EMOLTV

¿Qué es lo que se decide?: Banco Central entregará esta tarde los resultados de su primera Reunión de Política Financiera

A las 18.00 horas la entidad anunciará su decisión respecto al Requerimiento del Capital Contracíclico (RCC), una herramienta cuyo fin es aumentar la resiliencia del sistema financiero ante escenarios adversos.

17 de Mayo de 2022 | 16:37 | Por Ignacia Munita C., Emol
El Mercurio
A eso de las 18.00 horas de este martes el Banco Central publicará los resultados de su primera Reunión de Política Financiera (RPF) -celebrada entre el 16 y 17 de mayo-, instancia en la cual el Consejo anunciará los cambios al nivel del Requerimiento del Capital Contracíclico (RCC).

¿En qué consiste dicho requerimiento? Según detalla la entidad presidida por Rosanna Costa, en el contexto de del acuerdo Basilea III sobre supervisión bancaria y su incorporación legal en Chile, los requerimientos de capital para el sistema permiten proteger a los bancos frente a pérdidas no esperadas en sus activos por la eventual materialización de riesgos de crédito, mercado y operacionales, sumando además su importancia sistémica.

Vale mencionar que Basilea III forma parte de una serie de iniciativas, promovidas por el Foro de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) y el G20 para fortalecer el sistema financiero tras la crisis subprime de 2008.

De este modo, el objetivo del RCC apunta a aumentar la resiliencia del sistema frente a escenarios de estrés severos, producto de riesgos de carácter sistémico, y también contribuye a reducir el impacto de estos eventos sobre la estabilidad financiera, evitando así restringir los servicios esenciales que el sistema financiero provee y protegiendo a la economía en su conjunto.

En concreto, esta herramienta permite conducir la política financiera del Banco Central, cuya aplicación sigue una estrategia preventiva. Así, la decisión de activar o desactivar el RCC "tendrá como objetivo prevenir que el sistema bancario amplifique excesivamente los riesgos sistémicos y sus efectos, tomando en consideración los costos para la economía de aumentar los requerimientos de capital bancario", plantea en un documento el instituto emisor en un documento.

Sobre esto, Sergio Lehmann, economista jefe de BCI Estudios, indicó que la adopción de normas internacionales relacionadas a Basilea III "establece una serie de criterios para la conformación de capital de los bancos, de forma de estar bien protegidos frente a los múltiples riesgos que existen. Esto es fundamental para estar bien insertos en los mercados globales".

Entre otros elementos, mencionó que "se establece lo que es una suerte de 'colchón' para cuando la economía presente situaciones complejas o de estrés. Se entiende entonces que los bancos conformen este resguardo en períodos favorables. En ese sentido se entiende que es un capital contracíclico".

Los fenómenos críticos que podrían afectar la dinámica del crédito bancario pueden tener su origen tanto en la economía local como en el resto del mundo, provocando que este instrumento de carácter macroprudencial pueda ser fijado entre 0 y 2,5% de los activos ponderados por riesgo de los bancos autorizados para operar en el país, en un plazo no menor a seis meses.

Al respecto, Francisco Simian, economista jefe de Altafid, detalla que el RCC "es un requerimiento adicional de capital para los bancos que tiene como objetivo proteger al sistema de los efectos de los ciclos financieros. Puede ir entre cero y 2,5% de los activos totales ponderados por riesgo".

"Se introduce como parte del marco regulador mundial del sistema bancario conocido como Basilea III -Comité de Supervisión Bancaria de Basilea-, que surge como respuesta a la crisis financiera de 2008", agregó.

¿Cómo influye?

Un indicador relevante para tomar la decisión de activar o desactivar el RCC es la relación de crédito sobre el Producto Interno Bruto (PIB), tanto respecto a su evolución como al nivel esperado de acuerdo con los fundamentos de la economía.

Con todo, el comportamiento de este indicador no es suficiente para las decisiones que se adopten, por lo que este requiere ser incorporado en un proceso de análisis cuantitativo que incluye un conjunto amplio de índices –como precios de activos, tasas de interés, morosidad, indicadores macroeconómicos, brecha de crédito, entre otros- y el uso de proyecciones a partir de modelos analíticos.

"Este proceso de análisis cuantitativo consiste en el uso de diferentes estrategias de modelación, incluyendo, entre otros, ejercicios prospectivos, pruebas de tensión a nivel macro y modelos macrofinancieros", sostiene el Central.

Cabe destacar que, en caso de activación, el BC deberá contar con el informe previo favorable de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), por lo que ambas instituciones están en permanente coordinación.

"Se busca que los bancos cuenten con capital extra para poder sobrellevar la parte baja del ciclo financiero. Si el crédito se ha expandido de manera considerable, una caída en la actividad económica puede llevar a que se materialicen riesgos de pérdidas. La idea del capital contra-cíclico es que actúe como un 'colchón', permitiendo a los bancos absorber esas pérdidas sin poner en riesgo su funcionamiento"

Francisco Simian, economista jefe de Altafid
Por lo tanto, cualquier tipo de ajuste en el requerimiento contracíclico, según Lehmann, "modifica la disposición de los bancos a entregar créditos, debido a que afecta la disponibilidad de recursos para ese propósito. Eso modera las expansiones de las colocaciones bancarias en períodos de alto crecimiento, y permite una mayor contención en fases económicas desfavorables. De esta manera se tienen ciclos menos exacerbados, lo que naturalmente reduce la incertidumbre y mejora el bienestar".

Igualmente, Agustín García, economista de Banchile Inversiones, afirma que "una de sus principales contribuciones es evitar que el sistema bancario amplifique ciertos riesgos y que estos impacten negativamente en la economía. Por ejemplo, puede prevenir y atenuar reducciones abruptas de crédito".

En términos más sencillos, Simian explicó que con esta medida "se busca que los bancos cuenten con capital extra para poder sobrellevar la parte baja del ciclo financiero. Si el crédito se ha expandido de manera considerable, una caída en la actividad económica puede llevar a que se materialicen riesgos de pérdidas. La idea del capital contra-cíclico es que actúe como un 'colchón', permitiendo a los bancos absorber esas pérdidas sin poner en riesgo su funcionamiento".

Asimismo, resaltó que "el RCC ayuda a contener la generación de crédito en la parte expansiva del ciclo, evitando la generación de desequilibrios que luego podrían golpear la solvencia de uno o más bancos", algo que podría, eventualmente, afectar a todas las personas.

Tal como se mencionó, el proceso de decisión se canalizará a través de las Reuniones de Política Financiera, las que se realizarán de manera semestral, donde se informará si el RCC se mantiene, se modifica –aumenta o disminuye-, o, en su efecto, se desactiva.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores