A cuatro meses del cierre del comercio por covid: El golpe para el sector y un salto de "años" de las ventas online

Desde la industria destacaron la "explosión" del e-commerce, lo que a gran parte del sector le ha permitido hacer frente a la pandemia. Sin embargo, reconocen que no todos estaban preparados para este shock de demanda digital.

19 de Julio de 2020 | 08:04 | Por Tomás Molina J., Emol
El Mercurio
"A partir de mañana, los centros comerciales estarán cerrados, a excepción de aquellas tiendas fundamentales para el abastecimiento de las familias: supermercados, farmacias, centros médicos, bancos y tiendas para el abastecimiento del hogar".

Esas fueron las palabras emitidas hace exactamente 123 días por el ministro de Economía, Lucas Palacios.

Era el pasado 18 de marzo, la pandemia recién se instalaba en el país y comenzaba a causar sus primeros efectos. Por ello, tras una reunión con el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, y la titular de la Cámara de Centros Comerciales, Katia Trusich -y en medio de la presión de varios alcaldes- Palacios informó la medida, la cual se extendería inicialmente por una semana.

Ya han pasado cuatro meses desde aquello, y tras la confección de protocolos e intentos fallidos para reabrir, la pandemia sigue impidiendo al comercio considerado no esencial retomar su actividad en Santiago y la mayor parte de las regiones del país. Esto ha llevado a que el sector sea de los tres -junto con turismo y construcción- más golpeados por el covid-19, concretando más de 100 mil despidos y manteniendo a casi 160 mil trabajadores con contratos suspendidos.

Las ventas también se han desplomados. Desde abril a la fecha el sector comercio ha anotado caídas promedio mensuales cercanas al 30%, incluso algunos rubros han presentado bajas de hasta un 80%, además de un número importante de locatarios que lleva meses sin poder operar, lo que, en suma, se ha traducido en uno de los periodos más oscuros en la historia del comercio nacional.

"El comercio ha quedado muy dañado, con cientos de miles de puestos de trabajo perdidos y muchos otros todavía en el seguro de desempleo", señaló a Emol el presidente de la CNC, Manuel Melero, quien recordó que el sector no solo viene siendo golpeado desde marzo con la llegada del coronavirus, sino que desde octubre tras el estallido social: son ya 9 meses en los que no ha podido operar con normalidad.

{SUB La "explosión" del e-commerce}
Sin embargo, no todo ha sido negativo, y es que si hay algo que rescatan desde la industria es el empuje que el encierro ha generado a las ventas online de bienes. De hecho, afirman que las cifras que preveían para el e-commerce en los próximos 3 a 5 años, la pandemia hizo que se registraran en tan solo cuatro meses, aunque aún lejos de compensar las profunda caída en el comercio presencial.

"Ha habido una explosión en el canal digital con el crecimiento de entre 300% y 400% mensuales de ventas", señaló Melero.

En 2019, las ventas minoristas del comercio electrónico anotaron una cifra récord de US$6.079 millones, los que representó alrededor del 7% de las ventas totales del comercio. "Hoy las cifras del comercio electrónico se han empinado a entre el 12% y 15% del comercio total. O sea, en cuatro meses se ha dado un salto que nosotros calculábamos que iba a dar en cinco años", recalcó.

George Lever, director del Centro de Estudios de la Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), comentó a este mismo medio que "nuestra estimación es que en los últimos meses el e-commerce de bienes se está triplicando en relación con el año pasado", señalando que en estos cuatro meses se alcanzaron lo que eran las proyecciones para los próximos tres años. "El canal online ha sido fundamental para mantener la línea de vida para el comercio y para el acceso a esas categorías de consumo en los hogares", dijo.

"Hoy las cifras del comercio electrónico se han empinado a entre el 12% y 15% del comercio total. O sea, en cuatro meses se ha dado un salto que nosotros calculábamos que iba a dar en cinco años".

Manuel Melero
"De cualquier forma, la caída en tiendas físicas es tan profunda que el resultado neto es negativo para el sector", acotó.

Sobre cómo espera que se comporte el e-commerce luego de superada la pandemia, expuso que "se producirá un reequilibrio que estará en un punto entre la situación previa a la crisis y la actual. El comercio físico recuperará parte del terreno perdido, pero la mayor parte de las tiendas que entró al canal online seguirá con ese medio activo, al igual que los nuevos ciber-consumidores, por lo que la participación del e-commerce casi con certeza se mantendrá en dos dígitos, entre el 10% y 15% de las ventas totales".

Melero, respecto a ese punto, sostuvo que esta es una tendencia que "llegó para quedarse", previendo que el salto que dio el comercio online se mantendrá en los tiempos post covid-19. "Puede que no siga creciendo a esta velocidad explosiva, pero no creemos que esto vaya a retrotraerse a lo que eran las cifras antes de la crisis", aseguró.

Paula Valverde, presidenta de la Asociación de Marcas del Retail, si bien rescató el crecimiento del canal digital durante estos meses, comentó que aún "está muy lejos de suplir siquiera en parte las pérdidas por la imposibilidad de operar desde hace 9 meses. Nuestros asociados arrastran fuertes bajas en las ventas desde octubre de 2019".

Dicho eso, sostuvo "hay distintas realidades" dentro del rubro, en donde hay marcas -sobre todo las más grandes- que antes de la crisis probablemente tenían más avanzado su canal digital que otras, por lo que hay algunas que han podido soportar de mejor manera a través del e-commerce. Sin embargo, apuntó que "en ningún caso esto es representativo del presupuesto que tenían, ya que en el mejor de los casos la venta e-commerce es alrededor de un 30%-40% de la venta presupuestada, por lo que el porcentaje restante igual pasa la cuenta".

Además, recalcó que quienes tuvieron la posibilidad de invertir antes en el área digital y así adaptarse mejor al salto del canal online "son las empresas más grandes, por lo que las chicas han estado más perjudicadas".

"La industria no estaba preparada"

Por otro lado, y ya tras haber valorado el hecho de que el comercio electrónico ha sido clave para que un número importante de empresas esté sobreviviendo a los efectos económicos y sociales de la pandemia, Melero hizo el punto de que esta "explosión" repentina del canal online ha provocado "severos problemas de logística y de abastecimiento a los consumidores, como el retardo en el despacho de productos y el crecimiento de la informalidad en la logística y en internet".

"La industria no estaba preparada para dar este salto intempestivo en cuatro meses, son procesos que deberían haber tardado a lo menos cinco años", añadió.

En esa línea, subrayó la importancia de que las empresas inviertan en digitalización, afirmando que "nosotros estamos ayudando a nuestra gente a que se digitalice", a través de la plataforma "Comunidad C", para que así concreten un "proceso de transformación de su modelo de negocios eminentemente presencial a algo dual. El que no haga esa transformación dentro del comercio presencial, tiene serios riesgos de desaparecer".

"La capacidad de adaptación ha sido muy buena. La logística está operando en máximo estrés, pero los niveles de desempeño son razonablemente buenos dada la situación extraordinaria que vivimos".

George Lever
Lever, por su parte, indicó que "algunos tenían más capacidades desplegadas, otros no" para dar abasto a este shock de demanda en el comercio electrónico, pero aseguró que "la capacidad de adaptación ha sido muy buena. La logística está operando en máximo estrés, pero los niveles de desempeño son razonablemente buenos dada la situación extraordinaria que vivimos".

"Los más chicos que estaban ausentes del mercado digital han tenido la urgencia de vender online, y para ello los marketplaces han sido un gran canal de adopción rápida, que es lo que se necesita en el corto plazo. Ahora hay que comenzar el trabajo hacia adentro, la adopción de cultura digital y los modelos de gestión que la soportan", subrayó.

Mientras que Valverde señaló que el tema de la logística ha sido "complejo", ya que "si uno tenía presupuesto para tener una venta electrónica aproximadamente del 3% y hoy estas vendiendo un 15%, ha significado reestructurar la compañía en este tema, invertir en capacitar gente, movilizar stock desde las tiendas a centros de distribución para poder despachar, etc.".

Por último, llamó a que se respete "el principio de competencia leal" entre los distintos actores del comercio. "Si un actor del mercado puede comercializar ciertos productos, todos deberían poder hacerlo. Resulta que algunos pueden comercializar ciertos productos que otras empresas no pueden, lo que significa una asimetría competitiva importante", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores