EMOLTV

Tras fuerte IPC de mayo: Mercado aumenta sus perspectivas de inflación y prevé una tasa de interés de hasta 10% en 2022

Esto, luego de que el INE informará que la inflación a doce meses en el país alcanzó 11,5%, su mayor nivel en 28 años.

08 de Junio de 2022 | 16:14 | Por Ignacia Munita C., Emol
imagen
El Mercurio
La inflación en Chile lleva tres alzas mensuales consecutivas sobre 1%, dejando en evidencia lo desbordada que está y el alcance de su persistencia. Esto, luego de que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informara que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo escaló un potente 1,2%.

De esta forma, la escalada de precios en lo que va del año llegó a 6,1%, mientas que el registro alcanzó un peak de 11,5%, su mayor nivel desde julio de 1994, hace 28 años.

En ese sentido, el INE expuso que en el quinto mes del año destacaron las alzas de alimentos y bebidas no alcohólicas y de transporte, además de la disminución de comunicaciones.

Cabe recordar que previamente esta semana el Consejo del Banco Central decidió incrementar en 75 puntos base la Tasa de Política Monetaria (TPM), fijándola en 9% -su mayor nivel desde que se nominalizó en 2001-, para hacer frente a la fuerte ola inflacionaria que golpea al país. Y adelantó que, para asegurar la convergencia de la inflación a 3% en el horizonte de dos años, serán necesarios ajustes adicionales de menor magnitud.

Al respecto, BICE Inversiones señala en su reporte que "los factores internacionales que han impulsado a los precios de recursos naturales, como los alimentos y combustibles, continúan afectando a los precios locales", añadiendo que también "se suman los problemas en las cadenas de distribución, producto de las restricciones sanitarias en China".

"Además, el consumo local sigue mostrando un comportamiento positivo, donde su desaceleración ha sido menor a la anticipada por el Banco Central de Chile, a pesar de la caída en las expectativas y condiciones financieras más restrictivas", acotó.

De esta forma, la entidad estima que "la inflación superará el nivel de 11,0% durante los próximos meses, para luego finalizar este año en niveles de 9,1%. Así, consideramos que el Banco Central de Chile continuaría subiendo su tasa de política monetaria en sus próximas reuniones, donde estimamos se elevaría hasta un rango de 9,5% a 10%".

Con estos antecedentes, Felipe Ramírez, economista jefe de Coopeuch, dijo que "preliminarmente, estimamos una inflación mensual de 0,4%-0,5% para junio 2022, por debajo del 0,6% implícito en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio 2022".

Advierte que "entre los productos con mayores incidencias positivas estarían gasolina, automóvil nuevo, pan, y alimentos consumidos fuera del hogar, mientras que entre las incidencias negativas destacarían paquete turístico, servicio de transporte aéreo, gas licuado y limón".

Respecto de la evolución de la política monetaria del Banco Central, indica que "el corredor de TPM que se presenta en el IPoM de junio 202 evidencia una Tasa de Política Monetaria (TPM) llegando a un máximo de 9,5% en el actual ciclo monetario, con una última alza de 50 puntos base en la próxima Reunión de Política Monetaria (RPM) de julio".

"Si bien consideramos que este nivel máximo para la TPM es coherente con las proyecciones de brecha del producto e inflación contenidas en el IPoM de junio 2022, mantenemos la opción de un escenario inflacionario retrocediendo con mayor velocidad que el proyectado por el Banco Central, algo que podría comenzar a materializarse ya con el dato de inflación de junio", acotó.

"No descartamos un escenario donde la TPM tenga solo un alza adicional más de 25 puntos a materializarse en la próxima RPM, en cuyo caso la TPM alcanzaría un máximo efectivo de 9,25% en el actual ciclo inflacionario", declaró Ramírez.

Sobre esto, Andrés Pérez, economista jefe de Itaú, sostuvo "esperábamos un alza de esta magnitud. Una vez que el Banco Central está llevando adelante una reducción gradual de las alzas de tasa de política monetaria desde marzo, cuando aumentó 150 puntos base y después en mayo cuando subió en 125. Este es el nivel más alto de TPM desde que se nominalizó el instrumento en agosto de 2001".

"La orientación contractiva de política monetaria se sostiene en varios factores: el escenario de consumo privado se mantiene muy dinámico y se ha demorado en converger a niveles sostenibles en el tiempo, mientras la inflación no da señales claras de ceder. Persiste la expectativa de inflación a dos años firmemente sobre la meta", agregó.

Y proyectó que "la TPM alcance niveles entre 9,5 y 10% en los próximos meses. Y la tasa permanecería a niveles elevados por un tiempo, a pesar de que el escenario de actividad se ve más desafiante hacia 2023, principalmente porque el choque inflacionario sería más persistente de lo anteriormente presupuestado".

En Santander estiman que en la próxima RPM de julio "habrá un alza adicional de 50 puntos base. Posteriormente, en la RPM de comienzos de septiembre, el Consejo tendrá a su disposición datos de inflación que ya podrían mostrar una moderación junto con antecedentes que den cuenta de un mayor deterioro de la actividad. Así, si bien hacen referencia en plural a futuras alzas, no es descartable que en septiembre deban pausar, con lo que una posible alza en la siguiente RPM de julio podría ser la última de este ciclo".

Mientras que Fernando Suarez, senior portfolio manager en Fintual, anticipa que "al cierre de 2022 la inflación se ubique en torno a niveles de 10%, en línea con lo publicado hoy por el Banco Central en su último IPoM. Para fin de año, en tanto, debiéramos empezar a ver una baja en la tendencia inflacionaria principalmente por la desaceleración de la economía local, y por cierta reducción en los precios globales de algunas materias primas".

La consultora británica Capital Economics apuntó en un comunicado que ante "la inflación persistente y los riesgos externos, esperamos que el Banco Central aplique un aumento menor de 50 puntos base en la próxima reunión en julio. Hemos anotado otros dos aumentos de 25 puntos base posteriormente, llevando la tasa a un máximo de 10% en este ciclo –el pronóstico anterior fue de 9,50%".

"La inflación superará el nivel de 11,0% durante los próximos meses, para luego finalizar este año en niveles de 9,1%. Así, consideramos que el Banco Central de Chile continuaría subiendo su tasa de política monetaria en sus próximas reuniones, donde estimamos se elevaría hasta un rango de 9,5% a 10%"

BICE Inversiones
"Aunque es probable que el Banco Central gire hacia recortes de tasas en 2023 a medida que la inflación retroceda, creemos que la tasa de política se mantendrá alta por más tiempo de lo que la mayoría anticipa", advirtió, estimando niveles de 7% recién para fines de 2023.

Banchile Inversiones revisó al alza su proyección de inflación para el presente año, luego de la publicación del dato de mayo, que llevó al IPC a su mayor nivel desde 1994.

En concreto, la firma elevó su estimación para diciembre de este año desde 8,8% a 10%. "La corrección al alza se explica porque parte de la sorpresa de mayo sería permanente y por el impacto de 0,2 puntos porcentuales que tendría la modificación del Mepco sobre el IPC", dijo la entidad.

En tanto, Inversiones Security prevé que "la variación interanual del IPC alcanzaría su peak en el tercer trimestre, finalizaría el año en torno a 10%, para comenzar a converger al techo del rango recién hacia mediados de 2023".

Asimismo, en línea con lo planteado en el reciente IPoM, pronostica que el Banco Central "decretaría un alza adicional de 50 puntos base en la TPM en su reunión de julio, el que sería el último ajuste de este ciclo, salvo que haya una nueva sorpresa inflacionaria".