EMOLTV

Presidenta de AFPs defiende sistema de pensiones actual en medio de debate previsional pero asegura: "Requiere ajustes"

Por otro lado, Alejandra Cox dijo que “la nueva PGU, con su expansión en cobertura y monto de beneficio, fortaleció la suficiencia del sistema para todos los niveles de pensiones”.

27 de Octubre de 2022 | 10:12 | Redactado por Beatriz Mellado, Emol.
imagen
El Mercurio
Alejandra Cox, economista y presidenta de la Asociación de AFP de Chile, volvió a cuestionar el proyecto de reforma de pensiones que impulsará el Ejecutivo. Si bien, aún no se ha dado a conocer el detalle del texto, varios ministros han dejado entrever alguno de los ejes más relevantes.

Asimismo, explicó el alcance e impacto que ha tenido la Pensión Garantizada Universal (PGU) durante los últimos meses de implementación.

En esa línea, Cox, en una columna publicada por El Mercurio, señaló que "la ministra del Trabajo, justificando el proyecto de reforma previsional que el Gobierno ha anunciado, sostiene que 'el sistema de AFP ya fracasó a efectos de pagar buenas pensiones… por eso necesitamos traer a Chile los sistemas mixtos'".

Sin embargo, explicó que "lo que la ministra no quiere reconocer es que Chile ya tiene un sistema mixto que combina cuentas de ahorro individual con cuentas de ahorro individual con una Pensión Garantizada Universal (PGU), financiada con impuestos generales".

Asimismo, detalló que el "este sistema está en el lugar 16 en el ranking Mercer de 2021, cerca de Canadá (lugar12) y Nueva Zelandia (lugar 15). Chile está en una mejor posición que EE.UU. y Uruguay (lugares 19 y 20 respectivamente). El sistema de pensiones de Chile recibe buena evaluación por su sostenibilidad e integridad, pero pierde terreno en el nivel de suficiencia".

"Esto significa que el sistema chileno está bien diseñado, con buenas propiedades, pero requiere ajustes y particularmente requiere cambios para aumentar los beneficios de pensión", agregó.

Cox afirmó que "dada la estructura del sistema, las pensiones aumentan por la vía de mejoras al pilar solidario, algo que se implementó a principios de este año, con la introducción de la Pensión Garantizada Universal (PGU), o por la vía de cambios al pilar contributivo obligatorio, lo cual es parte de la propuesta de reforma que se anunciará en pocas semanas".

"La nueva PGU, con su expansión en cobertura y monto de beneficio, fortaleció la suficiencia del sistema para todos los niveles de pensiones. Los adultos de 65 años y más que cumplan con el requisito de residencia y no estén en el 10% más rico de la población califican para el beneficio", sostuvo.

Asimismo, añadió que "el efecto de este nuevo pilar solidario en las pensiones es muy significativo, especialmente para los pensionados que no recibían ayuda estatal bajo el esquema anterior. Como el propio gobierno declaró con la PGU los segmentos más pobres tienen tasas de reemplazo superiores al 100%".

"El pilar contributivo obligatorio es capaz de entregar buenos beneficios en la medida en que las personas hagan las cotizaciones obligatorias, ya sea a través de sus empleadores, si son dependientes, o a través de su declaración de impuestos, si son independientes. La subdeclaración de ingresos o la falta de cumplimiento con esta obligación, se transforma en menos ahorros, y bajas pensiones. Este incumplimiento es posible en todo sistema contributivo, ya sea de ahorro individual o de ahorro colectivo. En ambos casos, los beneficios de pensión aumentan con la continuidad de los contribuyentes en ingresar las cotizaciones obligatorias, y la disminución de las llamadas `lagunas contributivas´", dijo.

La presidenta de la Asociación de AFP, en el mismo escrito señaló que "el Gobierno anuncia que aumentará la cotización obligatoria en seis puntos, que esta será de cargo del empleador, y que estos aportes se sumarán a un ahorro colectivo que será manejado por un organismo estatal. Los afiliados recibirán un crédito por estos aportes, el cual se convertirá en un derecho a renta vitalicia".

"Los detalles los veremos con la propuesta de reforma. Sin embargo, la capacidad de este mecanismo de entregar mejoras en pensiones también descansa en el cumplimiento de la obligación de contribuir. Cabe preguntarse si no es prioritario que nos encarguemos de hacer cumplir las obligaciones de los empleadores y trabajadores independientes antes de intentar darle más peso a la obligación que hoy es ignorada con tanta frecuencia", agregó.

"La forma sigue a la función, es un principio de diseño asociado a la arquitectura del siglo XX. Si sabemos qué es lo que no funciona en nuestro sistema, debemos poner el foco en ello para lograr mejoras. De otra forma no es posible cumplir con promesas de mejores pensiones. No avanzamos imaginando un sistema distinto que nos lleve a los mismos problemas", finalizó.