EMOLTV

Crisis en Ucrania: UE y Reino Unido anuncian sanciones contra bancos rusos y Alemania suspende autorización de gasoducto

Todo esto, luego de que Moscú reconociera ayer la independencia de territorios separatistas prorrusos de Ucrania.

22 de Febrero de 2022 | 12:01 | Agencias, editado por I. Munita, Emol
imagen

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció la suspensión de la autorización del controvertido gasoducto Nord Stream 2 que une Rusia y Alemania, tras el reconocimiento por parte de Moscú de la independencia de dos repúblicas separatistas prorrusa del este de Ucrania.

Reuters.
La Unión Europea (UE) aseguró este martes que las sanciones contra Rusia tras el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk afectarán a los bancos que financian las operaciones militares rusas en esos territorios separatistas y al comercio con los Veintisiete de esas áreas en el este de Ucrania.

En un comunicado conjunto, los presidentes de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, indicaron que las sanciones que prepara la UE se dirigirán contra "los bancos que están financiando las operaciones militares y de otro tipo" en Donetsk y Lugansk.

También perjudicarán "al comercio de las dos regiones separatistas hacia y desde la UE, para garantizar que los responsables sientan claramente las consecuencias económicas de sus acciones ilegales y agresivas".

Por tanto, las sanciones repercutirían sobre las importaciones y exportaciones entre los Veintisiete y Donetsk y Lugansk.

El paquete de sanciones también contiene propuestas que se dirigen contra "aquellos que estuvieron involucrados en la decisión ilegal", en referencia al reconocimiento de la independencia de Donetsk y Lugansk, como habían advertido el lunes Michel y Von der Leyen en un comunicado conjunto.

Asimismo, se actuará contra "la capacidad del Estado y Gobierno rusos de acceder a los mercados y servicios financieros y de capitales de la UE, para limitar la financiación de las políticas de escalada y agresivas".

Esta tarde se celebra en París una reunión informal de ministros de Exteriores de los Veintisiete en la que se abordará la crisis ucraniana y, según indicaron Von der Leyen y Michel, a continuación, "se presentará formalmente" el primer paquete de sanciones.

Los dos políticos añadieron que se reunirán "los organismos apropiados" para finalizar el paquete (de sanciones) sin demora".

En las reuniones informales de ministros de Exteriores de la UE no se pueden aprobar las sanciones, por lo que es necesario que el visto bueno definitivo se produzca en un encuentro formal de ministros o en una reunión de los embajadores de los Estados miembros ante la UE.

Esta mañana ya ha habido un primer encuentro de diplomáticos comunitarios y está previsto que "al final del día" celebren otro, según avanzó la presidencia francesa del Consejo.

Los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea advirtieron de que el club comunitario "ha preparado y está listo para adoptar medidas adicionales en un momento posterior, si es necesario a la luz de nuevos acontecimientos".

Ambos recalcaron que la decisión de Rusia de reconocer como entidades independientes y de enviar tropas rusas "a ciertas áreas" de Donetsk y Lugansk "es ilegal e inaceptable".

"Viola el Derecho Internacional, la integridad territorial y soberanía de Ucrania, los propios compromisos internacionales de Rusia e intensifica más la crisis", subrayaron.

También dieron la bienvenida a la "unidad firme" de los Estados miembros y su "determinación para reaccionar con vigor y velocidad ante las acciones ilegales de Rusia en estrecha coordinación con los socios internacionales".

Igualmente, expresaron que la Unión mantiene su "total solidaridad" con Ucrania y permanece "unida en su apoyo a la soberanía e integridad territorial" de la antigua república soviética.

Inglaterra también sanciona a bancos rusos

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este martes en el Parlamento que el Reino Unido impondrá sanciones contra cinco bancos rusos, además de tres personas con importantes capitales, después de que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, reconociera los territorios separatistas prorrusos del este ucraniano.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes, el jefe del Gobierno conservador indicó que los activos que estas entidades puedan tener en el Reino Unido serán congelados y que los individuos tendrán prohibida la entrada en el país.

Johnson señaló que las entidades afectadas son Rossiya, IS Bank, General Bank, Promsvyazbank y Black Sea Bank, mientras que los individuos con fuertes capitales, sujetos a las sanciones, han sido identificados como Gennady Timchenko, Boris Rotenberg e Igor Rotenberg, considerados cercanos al régimen ruso.

Johnson dijo que su país seguirá buscando una solución diplomática a la crisis ucraniana, si bien admitió que existe la posibilidad de que el Mandatario ruso quiera ir más allá.

Según explicó a los diputados, el primer ministro ha dado garantías a las autoridades ucranianas sobre el pleno "apoyo" del Reino Unido ante la actual crisis con Rusia.

"Si pasa lo peor, entonces una nación europea de 44 millones de hombres, mujeres y niños puede ser blanco de una guerra de agresión plena llevada a cabo sin ningún tipo de justificación", agregó.

A menos que la situación cambie, los mejores esfuerzos del Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania y otros aliados de evitar un conflicto a través de la diplomacia pueden ser en vano, añadió.

"Hemos tratado de encontrar una vía pacífica en esta crisis", puntualizó el primer ministro.

Las sanciones anunciadas hoy, precisó, son las primeras, ya que no se descartan otras contra Rusia.

Alemania suspende autorización de Nord Stream 2

A su vez, el canciller alemán, Olaf Scholz, anunció su que su gobierno suspendió la autorización del controvertido gasoducto Nord Stream 2 que une Rusia y Alemania, tras el reconocimiento por parte de Moscú de la independencia de dos repúblicas separatistas prorrusa del este de Ucrania.

"Suena técnico, pero es necesario un paso administrativo y entonces no puede haber certificación del gasoducto, y sin certificación, Nord Stream 2 no puede comenzar a operar", dijo Scholz.

"No podemos aceptar el reconocimiento -de las regiones prorrusas- y por eso es tan importante reaccionar ahora y rápido", dijo.

El Nord Stream 2, que fue terminado en noviembre, pero aún no ha entrado en funcionamiento, es un proyecto que desde el principio provocó dudas económicas y geopolíticas.

Su puesta en funcionamiento dependía de una certificación de parte del regulador alemán para temas energéticos que estaba analizando la posible transgresión de disposiciones de la legislación alemana y europea.

Pero ahora, el gobierno alemán ha decidido dar un paso al frente con esta suspensión, en vista de los últimos acontecimientos en la frontera entre Rusia y Ucrania.

Nord Stream 2 mide 1.230 kilómetros bajo el mar Báltico y tiene una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año. Sigue el mismo recorrido que el Nord Stream 1, que funciona desde 2012.

El ducto evita el territorio ucraniano y aumentará las entregas de gas ruso a Europa en un momento en que la producción propia disminuye.

El canciller alemán advirtió de que habrá "otras sanciones" en caso de que la situación en la frontera ucraniana se agrave y confió en que la Unión Europea apruebe medidas punitivas "masivas y fuertes" contra Rusia.

Pero pese a todo, Scholz pidió que se siga dando una oportunidad a la diplomacia para evitar una "catástrofe". "Es el objetivo de todos nuestros esfuerzos diplomáticos", explicó.