Millones de afiliados sin saldo y baja de pensiones futuras: Los análisis en medio de la discusión del segundo retiro del 10%

La comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó ayer la idea de legislar la iniciativa, agregando la posibilidad de que pensionados bajo la modalidad de rentas vitalicias también puedan retirar.

28 de Octubre de 2020 | 17:06 | Por Tomás Molina J., Emol
El Mercurio
Tras un intenso debate, en la tarde de ayer la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó -con votos oficialistas- la idea de legislar el proyecto que busca concretar un segundo retiro del 10% de los ahorros previsionales. Y en medio de la discusión, han surgido distintas cifras y análisis técnicos para intentar medir las consecuencias que podría traer la medida.

Según el último informe dado a conocer por la Superintendencia de Pensiones, con datos al 23 de octubre, un total de 9.925.690 personas han solicitado el primer retiro del 10% de sus fondos de pensiones, aquel que comenzó a operar el pasado 30 de julio con un año de plazo para realizar la solicitud.

Es decir, el 90% de los 11.051.504 afiliados al sistema de pensiones en Chile ha recibido parte de sus ahorros previsionales, o al menos hecho el trámite para aquello. En promedio, según la superintendencia, cada persona ha retirado $1.401.629, mientras que la mediana se situó en $1.009.105.

La medida, igual como se busca establecer para el segundo retiro, permite retirar un máximo de 35 UF ($1 millón) y un máximo de 150 UF ($4,3 millones). Aquellos afiliados cuyo 10% es inferior a 35 UF, pueden retirar hasta esa cifra, y quienes tengan acumulado menos de $1 millón en sus cuentas, pueden retirar la totalidad de sus ahorros.

Así, de acuerdo con la entidad fiscalizadora, son 1.963.300 las personas que ya han retirado la totalidad de sus fondos de pensiones, lo que corresponde al 17% del universo de afiliados al sistema y al 20% del total de quienes han retirado. Además, quienes han optado por el retiro, en promedio, han sacado el 40% de sus ahorros previsionales.

Con estos antecedentes en la mano, Osvaldo Macías, superintendente de Pensiones, expuso hace algunos días en la comisión de Constitución de la Cámara para entregar su impresión respecto a la idea del segundo retiro. "Más de 1,9 millones de afiliados retiraron todo su saldo -por lo que no podrán hacer un segundo retiro- y 2,3 millones más podrían hacer de aprobarse un segundo retiro. Lo anterior dejaría a 4,2 millones de afiliados sin saldo", dijo, lo que representa el 34% del universo de personas que podrían retirar.

Algo que el presidente de la mencionada comisión, Matías Walker (DC), no ignoró, pues ayer comentó que "lo que sí es muy importante aclarar es que 1,9 millones de afiliados ya retiraron todos sus fondos con el primer retiro y que, de haber segundo retiro,hay 4,2 millones de afiliados en esa situación".

4,2millones de afiliados quedarían sin saldo en sus cuentas de ahorro previsional
Otro de los cálculos expuestos por Macías fue que "se estima que el primer retiro implicará una disminución en la pensión de 13% en promedio para los afiliados al sistema y un segundo retiro implicaría una reducción de 23% de las pensiones en promedio".

"El primer retiro afectará en mayor proporción las pensiones y los saldos de las mujeres y de los más jóvenes, y un segundo retiro deteriorará aún más la situación previsional de estos grupos", acotó.

Además, a modo de ejemplo, Macías expuso que si una mujer que gana el salario mínimo (con una densidad de 46,06%, que es el tiempo que cotia una mujer en promedio mientras está afiliada) retira cinco años después de que se afialiara al sistema, a los 30 años, su pensión va a disminuir 19%. Pero si hace el segundo retiro, el efecto se profundizará hasta un -25%.

Un estudio de Ciedess -centro de estudios ligado a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)-, por su parte, señaló que el 35% de los afiliados a las AFP podría quedar sin saldo en sus fondos de pensiones de concretarse el segundo retiro. Además, advierte que "las mujeres serían el grupo más afectado. De los 4 millones de afiliados que quedarían sin ahorro en sus cuentas, el 57,7% corresponde a mujeres, lo que equivale a 2,3 millones de personas".

"Asimismo, los afiliados que quedarían sin saldo se caracterizan por pertenecer a los deciles de ingresos más bajos", añadió el análisis. Sumado a ello, agregó que "lo más complejo sería que de los cuatro millones de afiliados que quedarían sin saldo, un millón no podría tener acceso al Pilar Solidario una vez que se jubilen".

Eso, debido a que, "según las características socioeconómicas de estos últimos afiliados, cerca de un millón pertenece a los cuatro deciles de mayores ingresos, y casi tres millones pertenecen a los seis deciles de menores ingresos". Lo que, a juicio de Ciedess, "es de especial relevancia, puesto que considerando el criterio de focalización del Sistema de Pensiones Solidarias (60% más vulnerables), el primer grupo estaría excluido de sus prestaciones, en caso de no continuar cotizando y no tendrían pensiones en el futuro; y el segundo grupo implicaría una mayor carga fiscal para el Estado".

La visión del Banco Central

Quien también se ha referido a la medida es el presidente del Banco Central, Mario Marcel. En calidad de invitado a la comisión de Constitución para entregar sus impresiones, manifestó el pasado 14 de octubre que "se trataría de aplicar una medida que se aseguró que se adoptaría por una sola vez, por lo que ya no habría forma de asegurar frente a la opinión pública y los mercados que no habrá un tercer, cuarto o quinto retiro, afectando de manera significativa las expectativas y las respuestas de los mercados".

"Se trataría de aplicar una medida que se aseguró que se adoptaría por una sola vez, por lo que ya no habría forma de asegurar frente a la opinión pública y los mercados que no habrá un tercer, cuarto o quinto retiro, afectando de manera significativa las expectativas y las respuestas de los mercados".

Mario Marcel
Dicho eso, apuntó que "un segundo retiro duplicaría el acceso para los afiliados con mayores fondos acumulados y, probablemente, mayo nivel socioeconómico, incidiendo considerablemente menos sobre trabajadores y familias que enfrentan mayores dificultades". Sumado ello, añadió, "aumenta el efecto potencialmente disruptivo sobre los mercados financieros, al requerir liquidación de activos con mayor presencia local, exacerbado por la expectativa de retiros adicionales".

"Con ello, la capacidad del Banco Central y los reguladores para mitigar estos efectos será considerablemente más limitada", aseguró.

Rentas vitalicias

Ayer, además, la comisión aprobó otras dos mociones: una que establece el "retiro forzoso" de este segundo 10% a deudores de pensión alimenticia, y la otra que permite retirar a los pensionados bajo la modalidad de rentas vitalicias.

Esta última, se aprobó en general con 10 votos a favor y solo dos abstenciones, y su objetivo es que todos los afiliados al sistema de pensiones que estén suscritos a dicha modalidad puedan solicitar por adelantado el pago de sus rentas desde el mes de diciembre.

Con ello, los pensionados bajo renta vitalicia -grupo de 645 mil personas que no pudo acceder al primer retiro- podrán adelantar (de forma voluntaria o por única vez) el pago de sus rentas hasta por el monto equivalente al 10% de los fondos originalmente traspasados desde sus cuentas de capitalización individual a la respectiva compañía de seguros.

Iniciativa que fue cuestionada por parte de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).Un informe elaborado por el presidente del organismo, Joaquín Cortez, y entregado a la comisión de Constitución de la Cámara, señala que la idea "afecta el principio de intangibilidad de los contratos y la garantía constitucional del derecho de propiedad". Además, indica que "a diferencia de los que ocurre con los retiros programados, en las rentas vitalicias no existe una cuenta personal de fondos susceptibles de retiro. La compañía solo reconoce un pasivo por las pensiones futuras a pagar".

"En un escenario de riesgo, agrega, "donde la totalidad de los causantes y beneficiarios de pensión de RRVV deciden retirar el máximo monto posible, las CSV deberían liquidar inversiones por US$2.869 millones, es decir, un 6,3% de la reserva técnica".

CMF
Junto con ello, el informe expone que "las pensiones de los beneficiados se verían disminuidas en función del monto retirado. El proyecto tendría impactos fiscales relevantes", debido a que aumentaría la cantidad de personas con pensiones financiadas a través del Pilar Solidario.

Según la CMF, las Compañías de Seguros de Vida (CSV), a junio de 2020, contaban con reservas técnicas de rentas vitalicias por US$45.783 millones. Así, en un escenario base, donde se asume que el retiro de fondos se comporta de forma similar a los ocurrido con las AFPs, "el monto a retirar por los causantes y beneficiarios de pensión corresponde a US$1.666 millones, es decir, un 3,6% de la reserva técnica", dice el documento.

Mientras que en un escenario de riesgo, agrega, "donde la totalidad de los causantes y beneficiarios de pensión de RRVV deciden retirar el máximo monto posible, las CSV deberían liquidar inversiones por US$2.869 millones, es decir, un 6,3% de la reserva técnica".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores