El ambicioso plan de inversión de Argentina para incentivar a las petroleras y "dejar de importar gas"

La Administración de Alberto Fernández proyecta desembolsar US$1.500 millones en subsidios durante 2021.

17 de Octubre de 2020 | 13:12 | Bloomberg / Editado por Patricia Marchetti, Emol

Refinería YPF, provincia argentina de Neuquén.

El Mercurio
Bloomberg.- El presidente argentino, Alberto Fernández, otorgará un alza de precio de 85% a los productores de energía en un nuevo esfuerzo para incentivar el desarrollo del segundo campo de gas de esquisto más grande del mundo.

"Este plan significa más trabajo, y la generación del gas que la Argentina necesita para vivir y producir", dijo Fernández desde el campo Vaca Muerta, donde anunció el jueves un programa de tres años para atraer inversiones por US$5.000 millones. "Significa dejar de pensar en importar gas".

"Este plan significa más trabajo, y la generación del gas que la Argentina necesita para vivir y producir. Significa dejar de pensar en importar gas, y que no se vayan las divisas. No saben lo que sufre Martín (Guzmán, ministro de Economía), y todos sufrimos. Pensar en que tengamos el gas suficiente, producido en la Argentina, es una enorme tranquilidad"

Alberto Fernández
Un exceso de gas en todo el mundo, junto con una recesión y estrictas medidas de confinamiento para combatir el covid-19 en Argentina, ha hecho que los precios del combustible se desplomen y que las actividades de perforación prácticamente se detengan.

El Gobierno espera gastar un estimado de US$1.500 millones en subsidios el próximo año bajo el nuevo precio máximo de US$3,70 por millón de unidades térmicas británicas (BTU), según el secretario de Energía, Darío Martínez.

Los precios locales se encuentran actualmente entre US$2 y US$2,50, que está por debajo de los niveles de equilibrio en algunas áreas. Las firmas de perforación en Argentina, como la estatal YPF SA, se han centrado en el petróleo y en encontrar formas de almacenar gas bajo tierra debido al desplome.

Lo que está en juego para Argentina es su balanza comercial energética, que fue el talón de Aquiles del partido de Fernández durante su último período a cargo, de 2011 a 2015, cuando las congelaciones de precios provocaron reducciones en la producción y una mayor dependencia del gas importado.


Ahora, cuando las reservas de dólares del banco central están cayendo a mínimos de cuatro años -lo que agrega presión al peso-, el Gobierno intenta ayudar estimulando las exportaciones y reduciendo las importaciones.

Sin el subsidio, la expectativa era que Argentina aumentara las compras de gas natural licuado para prepararse para el invierno entre mayo y agosto.

De acuerdo al comunicado del Gobierno, los objetivos del Plan Gas "implican un descenso en las necesidades de importación, un ahorro en dólares, la consecuente mejora de la situación fiscal de nuestro país y, en el caso de los centros de la actividad, un crecimiento económico que beneficie al conjunto de los sectores de la economía y la sociedad".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores