EMOLTV

Ministro Huepe apunta a que cierre de termoeléctricas en Chile "no sea más allá de 2030"

Como parte de la Agenda de Energía 2022-2026, el ministro sostuvo que comenzará el trabajo con la industrias del carbón para llevar adelante el proceso "sin afectar el suministro ni la seguridad del sistema eléctrico".

25 de Agosto de 2022 | 18:43 | Por Beatriz Mellado, Emol.
imagen
Aton
En el marco de la presentación de la Agenda de Energía 2022-2026, el ministro de Energía, Claudio Huepe, indicó que foco está en "mejorar la calidad de vida de las personas e impulsar acciones hacia una transición socio-ecológica justa"

El jefe de la cartera subrayó que un elemento esencial del cronograma del ministerio es "desarrollar una nueva industria, que es la del hidrógeno verde y llegar a todos los sectores de la población, mejorando la accesibilidad en la calidad de la energía para todos los chilenos".

No obstante, sostuvo que este año la gran prioridad ha estado en responder a las "exigencias producto de los costos del combustible y el impacto que tiene en la vida cotidiana de las personas", y que eso se ha tomado la programación los últimos meses.

Por otra parte, afirmó que "en los próximos años vamos a ir cerrando algunas de las termoeléctricas, y así avanzar en la salida del carbón". Respecto a los plazos apunta a que "no sea más allá del 2030".

"Para eso se requiere de un trabajo riguroso, técnico y profundo en el que estamos avanzando. Ahora vamos a empezar a trabajar con la industria para poder llevarlo adelante y que sea una realidad sin afectar el suministro ni la seguridad de nuestro sistema eléctrico", agregó Huepe.

Ejes de la Agenda de Energía 2022-2026

El documento presentado por el ministro de Energía detalló ocho ejes temáticos que se desarrollarán durante la actual administración, entre ellos se encuentra, el acceso equitativo a energía de calidad, también el fortalecimiento de una matriz energética limpia, y el desarrollo energético seguro y resiliente.

Asimismo, avanzar en una transición energética justa e infraestructura sustentable. Impulsar la descentralización energética y el empoderamiento ciudadano, democratización de la energía. También, potenciar la innovación y crecimiento económico inclusivo, y por último, modernizar la gestión pública.