"El mal menor", "llega tarde", "solución parche": Economistas analizan proyecto de retiro del 10% del Gobierno

Con el objetivo de "ordenar" la reforma constitucional impulsada por la diputada Pamela Jiles, el Ejecutivo presentó esta semana su propia propuesta, estableciendo límites y la condición de devolver los fondos.

20 de Noviembre de 2020 | 08:00 | Equipo de Economía de Emol
Aton
Con la intención de "ordenar" y "enrielar" el segundo retiro del 10%, el Gobierno presentó esta semana su propia propuesta, la cual establece límites de retiro, impuestos para las personas de altas rentas y la obligación para los afiliados de un reintegro de los montos que saquen de sus cuentas individuales. Factores que no fueron considerados para el primer desembolso de los fondos y que tampoco están considerados en la moción parlamentaria que avanza en el Congreso.

De acuerdo al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, la propuesta de La Moneda tendría un costo fiscal máximo de US$2.154 millones al valor presente, lo que podría ser menos dependiendo del porcentaje del dinero retirado que posteriormente deberá ser devuelto por los cotizantes.


En cambio, dijo ayer en la comisión conjunta de Hacienda y Trabajo del Senado, "si uno toma el proyecto de reforma constitucional -impulsado por la diputada Pamela Jiles (PH) y despachado ayer a Sala por la comisión de Constitución del Senado-, el costo fiscal es similar, pero en ese caso el monto es más cierto porque ahí no hay reintegro". "Los US$2.154 millones es un techo, en cambio en el caso de la reforma constitucional, es un valor esperado. Esa es una gran diferencia", recalcó.

Lo anterior, según explicó, porque los montos retirados disminuyen el saldo disponible de los cotizantes, y para aquellos que están en el 60% más vulnerable y acceden al Pilar Solidario, el monto de subsidio estatal será mayor, lo que "tiene un costo fiscal en el tiempo".

Con todo, la próxima semana será clave en el Congreso, dado que está previsto que el miércoles ambas iniciativas sean discutidas. La intención del Gobierno es lograr alinear a los parlamentarios de Chile Vamos en favor de su propio 10% y que el proyecto de Pamela Jiles no vea la luz verde.

Sin embargo, desde el mundo económico, distintos expertos consideran que la iniciativa del Ejecutivo llega tarde y que, si bien es mejor que la otra, "es un mal menor, porque ambas son malas y perjudican a las pensiones".

  • Cecilia Cifuentes Directora ejecutiva del ESE Business School de la U. de Los Andes

    Este proyecto llega tarde. El principal argumento que ahora se da para justificar este proyecto es que el Parlamento está pasando a llevar la institucionalidad y la verdad es que la institucionalidad se pasó a llevar fuertemente con el primero retiro. Entonces creo que lo que habría que haber hecho es llevar el primer retiro al Tribunal Constitucional, porque ahí se vulneró la institucionalidad por parte del Congreso y del Ejecutivo.

    Creo que el Gobierno llega tarde, pero, pese a eso, si tuviera que elegir si creo que es mejor este proyecto o el de la diputada Pamela Jiles, estoy completamente segura que este proyecto -el del Gobierno- es menos dañino que el del Parlamento. Sería el mal menor considerando que ninguno de los dos proyectos es bueno.

    Uno de los problemas principales que tenemos como país son las pensiones, entonces cuando todavía quedan programas del Estado para ayudar a la gente y todavía queda algo de capacidad de endeudamiento para hacer política social, usar los recursos para pensiones claramente es la peor política pública que tenemos desde el retorno a la democracia, no me cabe ninguna duda.

  • Guillermo Larraín Ex superintendente de Pensiones

    El problema del Gobierno es que tiene que conducir este proceso y para conducirlo tiene que entender bien el problema que enfrenta. El Gobierno está tratando de escabullir el problema de fondo y el problema de fondo es que tiene que tener una política de financiamiento para la pandemia totalmente extraordinaria con todo lo que se ha hecho antes en Chile y eso es lo que no quiere aceptar. Mientras no lo acepte lo que va a ocurrir es que va a haber una demanda por requerimiento de liquidez que algunas personas efectivamente lo necesita, pero otros no y simplemente se suben al chorro y eso es lo que hay que parar. Creo que este proyecto no lo logra hacer, no está haciendo un cambio de giro, no es un paquete de medidas, esto no está reconduciendo, sólo está tratando de resolver un problema puntual, pero la fuerza matriz subyacente continúa.

    Este proyecto es muy marginalmente mejor que el otro. Esta política es como una solución parche y esto no se resuelve con soluciones parche. Ni el timing ni el contenido son los correctos. El contenido debiera exceder el sólo retiro del 10%, porque le problema es mucho más grande que eso.

    Hace un mes que se viene discutiendo este segundo retiro y el problema es que se está llegando con esto cuando estamos ad portas de la votación en el Senado y nuevamente eso no resuelve el problema. El Gobierno llega tarde con una propuesta y ya las decisiones están tomadas, los parlamentarios ya se comprometieron públicamente, o sea ¿por qué ahora los parlamentarios tendrían que informarle a la ciudadanía que algunos pagarán impuestos y otros no, y que hay un nuevo límite del retiro? no se entiende, entonces está mal diseñado.

  • Manuel Marfán Ex ministro de Hacienda (1999-2000) a canal "24 Horas"

    La propuesta del Gobierno obliga a que después se devuelva el retiro, eso es fácil decirlo, difícil hacerlo. Tengo la impresión de que el Gobierno se equivocó, improvisa. Está improvisando, ¿en qué parte del mundo se usa ese sistema? Está improvisando, una de las cosas que es relevante de los sistemas de pensiones es que las cotizaciones son para financiar pensiones, eso es. Tiene un fin único y porque la mayoría de la gente es muy irracional, piensa que siempre va a tener los ingresos que tiene ahora, y la vejez indigna es el pecado de ese error, por eso es que los sistemas obligan a las personas. En los países que funcionan bien, todas las personas que tienen ingresos hay que hacer lo que se llama ahorro forzoso, quiera o no, tiene que ahorrar para la vejez.

    En el Congreso aprueban medidas que son abiertamente regresivas, benefician más a los que tienen más plata que a los que tienen menos plata. Ellos lo saben: eso es populismo, porque agarran el aplauso fácil (...). Yo la verdad es que encuentro deplorable la actitud que están teniendo los parlamentarios, que son opinólogos en este tema, porque ellos no son especialistas.

    No están escuchando voces especializadas, en este momento están recibiendo aplausos, y la diputada Jiles es muy popular. El país se está comprando un problema grave para el futuro, y si alguien piensa que esto se financia con más impuesto, en ninguna parte del mundo funciona así porque no alcanza (...). No solamente tenemos un Parlamento que improvisa, sino que un Gobierno que también improvisa.


  • Alejandro Ferreiro Ex ministro de Economía (2006-2008) a radio "Infinita"

    El Gobierno pretende 'acotar' los costos que tiene el retiro de fondos de pensiones, porque mucha gente tiene conciencia del beneficio que le significa retirar y disponer de esos recursos, pero se nos olvida a veces que lo que se retira hoy día no va a ser pensión mañana. Vamos a tener un costo importante en pensiones, que lo van a tener que sufrir durante toda su vida. Entonces tiene sentido si el argumento es que estos son retiros para responder a una emergencia, suscribir el retiro a quienes están viviendo y sufriendo esa emergencia, y no sufran la emergencia ciertamente quienes han mantenido constante sus ingresos en este tiempo, ni quienes están pensionados. Entonces tiene sentido, a mi juicio, que se busque acotar el efecto dañino que tiene el retiro en las pensiones futuras por la vía de circunscribir su uso solo a quienes están enfrentando efectivamente una necesidad.

    También tiene todo el sentido del mundo, y fue una de las aberraciones que tuvo el retiro anterior, que se grave con impuestos a las personas que tienen altos ingresos y están retirando. (Me hace sentido) desde la mirada previsional y fiscal acotar el retiro de modo que corresponda a quienes tienen realmente una necesidad que intenta resolver.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores