EMOLTV

¿Cuotas de género en sociedades anónimas?: Parlamentarios se dividen ante proyecto que alista el Gobierno

La idea es garantizar que en todas estas empresas haya mujeres representadas en los directorios hasta alcanzar al menos un 40%.

20 de Septiembre de 2022 | 17:32 | Por Beatriz Mellado, Emol.
imagen
Aton
Un proyecto de ley que busca fijar cuotas de género obligatorio en los directorios de sociedades anónimas, es en el que está trabajando el el Ministerio de Economía.

Lo anterior, con el objetivo de atacar la baja participación de las mujeres en la toma de decisiones de las empresas, la cual hoy alcanza apenas el 12,7%, según un estudio del Ministerio de la Mujer realizado en 2021.

En ese sentido, la asesora legislativa del Ministerio de Economía, Beatriz Von Loebenstein, explicó a El Mercurio que se trata de un proyecto gradual para asegurar la participación de las mujeres.

Espera que a los tres años desde la entrada en vigencia de la ley, las empresas cuenten con al menos un 20% de mujeres en los directorio, y a los seis años, se exija que la participación femenina alcance el 40%. Asimismo, indicó que "queremos incorporar una sanción más leve para el período transitorio".

Si bien, el propósito es compartido de manera transversal por todo espectro político, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, la forma y los alcances del proyecto presenta diferencias entre los parlamentarios.

El diputado Daniel Manouchehri (PS), presidente de la comisión de Economía de la Cámara Baja, indicó que "poder equiparar la cancha entre hombres y mujeres es algo fundamental. Las mujeres deben participar de la toma de decisiones. Eso no solo debe aplicar en política, sino además en los lugares donde se toman decisiones relevantes, como en las sociedades anónimas".

"Esta idea va en la línea correcta. Espero que pueda prosperar y contar con el apoyo del Congreso. Más mujeres en espacios de poder es bueno para Chile", acotó.

Por su parte, el presidente de la comisión de Economía del Senado, José Miguel Durana (UDI), afirmó que "no estoy de acuerdo en promover la intervención del Estado en la conformación de los directorios de las empresas privadas, a través de una ley. En el ámbito privado, se deben generar los incentivos necesarios para promover las buenas prácticas empresariales, de forma tal que la paridad de género sea una realidad".

Si bien, comentó que "toda medida o norma que como sociedad podamos adoptar para que la paridad de género deje de ser una excepción y sea de común aplicación, siempre será bienvenida", opinó que "cualquier forma que implique la intervención del Gobierno de turno en la administración de las empresas privadas debe ser vista con mucho cuidado, puesto que la libertad en el desarrollo económico es un principio que debemos resguardar".

Las diferentes posturas también se dejaron ver al interior de la comisión de Economía de la Cámara de Diputados, discrepancias que podrían dificultar la tramitación del proyecto que busca impulsar el Ejecutivo.

El diputado Miguel Ángel Calisto (DC), afirmó tajantemente que "la paridad llegó para quedarse y soy un partidario de no retroceder en este tema". Sin embargo, es partidario de "enfocar primero en las empresas y organismos del Estado antes que dar el salto y pensar en el mundo privado. Aún tenemos mucha desigualdad de género en los propios engranajes que conforman el aparato público".

Además, señaló que "pensar en una sanción para la empresa que no cumpla con esta futura normativa no me parece lo adecuado, independiente que exista gradualidad. Yo lo plantearía como un incentivo para que las empresas vayan cambiando su forma de operar en nuestro país y les den espacio a las mujeres, más que una sanción por no cumplir con la normativa", y en esa línea, indicó que "tal como está planteada la iniciativa, veo difícil su tramitación si se mantiene como una imposición hacia el mundo privado".

El diputado Alejandro Bernales (PL), demostró una mayor adherencia al proyecto, e indicó que "este es un debate que comenzó con fuerza en el periodo parlamentario anterior". Sostuvo que en la comisión de Economía, en general, hay consenso de avanzar en esta línea. Asimismo, según su punto de vista, "desde el mundo empresarial hay buena disposición y me imagino que será mejor con una aplicación gradual".

Por su parte, los miembros de la comisión de Economía de la bancada de Renovación Nacional postulan que no es necesario un proyecto de ley para llevar a cabo la propuesta y que hay maneras más "eficientes y ejecutivas" para avanzar en las cuotas de género en el sector privado.

En esa línea, el diputado Miguel Mellado (RN), afirmó que "creo que el Gobiernos se está subiendo a un carro que se está hablando. Esta cuota de género obligatoria que hablan ellos de los directorios de algunas sociedades anónimas, espero que abiertas. Se está trabajando en Chile con la Comisión de Mercado Financiero (CMF). Creo que deberían datearse ahí porque eso es mucho más rápido que un proyecto de ley, que incluso podría rechazarse. En la CMF tiene que modificar solo una norma; esa modificación es administrativa, segura e inmediata, entonces no tiene que pasar por un proceso legislativo que a veces es engorroso y se entrampa".

Así también lo cree la diputada Sofía Cid (RN), quien reforzó que "a través de la CMF se pueden hacer modificaciones a la norma y establecer ciertas cuotas en los directorios y en los cargos más altos. Pero también siento que el sector privado ya lo está haciendo, creo que las mujeres formamos parte importante de la sociedad y nos hemos ido empoderando".