El punto de encuentro de las Pymes chilenas

EMOLTV

Capilaridad en logística: ¿A qué se refiere este concepto?

Tiene relación con potenciar las ventas y a agilizar los procesos de entrega de productos, a través de una mayor presencia de centros de distribución en distintas zonas.

21 de Julio de 2022 | 12:16 | Por Valentina Hevia | Portal Pyme
imagen
Producto de la pandemia y del boom de las compras online, la logística ha sido todo un desafío para las empresas, sin importar su tamaño. Gestionar, organizar, armar y despachar son solo algunos pasos de toda la cadena, sin embargo, suelen ser parte importante para llegar al receptor final.

Actualmente, lo que más demandan los consumidores tiene que ver con la rapidez., mientras antes llegue el pedido, mejor será la experiencia de los clientes.

Por lo mismo, surge el concepto de capilaridad, que busca potenciar las ventas y a agilizar los procesos de entrega de productos a través de mayor presencia de centros de distribución a lo largo de distintas zonas urbanas o densamente pobladas, y de esa manera acotar los tiempos de espera de los clientes.

Para explicar este fenómeno, el cofundador de Kipp, startup dedicada al arriendo de bodegas y de mini bodegas, Salvador Barros, sostuvo que, “bajo las tendencias actuales, minimizar el tiempo de delivery ayuda a fidelizar a la clientela e incrementar el pool de compradores. Hoy el cliente prioriza el plazo de entrega en el proceso de compra mucho más que antes, la entrega rápida y oportuna se ha convertido en un estándar, más que un plus”.

Sin embargo, una de las problemáticas es que hay poca vacancia de estos bienes, es decir, no hay gran número de bodegas para poder almacenar productos en puntos estratégicos.

Según estimaciones de expertos en la materia, el mercado se empezó a desequilibrar después del estallido social. Antes de eso, un mercado sano contaba con vacancias que fluctuaban entre 5 y 7% de disponibilidad.

Al respecto, Barros indicó que “hoy en día, hay muchas personas con piezas desocupadas y con bodegas de departamentos a las cuales no se les da uso. Que la gente arriende esas habitaciones, no solo ayuda a darle solución al problema, sino que también genera más ingresos para quienes ponen el espacio a disposición”.