar la "inusual" crisis que afecta a Chile. Es que tras el estallido social y el aún incalculable golpe de la pandemia, el economista recalca que las proyecciones futuras se mueven en un rango que roza el nivel de las apuestas.

Sin embargo, hay cosas que para el académico de la Universidad Diego Portales "son bastante obvias" y que tienen que ver con la caída de varios índices ante el "cierre" de la economía producto de las cuarentenas. Así, respecto a su área de trabajo, la productividad, ya adelanta que "se va a ver brutalmente afectada" tanto en lo inmediato como en el largo plazo.


De hecho, incluso respecto a 2019, donde la estimación de la CNP era que la productividad cerraría en un rango entre -0,3% y 0%, Bergoeing afirma que las repercusiones de la crisis social "van a corregir con un grado de realidad lamentable esas proyecciones, porque habían sido construidas con información de Cuentas Nacionales del Banco Central que sólo llegaban hasta septiembre".

Frente al nuevo escenario que se abrió con la llegada del covid-19 al país, el ex superintendente de Bancos dice a Emol que lo mejor es ir analizando medidas y efectos semana a semana. En esa línea, aborda las iniciativas hasta ahora implementadas por el Gobierno, entra al debate en torno al espacio fiscal y menciona los que, para él, deberían ser "los estándares mínimos" a cumplir en el contexto actual pese a la incertidumbre futura.

Productividad y recuperación económica

- Habla de un impacto "brutal" en la productividad, ¿qué trae asociado eso?

"En lo inmediato, lo que haces básicamente por la pandemia es dejar de producir a pesar de que tienes la misma cantidad de población, de personas en la fuerza de trabajo y de inversiones que ya se habían realizado. Por lo tanto, la productividad, que es el reflejo del valor agregado de las máquinas y las personas en el PIB, se va a ver brutalmente afectada".

"La crisis que estamos enfrentando, combinada con el estallido social, es bastante única en el mundo y particularmente en Chile. Y por ser bastante única permite imaginar escenarios que son bien amplios. Por eso los rangos de estimaciones para las cifras incluso de Imacec en abril y mayo son mucho más amplios que los habituales, para qué decir las estimaciones para el año"

Raphael Bergoeing

"Pero lo más complicado es que en episodios como los que venimos enfrentando en Chile desde el cuarto trimestre del año pasado, que aún no están resueltos, sumado a esta crisis mucho más dramática aún, lo que fundamentalmente se ve afectado y que altera la productividad son las expectativas. Se genera un nivel de incertidumbre muy grande que dificulta la toma de decisiones a largo plazo y termina castigando de manera muy agresiva la inversión de largo plazo. Y la inversión de largo plazo es, por lo general, la más productiva".

"Por lo tanto, aunque la pandemia se termine de resolver durante los próximos meses con el descubrimiento de una vacuna, vamos a seguir viendo durante varios trimestres hacia adelante, como resultado de la incertidumbre que generó y de la caída de inversión de largo plazo, un efecto negativo en la productividad".

- ¿En la Comisión tienen estimaciones de cuánto podría ser ese impacto?

"No, no hemos hecho esa estimación porque para construir los datos de productividad agregada y por regiones tenemos que tener acceso a información que genera el Banco Central que todavía no ha sido publicada porque ni siquiera se ha generado. Por lo tanto antes de septiembre de cada año no estamos en condiciones de generar estimaciones de productividad para el año en curso.

"Lo único que sí puedo asegurar es que por razones obvias, como resultado de lo que está pasando en Chile, vamos a tener una caída dramática en la productividad durante el 2020 y un efecto lamentable y relevante durante el año siguiente (2021) por la mayor incertidumbre y la menor inversión de largo plazo que eso va a generar".

- En el Informe de Política Monetaria (IPoM) de marzo, el Banco Central anticipaba una recuperación en "V", pero a medida que pasa el tiempo y se propaga más el virus, pareciera que esa apuesta ya no va más. ¿Usted con qué letra ve la recuperación?

"Caemos en el mismo problema de antes, los escenario posibles son mucho más que los que habríamos imaginado. Uno básicamente para proyectar el futuro usa la teoría económica, usa la experiencia internacional, pero sobre todo usa la historia y la historia no nos entrega información suficientemente útil por lo única que es esta crisis en Chile".


"Aquí hay escenarios que tienen riesgos muy distintos, tienen probabilidades de ocurrencia muy diferente y que distintos analistas han planteado, pero que están en el ámbito casi de las apuestas. A mí me parece que una vez que la vacuna se haya descubierto y se haya implementado de manera masiva, la recuperación debería ser rápida, pero el problema es que no sabemos si eso va a estar listo a comienzos del próximo año o a fines. Por lo tanto, las proyecciones para este año y el próximo son demasiado inciertas, y hasta que no exista la vacuna vamos a estar sometidos a exigencias sanitarias que van a condicionar absolutamente la capacidad de la economía de avanzar".

- Y está el tema de la crisis social que podría reactivarse post covid...

"Claro. Los dos argumentos para quitarle fuerza a aquellos que están esperando una recuperación en 'V' son dos. Uno, que es más internacional, es que la profundidad y amplitud de las cuarentenas es mucho más grande que lo que cualquiera estaba esperando en enero pasado y por lo mismo los efectos económicos que se están generando son mucho mayores que los que se esperaban y el efecto en la inversión va a ser mayor que el que yo habría esperado a principios de marzo. Mientras el efecto en la inversión sea mayor, entonces la inercia de la crisis se va a mantener un rato mayor y en ese sentido creo que hay argumentos más a favor de una recuperación en 'U' que en 'V'".

"Creo que las condiciones hoy sugieren una probabilidad más alta de una recuperación, particularmente en Chile, en 'U' que en 'V', pero es súper importante reconocer que tenemos un rango posible de eventos que es mucho más amplio que el habitual"

Raphael Bergoeing

"Por otro lado, respecto a la realidad chilena, está el contexto de un estallido social que partió a mediados de octubre y, si bien no es de la profundidad y amplitud de esta pandemia, sí afecta de manera muy importante las expectativas en el país, exacerba los ánimos y dificulta la posibilidad de que se tomen decisiones de inversión en el mediano plazo retardando la recuperación".

Las medidas del Gobierno y la importancia de "rectificar"

- La recuperación también dependerá de lo que se haya hecho en materia económica durante la crisis. ¿Le han parecido acertadas las medidas que ha adoptado el Gobierno?

"Me parece ya que se hayan anunciado cuatro tipos de herramientas distintas para proteger el empleo, para apoyar a las pymes, bonos, etcétera, y eso muestra que la autoridad está activamente trabajando en esto. Creo que lo natural, en contextos como estos, es que se vaya analizando semana a semana lo que está pasando, viendo el impacto de las medidas y rectificando de ser necesario. Hasta ahora nos hemos encontrado con varios problemas, pero también creo que han habido cosas positivas".

"Hay decisiones que se van cambiando en el camino y a mi eso no me sorprende, porque eso es lo coherente cuando tienes poca información y un problema de la gravedad y de la magnitud de esta. Se tiene que ir aprendiendo en el camino. Lo importante es que la autoridad vaya tomando decisiones, vaya evaluando el impacto de las mismas y vaya rectificándolas o reforzándolas cuando estas no funcionan o sí funcionan respectivamente"

Raphael Bergoeing

"Por ejemplo que la decisión que tomó la autoridad de apoyar créditos garantizados exigiendo a las instituciones -bancos- que se acogen a estas políticas que muestren con datos lo que están haciendo con ellos, es súper positivo. En el 2008 cuando se inyectó dinero en el mercado del crédito chileno como resultado de la crisis subprime, no se impusieron condiciones y las instituciones financieras pudieron utilizar esos recursos no siempre con el fin que la autoridad pretendía".

"Hoy lo que se está haciendo, una década después, es que se están poniendo a disposición de bancos e instituciones no bancarias lineas de créditos y garantías que facilitan que se presten los recursos, pero se está haciendo contra determinados comportamientos de esas instituciones y eso es tremendamente positivo. Lo importante es que se generen las cifras, que se conozcan, y que en función de esa información se vaya evaluando si es que la política está funcionando".

- Y la entrega de canastas de alimentos, ¿qué le parece?


"En un escenario ideal, en el que no hay crisis, en el que las personas pueden moverse con libertad, lo obvio es entregar recursos financieros para que las familias decidan por sí mismas lo que más necesitan. Pero ese es un escenario ideal y la realidad actual es muy distinta al escenario ideal. Estamos en un contexto en el que muchas veces esos recursos no son necesariamente utilizados como la autoridad espera se utilicen. Por otro lado, estamos en un contexto en el cual no queremos que la gente salga a la calle por los contagios"

"En ese mundo, obviamente que entregar canastas, si bien impone un desafío logístico y tiene otros problemas adicionales relacionados con a quién le compro los productos, es una alternativa súper razonable. Si bien en la balanza aparecen pros y contras, en este escenario me parece que la canasta es una buena medida".

Espacio fiscal y "los estándares mínimos"

- A medida que el Gobierno ha ido a anunciando sus medidas, se ha generado un debate en torno a la capacidad de gasto del Ejecutivo y de que se podría desembolsar más. ¿Cree que se puede y se debe gastar más?

"No lo sé. Yo lo que haría es básicamente aproximarme a este tema abordando los que son los estándares mínimos. Desde acá tenemos que partir: no puede ocurrir que haya una persona en este país que se muera de hambre como resultado de las cuarentenas que hemos tenido que imponer para resolver lo sanitario. Eso no puede ocurrir. Ese es el 'desde'".

40% es la deuda pública estimada para Chile de aquí al 2024. "Es cuatro veces a la que teníamos en 2010, pero sigue siendo menor que la que uno observa en países con el nivel de desarrollo de Chile"

"En un segundo nivel de preocupación, que no haya ninguna empresa que termine quebrando como resultado de algo transitorio por muy grave que sea siendo que era una empresa que tenía capacidad de ser solvente en el largo plazo, lamentablemente por supuesto que esto no va a poder ser así".

"En un tercer plano está el seguir insistiendo aún más en políticas que traten de suavizar todos los otros efectos que esto está generando. Cuánto puede el Gobierno o no gastar, bueno, el hecho de que tengamos ex presidentes de Banco Central y ex ministros Hacienda que tienen opiniones bastante distintas no hace más que mostrar lo complejo que es todo esto".

- Pero se habla de que Chile tiene muchos más fondos a los cuales recurrir...

"Ha habido una discusión que me parece relevante y válida con respecto a la magnitud de los montos involucrados en términos de la ayuda a las familias. Por un lado está la mirada de que Chile ha hecho razonablemente bien su tarea de las últimas décadas y ha logrado ahorrar más de US$30 mil millones en fondos soberanos, por lo que tenemos un colchón que permite enfrentar esto de mejor manera"

"Hay una tensión que el ministro Briones tiene que manejar que involucra balancear distintos objetivos. Por un lado gastar lo suficiente para evitar que la gente se muera de hambre y las empresas quiebren sin necesidad, y por otro lado tener la prudencia de mantener recursos para adelante"

Raphael Bergoeing

"Y por otro lado, uno dice: bueno, estos recursos están ahí y el esfuerzo se ha hecho para justamente ser utilizados en momento de crisis y si esta no es una crisis especial, entonces cuál. Por lo tanto, si este no es el momento de gastar los ahorros, cuándo. Es una postura súper válida y es la que ha permitido que incluso un ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, haya dicho que este es el momento de 'tirar la casa por la ventana'".

- ¿Usted coincide con Velasco?

"Lo que la autoridad tiene que hacer, y eso recojo yo del comentario de Andrés Velasco, es primero, reconocer que esta crisis por su magnitud requiere políticas que sean también de una magnitud inusualmente grande. Segundo, entender que las políticas van a ir cambiando porque estamos todos probando, tratando y aprendiendo de lo que está pasando en el proceso. Tercero, también reconocer, y ese es el zapato chino en el cual está el ministro de Hacienda, que si bien las condiciones ameritan y exigen que gastemos recursos como no habíamos gastado en la historia previa en este país, la incertidumbre es tan grande que no sabemos hasta cuándo vamos a necesitar que el Estado siga poniendo recursos. En castellano: no sabemos cuántos recursos totales va a tener que poner al final".

- O sea, mejor "guardamos los cartuchos" como dice Briones...

"Estoy de acuerdo en el sentido de que si nos guardamos todos los cartuchos hoy, entonces hacemos mañana (...) y la verdad es que ni el ministro de Hacienda, ni la oposición, ni los los sectores económicos, ni los académicos, tienen ninguna capacidad se saber exactamente cuándo va a terminar. En ese sentido, tenemos que gastar mucho, pero al mismo tiempo tenemos que ser capaces de gastar mucho durante un rato largo".


"Yo no estoy en condiciones de decirte si los montos que estamos asignando son suficientes o no. Si podrían ser mayores, siempre pueden ser mayores, pero el problema es que la cantidad de desafíos que hay es tan grande y es tan amplia que la verdad que uno tiene que confiar al final que la autoridad, que tiene más información que uno, está haciendo la mejor evaluación posible y está actuando con todas las premuras necesarias".

- ¿Y qué pasa si agotamos los cartuchos?

"Afortunadamente hay un escape para Chile que obviamente no es infinito, pero que consiste en que, por lo que hemos hecho en el pasado, por la deuda pública que tenemos y por las tasas de interés internacionales que garantizan que vamos a poder tener acceso a deuda en condiciones muy favorables, sugiere que estamos en un buen pie para ello. Pero esto tiene que ser evaluado día a día y eso es lo que el Ministerio de Hacienda está haciendo".

La "amargura" ante los que "buscan conspiraciones detrás de cada error"

- El Presidente Piñera ha dicho que la actual se trata de "la peor catástrofe sanitaria de los últimos 100 años". ¿Cree que el Congreso y el debate político ha estado a la altura de las circunstancias?

"No me gusta decir 'el Parlamento' o 'el Congreso, así como tampoco me gusta decir 'la industria' o 'el Gobierno', creo que aquí hay heterogeneidad. Siento que la capacidad que tenga Chile de alcanzar el desarrollo va a depende fundamentalmente de cuánta confianza exista en las instituciones, porque sin confianza no vamos a ser capaces como país de cerrar la brecha que nos separa del desarrollo".

"Si nosotros estamos permanentemente viendo conspiraciones o intereses oscuros detrás de cada error humano, lo único que hacemos es generar desconfianza y si generamos desconfianza, Chile difícilmente va a ser capaz de hacer los cambios institucionales que requiere para que la política, el mercado, el Estado funcione mejor y seamos un país desarrollado"

Raphael Bergoeing

"Dicho eso, a mí me parece que han habido varias señales en las últimas semanas de distintos sectores y personas que no contribuyen a generar más confianza. Este no es el momento de darse un gustito, no es el momento de estar exigiendo con escrutinio detalles en cada cosa que hace la autoridad como si cuando las cosas que no funcionan se explicaran o se debieran a que hubo una mala intención, cuando en realidad los seres humanos la mayor parte de las veces cometemos errores, por eso somos humanos".

"Apelaría a que por un lado tiene que haber escrutinio y tenemos la obligación de estar exigiéndole a la autoridad que nos entregue datos, evaluarlos, y que mejore cuando hace las cosas mal. Pero por otro lado, cuando las cosas se hacen mal, no tenemos derecho a estar siempre asumiendo que se hicieron mal por mala voluntad, por intereses particulares o por otro tipo de objetivos que no son públicos".

"Yo me quedo con esta sensación un poquito amarga de que muchos intelectuales y gente con liderazgo político en el ultimo tiempo no han contribuido a generar confianza y han estado transformando el necesario escrutinio técnico en mas bien un reclamo ideológico contra el Gobierno o contra la oposición (...), un reclamo para castigar en vez de comentarios que descubran lo que está mal para mejorarlo".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores