EMOLTV

Indicaciones a reforma tributaria reducirán recaudación a 3,6% del PIB: Hacienda espera compensar con mayor inversión

El ministro Mario Marcel entregó detalles de las implicancias fiscales de los nuevos ajustes al proyecto, que, en su forma original, buscaba recolectar 4,1% del Producto.

14 de Septiembre de 2022 | 12:19 | Por Ignacia Munita C., Emol
imagen
El Mercurio
Políticas de incentivo a la inversión, cambios a la agenda antielusión y retrasar el aumento de cargas impositivas son parte de la batería de 27 indicaciones con las que se busca perfeccionar la reforma tributaria, y revertir la críticas que esta ha suscitado.

Medidas que por cierto, tendrán un efecto en la capacidad de recaudación del proyecto que, en su forma original, apuntaba a percibir 4,1 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) -unos US$12.000 millones en los próximos cuatro años-, con los que se buscaba financiar gran parte del programa de transformaciones que el Gobierno tiene en carpeta.

Así lo planteó el ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien concurrió este miércoles a la comisión del ramo de la Cámara para detallar las estimaciones preliminares del efecto que las modificaciones presentadas ayer tendrán sobre la meta esperada.

En su exposición, el jefe de las finanzas públicas reveló que las enmiendas que reducen los ingresos fiscales, como algunos incentivos y gastos aceptados, provocarán una merma de los ingresos proyectados de 0,5% del Producto una vez que la reforma comience a operar en su totalidad, equivalentes a US$1.700 millones. De esta forma, la recolección esperada se reduce desde 4,1% a 3,6% del PIB en régimen.

Lo anterior, quiere decir que el objetivo de 0,6% del PIB para 2023 se mantiene; pero se ajusta en cinco décimas en 2024, a 1,4% del PIB; en la misma magnitud en 2025, a 2,7% del PIB; y luego en seis puntos porcentuales a 3,5% en 2026. El régimen se concretaría, entonces, en 2027.

Con todo, Marcel prevé que dicha baja sea compensada por las mayores ganancias que se estiman dadas las nuevas medidas pro inversión que contemplan las indicaciones, así como por un menor gasto en intereses de parte del sector público.

"Hay dos factores que nos van a ayudar a compensar esta menor recaudación. Uno de ellos es el hecho de que, al tener estos incentivos a la inversión, esa mayor inversión va a permitir un mayor crecimiento, sobre todo en los años intermedios, 2023 y 2024, y eso nos va a ayudar más o menos en una décima del Producto", dijo Marcel.

Un segundo factor que mencionó tiene que ver con lo que ocurriría con el gasto en intereses. "¿Por qué tendríamos un menor gasto en intereses? porque básicamente, de acuerdo a lo que está siendo la ejecución presupuestaria de este año, más las proyecciones para los años siguientes sobre la base de las metas fiscales que se establecieron en el decreto de política fiscal, todo esto indica que hacia el 2026 vamos a tener una relación deuda PIB que no va a ser el techo del 45% con el que estábamos trabajando inicialmente, sino que va a ser más bien de 41%", apuntó.

Tras ello, sostuvo que esa diferencia entre 45 y 41% de la deuda, traducido en pago en intereses, equivale a US$1.200 millones, o 0,35% del Producto.

Frente a esto, el diputado y presidente de la comisión de Hacienda, Jaime Naranjo (PS), manifestó ciertos reparos, afirmando que dichas medidas compensatorias "no tienen nada que ver con la reforma", sino que más bien con el manejo responsable de las finanzas públicas este año. "La nuevas indicaciones significan que vamos a recaudar 0,5% menos del PIB (...), ese ahorro se podría haber hecho con o sin la reforma tributaria", manifestó.

Impacto en gasto social

Por otro lado, el ministro Marcel descartó que estos ajustes impacten el financiamiento del gasto social previsto con el proyecto de ley. Al respecto, dijo: "sobre el efecto de la menor recaudación producto de las indicaciones sobre los gastos, la respuesta que había dado es que, justamente, cuando uno ya va ver el gasto es donde estas compensaciones de las que hablé son relevantes, porque en el fondo eso es lo que va a permitir sostener el nivel de gasto".

"Lo que vamos a tener una composición un poco distinta, vamos a tener menos gastos en intereses, eso va a permitir complementar lo que provenga de la reforma tributaria", agregó.

En esa línea, resaltó que "obviamente, los órdenes de magnitud siguen siendo los que conocemos, pero que va a permitir que se siga financiando el aumento de la PGU, el sistema de cuidado, la reducción de listas de espera en los hospitales, la infraestructura educacional, todo eso sigue teniendo el financiamiento que se requería".

Se espera que el proyecto sea votado en general por la comisión de Hacienda el lunes 26 de septiembre.